El legado de Ronaldinho al fútbol

El brasileño Ronaldinho fue el detonante de la época dorada del Barcelona y mentor de Lionel Messi con la camiseta del club catalán.
 
Enlace copiado
El legado de Ronaldinho al fútbol

El legado de Ronaldinho al fútbol

Enlace copiado

Su sonrisa era famosa, así como la magia de la que era capaz con la pelota a sus pies: el brasileño Ronaldinho fue el detonante de la época dorada del Barcelona y mentor de Lionel Messi con la camiseta del club catalán.
"La sonrisa del fútbol. La magia del Camp Nou", lo celebró el Barcelona después de que su hermano y representante, Roberto de Assis Moreira, anunciara en la noche del martes el retiro de "Dinho" a sus 37 años, una formalidad, ya que el astro no jugaba un partido oficial desde 2015.


El Barcelona fue el club de su carrera, pese al amargo final tras cinco años de una relación apasionada. La llegada del mediapunta Ronaldinho Gaúcho en 2003 marcó el inicio de la era más exitosa del Barcelona y fue su salida en 2008, paradójicamente, la que despejó el camino para la consagración de Messi y el ascenso definitivo del equipo bajo la batuta de Josep Guardiola.

 

En Barcelona así se acuerdan de Ronaldinho ������

Una publicación compartida de El Gráfico (@elgraficionado) el

Con el club catalán Ronaldinho ganó la Champions League en 2006 y dos Ligas españolas (2004-2005 y 2005-2006). Su marca eran su juego alegre y exuberante y su habilidad para desquiciar a sus rivales, así como su pelo largo rizado, su celebración de surfero estirando los pulgares y los meñiques y, sobre todo, su sonrisa.
"Ronaldinho fue uno de los pioneros en cuanto a aportar alegría y disfrutar del fútbol en una época de no alegría para este club", lo celebraba en 2017 el entonces técnico azulgrana, Luis Enrique.


En el campo "Dinho" impulsó también a un jovencísimo Messi cuando éste empezaba a deslumbrar. "La Pulga" corría a celebrar sus tantos con él, como en el primer gol del argentino en la Liga, sellado con una imagen muy simbólica: Ronaldinho lo subió en su espalda en el Camp Nou después de que Messi le marcara al Albacete.
"Ese día empezó una nueva historia del fútbol. El primer gol de Leo llegó a pase mío y eso me encanta", recordó años después Ronaldinho. "Ahí venía el monstruo, ahí empezó todo".
Pese a que era idolatrado por actuaciones legendarias como en el 3-0 del Barcelona en casa del Real Madrid en noviembre de 2005, la estrella de Ronaldinho se fue apagando en su etapa final en España por su bajo rendimiento en el campo y su vida disipada fuera de él.


Las noticias de su deterioro físico iban a la par de las de sus fiestas en las playas y sus salidas nocturnas. Ronaldinho seguía bailando samba, pero ya no en las canchas.


Tras su llegada al banquillo, Guardiola anunció que no contaba con él para la reestructuración del equipo, haciéndolos responsables al portugués Deco y a él de la falta de tensión deportiva en la plantilla.
Ronaldinho mostró su genialidad durante los siguientes tres años en el Milan, pero también en el club "rossonero" lo acompañó la fama de amante excesivo del baile y de la noche.

RECORRIDO EN MUNDIALES


En los Mundiales dejó su huella en Japón y Corea 2002, donde se proclamó campeón como parte del poderoso trío atacante "verdeamarelo" al lado del "Fenómeno" Ronaldo y de Rivaldo. El golazo de tiro libre que le marcó a David Seaman para eliminar a Inglaterra (2-1) en los cuartos de final está en los anales del fútbol.
En Alemania 2006, en cambio, en la época de su mayor esplendor, no consiguió cumplir las expectativas como líder de la "canarinha".


Ronaldinho volvió en 2011 a Brasil para enfundarse las camisetas del Flamengo, el Atlético Mineiro y el Fluminense, con un breve paso por el Querétaro de México en 2014-2015. Con el "Flu" jugó su último partido en 2015. Su exitosa carrera había empezado 17 años atrás en el Gremio de su ciudad natal, Porto Alegre en el sur de Brasil.


Ronaldinho vive desde hace tiempo como un jubilado del balompié profesional, luciéndose con la pelota en las playas de Río o en partidos de exhibición.


Y tampoco se ha mantenido lejos de las controversias en su retiro: a muchos de sus compatriotas no les gustaron en los últimos tiempos las visitas del "Gaúcho" a Chechenia y sus fotografías al lado del líder checheno Ramzan Kadyrov, acusado de perseguir a homosexuales.


Ronaldo de Assis Moreira, según su nombre real, pasó a la historia como otro de los grandes genios del fútbol brasileño, aunque en su caso quedó también la sensación de que pudo haber sido más.


Fue Balón de Oro en 2005, dos veces mejor jugador del mundo de la FIFA (2004 y 2005) y campeón del mundo en 2002. También ganó la Copa Libertadores con el Mineiro en 2013, entre otros títulos. Y fue la sonrisa del Barcelona antes de la explosión de Messi.

Tags:

Lee también

Comentarios