El estadio Quiteño, infranqueable en este Clausura 2018

El FAS no pierde en casa desde el clásico nacional en febrero. El Audaz nunca ha salido vivo de Santa Ana pero este domingo solo le sirve ganar. 
Enlace copiado
El estadio Quiteño, infranqueable en este Clausura 2018

El estadio Quiteño, infranqueable en este Clausura 2018

Enlace copiado

La cueva del tigre se ha vuelto un fortín para el FAS, ligando seis partidos consecutivos sin derrotas en el estadio Óscar Alberto Quiteño. La racha sería mayor si la directiva no se hubiese llevado el juego contra Chalatenango al estadio Cuscatlán (2-0 a favor, el 21 de marzo).

Ese equilibrio de resultados más la garantía de contar en sus filas con el Hombre GOL de EL GRÁFICO, Luis Perea (14 goles en fase regular) y sus socios en la labor ofensiva como Irvin Herrera, Guillermo Stradella y Raúl Renderos le han dado seguridad en el campo de juego.

Pero sus estadísticas pueden quedar en el olvido si el Audaz le arruina la fiesta. Y como en el fútbol nada está escrito quedan 90 minutos para conocer qué equipo tiene más méritos para avanzar a semifinales.

LA BALANZA, A FAVOR DEL TIGRE
Por lógica el favoritismo recae sobre un FAS que sacó un buen resultado el martes en San Vicente (1-1), añadiéndole un ingrediente extra, los coyotes han perdido en sus dos visitas al Quiteño (2-1 y 4-1).

El Audaz no tiene nada que perder en esta instancia. Hasta hace unas semanas atrás no era previsible su clasificación porque tenía la soga al cuello del descenso pero reaccionó justo cuando se destapó la polémica de un ofrecimiento ilícito anónimo para que, por $25 mil dólares, perdiera sus últimos juegos de fase regular.

Contrario a eso, el equipo vicentino afianzó 10 de 15 puntos posibles y se coló en la fiesta. El Audaz ya sabe qué es ganarle a FAS y fue significativo porque se trató de su primer triunfo en la Primera División, durante la tercera jornada del Apertura 2017 (1-0 con gol de Daley Mena a los 20 minutos el 13 de agosto, en San Vicente).

Pero los coyoteros tienen un talón de Aquiles. Cuando salen de su cancha tienen dificultades para ganar. En su primera temporada (2017-2018) han ganado tres veces, empataron en cuatro oportunidades y han sufrido 15 derrotas. Eso sí, en el Clausura 2018 registraron dos de esas tres victorias.

Tags:

Lee también

Comentarios