El State Farm: estadio techado; cancha al sol

El Salvador jugará el sábado sobre pasto natural que se cuida fuera de su edificio y luego se lleva bajo techo para el partido.

Enlace copiado
Estadio State Farm en Glendale, Arizona. / Foto: cortesía Copa Oro (@goldcup)

Estadio State Farm en Glendale, Arizona. / Foto: cortesía Copa Oro (@goldcup)

Enlace copiado

El estadio State Farm es un monstruo. Visto desde fuera, luce como nave espacial. Y de cerca es más imponente. Su superficie es plateada y brilla en exceso con el sol de 42 grados centígrados de la ciudad de Glendale, Arizona, a media hora en auto desde Phoenix.

Ahí jugará la selección de El Salvador este sábado contra Catar en los cuartos de final de la Copa Oro de la CONCACAF, en una doble jornada que también incluye el choque entre México y Honduras. Estos equipos llegan a Arizona recién al final de la semana, pues no les convenía entrenarse aquí; la burbuja de esta cancha recién estará disponible el viernes para el reconocimiento de cancha.

El State Farm es una guarida ideal para climas inhóspitos. Es techado y otorga una capa de aire fresco para sus visitantes y los atletas que correrán en la cancha. No deben soportar el vapor desértico de Arizona ni las lluvias ni los vientos fuertes que azotaron esta región durante la semana.

También tiene una fórmula para cuidar su césped natural. Éste no pasa sus días bajo techo, sino al aire libre, con rayos solares y permanente riego. El sábado, esta cancha será colocada dentro del estadio y ahí se jugará fútbol como debe ser: sobre tierra y césped.

HISTORIA

El State Farm es un estadio moderno, fundado en 2006, con 63,400 asientos disponibles, a un costo de $455 millones de dólares. Se pagó en su mayoría con fondos municipales, pero también participaron los Cardinals, equipo de la NFL, cuyos logos se ven alrededor de la fachada.

Este escenario es famoso por diversos eventos deportivos realizados entre sus paredes, desde las Copas Oro 2009, 2015, 20017, 2019 y 2021, la Copa América Centenario de 2016 y grandes partidos del fútbol americano universitario, como el tradicional Fiesta Bowl.

Es además una construcción que se presta para otros deportes, como la lucha libre. En 2010, ahí se celebró el Wrestlemania XXVI. Además, sus paredes fueron testigos de conciertos masivos para grupos como los Rolling Stones, U2, Guns N’Roses, Metallica y Beyoncé.

Dos partidos sobresalen entre tantos, ambas finales de la NFL. Uno fue el Super Bowl de 2008, uno de los mejores de la historia, cuando los Patrios de Tom Brady y Bill Belichick eran megafavoritos para ser campeones invictos y llegaron sin derrota al partido por el título. Iban ganando 14-10 a los Giants en los últimos minutos hasta que el mariscal Eli Manning realizó un pase mágico, el receptor David Tyree atrapó la pelota entre su mano y su casco, y propiciaron el touchdown ganador para celebrar un épico triunfo 17-14.

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines