Dos barras en conflicto

La Fiel Dorada 75 acusa a la  Furia Tabuda de amenazas de muerte e intimidación pandilleril; desde Usulután lo niegan, aunque reconocen agresión a aficionado que perdió un ojo.

Enlace copiado
Dos barras en conflicto

Dos barras en conflicto

Enlace copiado

Disputas territoriales entre pandillas podrían ser causal principal de las agresiones de la barra de El Vencedor contra la del Platense, según interpreta René Segovia, representante de la Fiel Dorada 75, una de las aficiones organizadas del Platense, de la segunda división profesional.

Según Segovia, las agresiones sufridas en el  Apertura 2018 y en el Clausura 2019 solo tienen esa explicación.

En Santa Elena, Usulután, predomina la Mara Salvatrucha (MS), mientras que en Zacatecoluca, la pandilla 18.

“Lastimosamente por las zonas que ahora nos limitan... ya no es división topográfica que nos da nuestro mapa, ahora depende de la zona donde te ubiques y la pandilla que predomine allí, así te tildan. No todos los salvadoreños están involucrados en eso. En nuestra barra anda gente de San Juan Nonualco, San Rafael Obrajuelo, Santiago Nonualco, Cuyultitán, San Luis La Herradura, San Luis Talpa. No hay personas de un solo lugar, por lo tanto, no nos pueden tildar que somos de esto o lo otro”, expresó el dirigente.

 “Ellos sí, ellos se identifican de una misma zona. (En los altercados) nos hacían señas (de pandillas), nos decían: ‘los vamos a matar, malditos, aquí mandamos nosotros’”, añadió.

“Fue en defensa propia”
Byron Martínez, representante de la Furia Tabuda, barra oficial de El Vencedor de la segunda división, negó esa relación.
 “Es incorrecto, mentira. Personas de ellos sí nos escriben a nosotros (amenazas), nos dicen que no saldremos con vida de la casa de ellos, que nos incendiarán el bus”.
Empero, admitió que uno de sus integrantes lanzó la piedra que impactó y le provocó la pérdida del ojo derecho al aficionado del Platense Julio César Rivera (leer página 92).

Sin embargo, Martínez aseguró que todo se trató de un acto en defensa propia porque la Furia Tabuda fue centro de agresiones de la afición del Platense. “En verdad, él sí tiene razón (aficionado del Platense), pero lo que no menciona es que primero nuestro bus fue agredido por su afición, nos tiraron piedras y botellas de vidrio a nuestro bus. Lo único que hicimos fue, no sé si se puede llamar así, defendernos. No hicimos nada, solo cerramos las ventanas. Solo hubo un individuo que sí tiró la piedra, pero nosotros solo estábamos defendiéndonos porque ellos iniciaron. Incluso, nosotros íbamos protegidos por la UMO (Unidad de Mantenimiento y el Orden) y aun así nos agarraron a pedradas”.

William Zelaya, otro miembro de la Furia Tabuda, recordó el incidente. “Fue una mala experiencia, ese día nos trataron mal. Un estadio que parece chiquero, nos mandaron a una zona fea. Aguantamos piedras y botellas durante el partido. El fútbol no es para malas experiencias, este equipo Platense está mal”.
 

Tags:

  • Platense
  • El Vencedor
  • Segunda división
  • Pleito

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines