Diego Areco: "Llegar a FAS es lo mejor que me ha pasado"

El atacante paraguayo habló sobre las ganas que tiene de jugar con la camiseta de FAS en la liga nacional y en la CONCACAF. 

Enlace copiado
Diego Areco:

Diego Areco: "Llegar a FAS es lo mejor que me ha pasado" Cortesía: FAS

Enlace copiado

El delantero paraguayo de FAS, Diego Areco, fichaje estelar del club para el Apertura 2020 concedió una entrevista con El Gráfico para hablar sobre su tan esperado debut con el club más laureado de El Salvador y sobre sus ansias de demostrar su olfato goleador en el conjunto asociado. 

El ariete paraguayo reveló cómo la pandemia del COVID-19 lo ha desgastado desde los aspectos físicos, psicológicos y hasta financieros tras casi cinco meses de inactividad competitiva. 

También charló sobre su deseo de aportar para que FAS consiga su corona número 18 tras más de 10 años de sequía; además, el futbolista paraguayo reveló objetivos para esta temporada y sobre qué piensa de su posible debut en la Liga CONCACAF con el equipo santaneco. 

Además recordó sus inicios en el fútbol nacional con Jocoro, donde aseguró en un principio que la gente del club fogonero dudó de sus capacidades goleadores y cómo los técnicos que tuvo, ayudaron para que el paraguayo terminara sus dos primeros torneos con una cifra de goleo donde se le apuntan 20 tantos en 29 partidos. 

Se te hizo larga la espera para poder hacer tu debut en FAS. ¿Qué tal las ansías para jugar en tu nuevo club?

Sí, la espera de mi debut está siendo muy larga y Dios quiere que esto inicie pronto. Lastimosamente no podré hacer mi debut como lo esperaba, sentir la afición ahí, la Turba Roja, el estadio, igual hay que debutar en un club que espera mucho de nosotros y estoy muy ansioso por eso. Ahora solo toca prepararnos para hacer las cosas de la mejor manera, esa es la idea, hacer una buena pretemporada y llegar al día en que debutemos, dejar lo mejor de nosotros en el partido. 

Este torneo Apertura 2020 será inédito debido al formato y al tiempo en que se jugará, ¿te sientes presionado por conseguir un título en FAS tras una sequía de 10 años?

Sí, será un formato muy distinto a lo que estábamos acostumbrado, será un torneo más duro, más difícil, que será muy competitivo, eso me agrada, un torneo competitivo da gusto jugarlo y creo que todos se sienten así. Ser en un club tan grande y estar tanto tiempo sin un título es difícil. Sabemos que hay una presión de por medio, pero bueno, hay que saber manejar esa presión, lo primero es dejar todo en las manos de Dios, trabajar duro en la pretemporada, prepararse mental y físicamente y después dejar todo en las manos de Dios

Hay que prepararse en todo sentido, eso es primordial  para llegar a grandes cosas, el sueño de salir campeón siempre está en el jugador, es lo primero que uno piensa cuando comienza un torneo, Dios quiera que podamos llegar a eso, creo que llegamos para aportar al equipo, para aportar con nuestra experiencia, con nuestra calidad como jugador, como persona. Se juegan muchas cosas en este campeonato que se viene y Dios quiera podamos llegar traer el título a la casa, para el equipo sería buenísimo eso, 10 años es mucho, es una espera muy larga.

Sos extranjero y estás viviendo una pandemia en un país ajeno, añadirle que no has trabajado durante casi cinco meses, ¿has tenido problemas en tus finanzas debido a que no has estado jugando?

La verdad que sí, cinco meses sin estar trabajando es mucho, la verdad que sí ya lo estoy sintiendo, lo que es estar parado cinco meses, en lo financiero estoy sintiendo que también está difícil, pero uno no pierde la esperanza, hay que seguir y la verdad que he pasado malos ratos aquí con mi familia, pero buenos gracias a Dios no nos ha faltado el pan de cada día. Sé que esto empezará pronto y todo esto se va terminar, es muy difícil estar en un país extranjero y pasando por esto y más estando con la familia. Creo que Dios ha estado con nosotros, estamos bien, también hemos pasado buenos momentos y bueno lo primordial es que estamos esperando que inicie el torneo y que podamos mejorar lo financiero, porque la verdad ya me afecta un poco. 

Cortesía: FAS

¿Cuál ha sido tu rutina fuera de las canchas en El Salvador después que se haya cancelado el torneo por la pandemia?

Sobre las rutinas, no hay mucho por hacer, con esta pandemia prácticamente pasamos con mi familia encerrados aquí dentro, gracias a Dios estamos bien, en una casa muy acogedora y la pasamos en la piscina, jugando con la familia, con mi hija, viendo películas, series, de vez en cuando juego la FIFA20, cocinando juntos. La verdad que me hace falta mi yerba mate, sigo hidratándome con agua porque hace un calor, estoy tratando de conseguir mi yerba mate, estoy hablando con Matías Coloca, él me va conseguir, porque la verdad estar sin yerba mate en el país es muy duro, ojalá que se abra pronto el aeropuerto porque es difícil estar sin yerba mate en el país y más para nosotros que estamos muy acostumbrado a eso.

Y ¿qué tal tu rutina deportiva para mantener tu físico, me imagino que ha de ser difícil pasar cinco meses trabajando fuera de las canchas?

Creo que mantener el físico para un futbolista es lo primordial, pero es difícil, y más con esta pandemia que prácticamente no te deja hacer nada, de igual manera nosotros tenemos que buscar la manera de mantenerlo, pero es difícil sin ritmo de juego, es muy difícil, aunque estés entrenando siempre subís unos kilos.

Yo tengo mi rutina, lo hago de lunes a viernes, tengo un espacio pequeño en la casa donde hago fortalecimientos de mi rodilla, mis tobillos, trabajar la reacción, me enfoco mucho en mis virtudes y en lo que me falta por mejorar, trabajo mucha fuerza, potencia y velocidad en espacio corto.

¿Cómo es tu relación con los integrantes de FAS, tu nuevo equipo, con quienes aún no has estado en un entreno?

No te puedo decir nada de eso, porque no hemos tenido la oportunidad de convivir, no hemos tenido entreno juntos, nadie me ha hablado, ni mensajes, eso es normal, pero sé que cambiarán las cosas cuando empecemos a convivir. Estoy ansioso por eso, quiero conocer a los integrantes de ese grupo que se veía tan fuerte en cada partido.

Convivir con ellos será primordial para llevar un ambiente laboral  agradable, queremos llegar con eso, con esa mentalidad de agradar a casi todos y de poder llegar, conocernos, y trabajar  de la mejor manera con mucha alegría.

Y ¿qué papel juega tu compañero, Luis Rodríguez, durante todo este tiempo de espera?

Luis Rodríguez es mi compatriota, mi amigo, nos conocemos desde hace varios años, pero la verdad es la primera vez que pudimos jugar juntos. Yo hablé con mi representante y le dije que necesitábamos jugadores así en Jocoro y gracias a Dios le llegó de la mejor manera, le hablé, le dije cómo eran las cosas aquí y lo captó e hizo un buen papel, y ahora está aquí conmigo, creo que fuimos considerados como la mejor dupla del torneo pasado, lastimosamente se nos terminó, estabamos para cosas grandes y eso solo fue el inicio, íbamos por un buen camino y confiados en Dios que íbamos a hacer más cosas.

Valió lo que demostramos en tan poco tiempo y eso hizo que varios clubes estuvieran interesados en nosotros, hasta clubes de otros países, pero bueno, seguimos aquí, metidos en FAS y hay un reto muy grande y venimos mentalizados en que hay que darlo todo, como todo paraguayo cuando va a otro país, que da hasta el 200% y siempre se demuestra en los partidos, nos matamos y venimos con esa mentalidad a FAS, que que está esperando mucho de nosotros.

Nosotros con Luis siempre conversamos, sabemos lo que está en juego, en cada partido, cada temporada, venimos con la mentalidad de dar lo mejor de nosotros para ayudar al equipo y Dios quiera que podamos traer ese título que el equipo tanto desea.

Tras firmas con FAS, los paraguayos Luis Rodríguez (izq) y Diego Areco posaron con la camiseta del club felino en el estado Óscar Alberto Quiteño. Cortesía: FAS

 Qué tipo de contacto ha tenido su entrenador, Jorge Rodríguez,  con ustedes los paraguayos en FAS.

