Duelo de altura entre un Real Madrid diezmado y un Sevilla ilusionado

El club madridista no quiere regalar más puntos en casa, pero el Sevilla también quiere estar en la lista de los clubes que suman en el Bernabéu.
Enlace copiado
Real Madrid y Sevilla dirimen un duelo de altura en el Bernabéu entre dos equipos igualados a puntos y en la pelea por escalar puestos en la tabla.

Real Madrid y Sevilla dirimen un duelo de altura en el Bernabéu entre dos equipos igualados a puntos y en la pelea por escalar puestos en la tabla.

Enlace copiado
Igualados a 28 puntos en la clasificación y con dinámicas ligeramente diferenciadas, Real Madrid y Sevilla chocarán este sábado en el Estadio Santiago Bernabéu en el duelo estrella de la decimoquinta fecha de la Liga española de fútbol.
 
El vigente y tocado campeón español buscará ante el ascendente Sevilla una victoria que aplaque la crítica a su poco convincente juego y presione al Barcelona, luego de desperdiciar en la pasada fecha una ocasión de oro para recortar distancias con los azulgrana. 

El partido en el Bernabéu está programado para las 9:00 de la mañana hora de El Salvador y podrás seguir las incidencias en elgrafico.com
 
Los catalanes, que el domingo visitan al Villarreal, lideran la Liga con 36 puntos, ocho más de los que suman los dirigidos por Zinedine Zidane y los andaluces, y cinco más que el Valencia, que mañana recibe al Celta de Vigo.
 
"El Sevilla es un equipo de Champions y que hizo una gran temporada el año pasado. Va a ser un partido difícil porque están bien en la tabla y están jugando bien. Lo sabemos", asumió hoy Zidane.
 
"Necesitamos a la afición como siempre o más. Los queremos del minuto uno al 90, así vamos a ganar seguro con la gente detrás de su equipo. Eso nos va a ayudar a jugar bien y estar concentrados", añadió el técnico galo en un mensaje explícito a la hinchada blanca.
 
Frente a un Sevilla que cuenta por victorias sus últimos tres partidos en el campeonato doméstico y que el miércoles cerró su billete para la próxima ronda de la Liga de Campeones europea, Zidane apeló más al calor de los fans, que ya vieron volar siete puntos del Bernabéu, que al juego de su equipo y de sus cuestionados jugadores.
 
Pese a sus malos números en la Liga -apenas dos goles-, el galo no pierde su fe en el portugués Cristiano Ronaldo, quien tras recibir el jueves el quinto Balón de Oro de su carrera se autoproclamó como el "mejor jugador de la historia" del fútbol.
El astro luso confía en poder festejar el nuevo premio ante su hinchada con al menos un gol que rebaje su manifiesta ansiedad.
 
Aunque el francés Karim Benzema tampoco presenta mejores estadísticas y el galés Gareth Bale continúa de baja por lesión, los males de Zidane mañana se concentran en la defensa, plagada de bajas. 
 
Sin los sancionados Sergio Ramos, Dani Carvajal y Casemiro ni el lesionado Raphael Varane, el entrenador blanco sólo cuenta con un titular, Marcelo, para armar una zaga que deberá completar con Nacho, el único central puro, Achraf, Marcos Llorente o el joven y recién recuperado Jesús Vallejo.
 
El Sevilla, por su parte, buscará su cuarta victoria consecutiva y tres puntos que le permitirían rebasar al Real Madrid con las ausencias del portugués Carriço y del argentino Nico Pareja.
 
"La inercia no te hace ganar partidos, estamos donde queríamos estar, pero mañana será una historia nueva, difícil de afrontar. Ojalá después del partido podamos decir que la inercia continúa", señaló hoy Ernesto Marcucci, el ayudante del convaleciente Eduardo Berizzo.
 
"Trataremos de que (el partido) sea igualado, de salir a competir ante un grandísimo rival que siempre pone las cosas muy difíciles, y de que el equipo vaya tomando confianza con el paso de los minutos", añadió el técnico argentino que no conoce la derrota desde que sustituyó a su compatriota al frente del equipo.
 
 
 

Tags:

Lee también

Comentarios