"El fútbol de juego corto de El Salvador se me daba a mí"

Periodista de profesión y conocedor de las ciencias políticas, el exseleccionado hondureño en eliminatorias mundialistas, Christian Santamaría, recordó su paso por el fútbol de El Salvador en Limeño  y Águila.

Enlace copiado

"El fútbol de juego corto de El Salvador se me daba a mí"

Enlace copiado

En 2005, en aquel Limeño que pendía de un hilo en su permanencia en primera división, Christian Reynieri Santamaría, exseleccionado hondureño y exdiputado del congreso de ese país, hizo su primer periplo en el balompié cuscatleco.

Por ese buen paso anterior por Millonarios de Colombia, el Celaya mexicano y el Cartaginés tico al volante catracho le alcanzó con su buen pie para ser uno de los titulares indiscutibles en el equipo que dirigió el paraguayo Nelson Brizuela.

Santamaría todavía tenía fútbol para dar y así lo hizo notar con los de Santa Rosa de Lima. Pero no fue tan fácil, porque en el mapa también estaba la amenaza del descenso, porque el Apertura 2004 había sido para el olvido para los mantequeros (sotaneros con seis puntos y a 13 de distancia del penúltimo) Limeño borró ese traspié de la competencia del Apertura con un buen suceso en el Clausura 2005, pero solo le alcanzó para llegar a postemporada, porque luego perdería su plaza en liga de privilegio, en repesca, ante el extinto Nacional 1906.  

"Con Limeño, la cuestión era salvarlo del descenso. Me hicieron una oferta en Limeño y acepté. Al final perdimos la categoría debido a una lata de bebida que lanzó un aficionado a uno de los árbitros asistentes. Le impactó en la cabeza a ese réferi y se tuvo que parar el juego. La dirigencia de Limeño no hizo mucha presión, porque creía que se iba a ganar fácil el partido de vuelta del repechaje, que era de visita " indicó, en charla con EL GRÁFICO, el contemporáneo con Amando "Lobo" Guevara, Carlos Pavón y otros de renombre en tierras hondureñas.

Segunda parte

En 2005, luego de no poder dejar a Limeño en primera, Santamaría debió volver a Honduras. Pero un año después regresó para tallarse la elástica de Águila. Fue solo para dos torneos. Era otra realidad para el catracho, porque se halló en un Águila que venía de ser campeón en el Clausura 2006, de la mano del serbio Vladan Vicevic. 

"Pero las dos etapas las disfruté bastante. Desde niños, veíamos que a El Salvador le gustaba jugar en corto, el juego similar al que hacía la selección de Brasil. Ese fútbol se me daba a mí. Yo solo le agregaba un poco más de potencia y fuerza y con eso sacaba diferencia. Jugué bien con compañeros que sabían  desempeñarse en un  campeonato que no era tan brusco como en Honduras. Después de ese paso por Águila me retiré. Los rivales en El Salvador no son tan bruscos como uno los encuentra en Honduras", dijo el exjugador de la H.

Águila iba a ser el último capítulo en la carrera de Santamaría, quien luego incursionaría en el periodismo deportivo, su carrera académica, y la política. En el periodo legislativo anterior logró un curul en el congreso hondureño, pero también sigue en el tema de los análisis deportivos.   

"Actualmente estoy en política. Estamos colaborando con una Alcaldía en la ciudad de La Ceiba. También estoy como comentarista deportivo. Soy periodista de profesión. He trabajado varios años como analista deportivo. Vivo ahora en la parte norte de Honduras, en La Ceiba. Estuve de diputado en el periodo anterior. Ahora también estamos buscando otra diputación", dijo el exmediocampista de Águila y Limeño.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines