“En segunda división se juega más brusco”

Los protagonistas de la pelea en el Simeón Magaña hablaron del percance y esto confesaron.
Enlace copiado
“En segunda división se juega más brusco”

“En segunda división se juega más brusco”

“En segunda división se juega más brusco”

“En segunda división se juega más brusco”

“En segunda división se juega más brusco”

“En segunda división se juega más brusco”

Enlace copiado

Ramón Martínez de Paz fue uno de los protagonistas de la trifulca que se armó en el estadio Simeón Magaña de Ahuchapan, en el encuentro donde el 11 Municipal derrotó por 2-1 al Independiente de San Vicente, correspondiente a las semifinales de la segunda división profesional.

Martínez analizó las circunstancias y lamentó que todo haya terminado en violencia; mientras que el técnico canario, Juan Andrés Sarulyte prefiere pasar la página y aboga porque el fútbol reine en el juego de vuelta, en San Vicente.

Mediacenter: "Este es el video de lo que sucedió en el Simeón Magaña".

El defensor vicentino admitió que una acción suya terminó en falta, pero nunca espero que todo se saliera de control. Aseguró que el árbitro Edenilson Ventura Santos fue muy "permisivo".

"Fue una jugada de esas muchas que hay en el fútbol, es normal que al quedar trabado uno quiera dar o le den alguna patada o golpe, pero no era para terminar así como terminó. Reconozco que llegué tarde al balón e impacte con Guerrero, los dos salimos quejándonos y tendidos en el suelo, pero luego alguien me pegó una patada en la espalda y eso provocó que uno de mis compañeros le pegará otra patada a él en la espalda, que es la agresión que anda enseñando. Él (Guerrero) dice que yo le mordí, situación que no fue así, le dieron una patada y eso aumentó el incidente", explicó Martínez de Paz.

El jugador del Independiente, asegurá que pensó que todo se había calmado con la expulsión de Guerrero y pensó que iban a expulsar a quién le había dado la patada al canario; sin embargo, salió de sí a ver que el expulsado fue él.

"Yo iba en la camilla y al llegar a la línea vi que el árbitro me mostró la roja, no pude evitar el enojo y le reclame diciéndole que era un cagón porque había permitido que el juego se le saliera de las manos y terminar expulsándome a mi cuando yo no fui quien agredió a Guerrero. Reaccioné muy enojado por su actuación. Quizá vio algo extra, pero yo no estuve involucrado", comentó.

Pese a todo el incidente, Martínez de Paz considerá que el trabajo solo se empaño por lo acontecido. "Él (Edenilson Ventura) es un buen árbitro, pero en segunda división el nivel de juego es más brusco, muy distinto a jugar en primera división. Hay más garra que técnica, aunque nosotros con la llegada del profesor Alonso intentamos jugar con el balón al piso y no al pelotazo. Pero cuando a vos te pitan mal y se ve que las cosas van por otro lado, venís y reaccionás diferente, más cuando te estás disputando algo, en este caso el pase a la final", subrrayó.

Previo a dejar el terreno de juego, el defensor vicentino se cruzó en el camino con el referi. "Le dije que me perdonará por lo sucedido, que todo se salió todo de control, le dije que no me tenía que expulsar a mi y que en eso sí se equivocó. Él respondío que no había problema", dijo.

"ES UN JUEGO DE FÚTBOL, NO LA GUERRA"

Por su parte, el técnico del 11 Municipal, el argentino Juan Andrés Sarulyte, lamentó que todo haya desembocado en violencia.

"Nosotros no lo buscamos, queríamos jugar, la fatalidad vino de esa manera, todo se puso confuso, pero yo quería claridad. Lo bueno es que el juego se filmó y quedó registrado cómo sucedieron las acciones. Lo lamentó por el árbitro, él no se merecía que le hicieran eso los jugadores, que haya quedado acorralado eso es de cobardes, por eso uno nunca debe incitar a la gente con gestos o acciones porque todo se puede salir de control. No se puede hacer señas que un juego ha sido comprado o vendido porque si no se tienen la pruebas se complica todo", comentó Sarulyte.

El técnico argentino deberá reordenar su esquema táctico para salir y buscar los tres puntos en San Vicente. "Es paradógico que te echen después de haber anotado un golazo, pero son situaciones que se dieron y terminó siendo un juego bastante accidentado, si tengo suficientes jugadores no me afecta, pero ha costado mucho armar un equipos y ya veremos cómo salimos. De igual manera vamos a salir a buscar los puntos. Si llega el empate, bien, pero la intención es ir a casa de ellos y jugar como sabemos hacerlo", detalló.

También tiene una opinión sobre el feudo de los vicentinos. "La cancha de ellos es muy complicada, principalmente por la pasión de su afición, solo espero que la dirigencia haga un buen trabajo de incentivar a la no violencia. En nuestro estadio (Simeón Magaña) la gente no se mete dentro del estadio, no promovemos violencia, hay que tener cuidado con los términos que se ocupan, espero que la dirigencia prevea ese tipo de cosas. Decirle a la gente que es un partido, no una guerra", enfatizó.

Tags:

  • segunda division
  • once municipal
  • independiente

Lee también

Comentarios