Empresa dueña de los derechos televisivos de selección salvadoreña reconoce que pagó sobornos

Imagina Group, la empresa con la que el fútbol salvadoreño mantiene tratos, reconoció que pagará $25 millones de dólares para evitar cargos criminales. Parte de ese dinero será para la FESFUT.
Enlace copiado
Empresa dueña de los derechos televisivos de selección salvadoreña reconoce que pagó sobornos

Empresa dueña de los derechos televisivos de selección salvadoreña reconoce que pagó sobornos

Enlace copiado

Por la comisión del delito de fraude contra las mismas federaciones de fútbol a las que debía llevar negocio y no saqueárselo pagando sobornos a sus dirigentes, la empresa floridana Imagina Group, una propiedad de la española MediaPro, pagará multas por 25 millones de dólares. De ese total, 565 mil dólares serán para la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT).

Imagina Group reconoció que entre 2008 y 2015, sus ejecutivos, el brasileño Fabio Tordín y el español Roger Huguet, sobornaron a dirigentes de cuatro países centroamericanos a cambio de que les vendieran los derechos de transmisión de partidos eliminatorios, para sumar un total de 15 diferentes contratos.

Bajo los términos de su acuerdo con la justicia, Imagina pagará $3 millones de dólares a la Unión de Fútbol del Caribe, $1.7 millones a la Federación de Honduras, $790 mil dólares a la federación de Guatemala, $600 mil dólares a la de Costa Rica, y la cifra apuntada a la de nuestro país. Asimismo, cancelará una multa criminal de $12 millones 883 mil dólares, y se le decomisarán $5 millones de dólares de las ganancias que le dejaron esas actividades.

Curiosamente, la FESFUT no es sólo una de las víctimas de las prácticas mafiosas de los ex ejecutivos de Imagina Group; también sigue siendo su cliente, luego que el comité ejecutivo de Jorge Rajo firmara un nuevo contrato con ellos hace apenas tres meses y medio.

Los términos de ese nuevo contrato no han sido facilitados por el comité de la FESFUT. Un periodista de Grupo LPG sostiene actualmente un proceso contra la entidad en el Instituto de Acceso a la Información Pública por este tema. 

El vocero no oficial de la federación, el también dirigente Hugo Carrillo sostuvo en un encuentro con diputados hace un mes que no podía revelar los términos de ese contrato por la existencia de claúsulas de confidencialidad que podían culminar en multas contra la institución.

"LA INVESTIGACIÓN"
"Hicimos la investigación sobre Imagina antes de establecer este convenio. En internet usted se puede dar cuenta de lo grande que es esta empresa", apuntaba Hugo Carrillo, el vocero y ejecutivo de la Federación Salvadoreña de Fútbol, luego de que el comité al que pertenece firmara un negocio con Imagina Group, el 2 de abril de 2018.

El negocio era la venta de derechos de transmisión de los juegos de El Salvador en la eliminatoria mundialista hacia Catar 2022, decisión que el comité que preside Jorge Rajo tomó de modo anticipado, pues esa decisión le correspondía a las autoridades que apenas se elegirán en agosto de este año.

Lo más difícil de entender no era empero la celeridad de la decisión o siquiera que Rajo y sus colegas estuvieran desdiciéndose ya que al inicio de su mandato prometieron no repetir el error que cometieron sus antecesores, firmando derechos cuando eso sería competencia de las autoridades entrantes. Lo difícil era comprender por qué relacionaban de nuevo a la institución con una firma que corrompió a por lo menos cuatro dirigentes salvadoreños, uno de ellos, Reynaldo Vásquez, actualmente reclamado por la justicia estadounidense.

La identidad de otros tres dirigentes cuscatlecos que habrían incurrido en delitos perseguidos por el sistema judicial norteamericano aún no ha sido precisada.

Entre 2015 y 2017, cuestionados sobre las acusaciones que pesaban sobre Fabio Tordín y Roger Huguet, los propietarios de la empresa negaron haber incurrido en prácticas mafiosas en su relación con los federativos de prácticamente toda Centroamérica. Todavía esa mañana del 2 de abril, la presidenta de Imagina, Irantzu Diez, aducía que todo estaba en orden: "Tenemos un gran conocimiento del mundo del fútbol. Los hemos convencido de que la apuesta de nosotros era la mejor para trabajar con la FESFUT".

Pero ayer, en un comunicado y luego de meses de negociación con la oficina del Fiscal de Estados Unidos, la empresa no sólo reconoció por primera vez de modo público su culpabilidad, sino que un tercero de sus más altos ejecutivos, cuya identidad permanece en el anonimato, también habría conspirado criminalmente.


 

Tags:

  • Imagina Group
  • MediaPro
  • Sobornos
  • FESFUT
  • Fraude
  • Jorge Rajo
  • Hugo Carrillo

Lee también

Comentarios