El Barcelona pierde un gran emblema

Quedó en evidencia luego de las últimas actuaciones de la selección española. Acá los detalles.
 

Enlace copiado
El Barcelona pierde un gran emblema

El Barcelona pierde un gran emblema

Enlace copiado

Si hacía falta alguna evidencia, los últimos partidos de la selección española pusieron de relieve la pérdida de un gran emblema para el Barcelona: el valor sentimental y futbolístico de su cantera.

Son malos tiempos para La Masía, el lugar donde el club azulgrana intenta producir estrellas. Qué atrás quedan aquellos años gloriosos en los que el Camp Nou se identificaba plenamente con un equipo lleno de muchachos formados en sus divisiones inferiores. Era todo un signo de identidad del que presumir.

El partido internacional del martes expuso una dura realidad para el seguidor barcelonista. La selección española goleó 6-0 a Croacia con un equipo que en la segunda parte no contó con un solo futbolista azulgrana, algo que no sucedía desde 2006.

En 2013, el equipo nacional que entonces entrenaba Vicente del Bosque jugó un amistoso ante Uruguay con nueve futbolistas del Barcelona. Y pudo ser uno más, pues Xavi Hernández estaba lesionado. 

Un año antes, el 25 de noviembre de 2012 y con el fallecido Tito Vilanova en el banquillo, el Barcelona logró un histórico hito cuando alineó un once formado íntegramente por futbolistas de la cantera en el triunfo 4-0 en campo del Levante: Víctor Valdés; Martín Montoya, Gerard Piqué, Carles Puyol, Jordi Alba; Xavi, Sergio Busquets, Cesc Fábregas; Pedro, Lionel Messi y Andrés Iniesta.

Y fue cinco años después, la pasada temporada, cuando el Barcelona actuó por primera vez en 16 años en la Liga española con un once sin jugadores formados en la casa. Aquello constituyó la constatación de un tránsito que ahora, con lo ocurrido en la selección española, reaviva el debate sentimental entre los hinchas azulgranas.

El Barcelona jugará el sábado ante la Real Sociedad un nuevo partido de la Liga española en un choque que podría ofrecer otro detalle del viaje en el que anda sumido este Barcelona sin chicos de la cantera. En un choque que sigue a las fechas FIFA, las rotaciones parecen exigidas y el técnico azulgrana, Ernesto Valverde, podría alinear a sus cuatro incorporaciones: Clement Lenglet, Arturo Vidal, Arthur y Malcom. Todos ellos traídos desde más allá de La Masía.

Mientras, el actual entrenador del Manchester City, Josep Guardiola, añadió más interés al debate al manifestar a la cadena Movistar TV: "Acabaré otra vez donde empecé, mis últimos pasos serán en la cantera. Ojalá sea en la del Barça".
Durante su brillante etapa como técnico del Barcelona, Guardiola impregnó de justificado orgullo a su hinchada al apostar decisivamente por los jugadores formados en una cantera que por entonces daba extraordinarios futbolistas sin parar. Y con ellos se vivió la época más gloriosa del Barcelona.

Guardiola fue un hombre de Joan Laporta, el presidente "derrocado" por la actual directiva de Josep María Bartomeu. Aunque no expresamente, su deseo a medio plazo de trabajar en la cantera del Barcelona desvelaría también una crítica implícita a la actual forma de trabajar en un club que prácticamente despidió a todos los artífices originales de aquellos éxitos en La Masía.

Ahora el Barcelona es un club más, como muchos otros, una entidad que ficha a golpe de millones cuando no tiene en casa lo que necesita. Y eso no lo lo convierte en perdedor, ni mucho menos. Así, la pasada temporada, con un equipo ya nutrido de futbolistas extranjeros, conquistó un brillante doblete con Liga española y Copa del Rey. Otra cosa es que gane sin la esencia que tanto orgullo provocó entre sus hinchas más románticos.
 

Tags:

  • Barcelona
  • La Masía
  • Liga española
  • Selección de España

Lee también

Comentarios