Con el profe Jorge Zarco Roríguez he conversado poco, creo que en tres meses no hablamos, no me ha llamado, ni yo a él, pero bueno, estoy ansioso para que inicie todo esto para conversar con él, conocerlo, me gusta mucho hacer esto, con el profesor Carlos Romero, que llegó a Jocoro pasó eso, cuando llegó charlábamos mucho y creo que me dio mucha confianza y eso me ayudó mucho a mí.

Me gusta charlar con los técnicos, decirles lo que me hace falta, siempre trato la manera de insistir en mis defectos. Me han hablado maravillas del profesor Zarco, que es un gran técnico y para mí será un privilegio trabajar con él, es un campeón en todo sentido, como jugador, como técnico y se nota que sabe mucho de fútbol y ojalá que podamos aprender de él. Que sea mi técnico será un privilegio para mí.

En una entrevista anterior con este medio, mencionaste que a veces no le encuentras sabor a la comida, ¿cómo va ese proceso de adaptación de la gastronomía salvadoreña? ¿Cuál es tu dieta para mantener el físico adecuado para cuando se regrese a las canchas?

Me he adaptado a unas cuantas cosas, lo que más nos han gustado con mi familia son las pupusas, pero las de arroz, también nos gusta la sopa de gallina, hay buenas cosas, pero lo que más nos gustó es la comida de mar, porque allá en Paraguay no hay, no tenemos mar, el pescado es increíble cómo lo preparan.

Gracias a Dios estoy aquí con mi mujer, ella me ayuda a entrenar, me ayuda con la comida, siempre estamos comiendo lo que es nuestra gastronomía de Paraguay porque ella lo cocina y yo también suelo cocinar, le ayudo en eso y contento por tenerla a ella aquí, que siempre me anda mimando mucho.

No creo en la dieta, fui a Colombia y me dieron una dieta que era para bajar, pero no, no sentí en cambio, es más, perdí fuerza, me sentía débil, no era yo, por eso no creo en las dietas, te ayudan a bajar de peso, pero bajar para mí es como que pierdo mi fuerza, pero si hay que seguirlas, hay que seguirlas. 

¿Qué ha sido lo positivo en todo esto que has pasado durante el confinamiento en El Salvador?

Lo positivo es que pude llegar a un club tan importante como FAS, creo que eso es lo mejor que me ha pasado, llegué aquí con muchas ilusiones desde que salí de mi país. Estaba regresando de una lesión dura para mí, por eso llegué con un par de kilos aquí, incluso, los de Jocoro no confiaban tanto en mí, pero estoy agradecido con el profesor Nelson Ancheta, desde un principio, él notó que tenía condiciones por la forma de tocar el balón, porque sí me considero un delantero muy técnico , pateo con las dos piernas y el profe Ancheta lo notó cuando llegué.

Él me ayudó mucho, incluso, antes de los partidos, porque cuando llegué empecé a jugar hasta la séptima fecha por el tema de mi documentación, y antes de los partidos me llevaba a correr los domingos, él era un loco, me hacía correr como una hora sin tomar agua y eso me ayudó mucho. Lastimosamente llegué muy tarde y no pude ayudarle para que continuara, pero le agradezco porque él dio el ok para que firmara por el Jocoro.

Luego demostré quien era Diego Areco, en 29 0 28 partidos que jugué hice 20 goles, es una buena cifra y agradecido con Dios siempre, es lo mejor que me ha pasado aquí en El Salvador.   

Y ¿qué tal tu familia en Paraguay? ¿Qué papel juega en estos momentos para ti?

Mi familia allá en Paraguay están bien, mi padres están siempre trabajando, mi mamá tiene su propio trabajo en la casa, estamos bien, pero la verdad que sí, los extraño mucho, soy muy apegado a mi mamá y estar tanto tiempo alejado le afecta mucho a ella, pero estoy confiado en Dios en que pronto mejorará esto y Dios quiera pueda traerla aquí conmigo.

El torneo Apertura 2020 iniciará casi con seguridad el 10 de octubre, ¿cómo anhelas que fuera tu primera temporada en FAS?

Dios quiera que empiece ya esto, estoy ansioso por eso, Dios quiera que ya se pongan las pilas porque creo que en la mayoría de los países ya están empezando y Dios quiera que inicie aquí también.

Yo creo que en sí, el fútbol hace falta, por más que estemos pasando por malos ratos por esta pandemia, el fútbol siempre arregla algunas cosas, Dios quiera que inicie lo más pronto posible y anhelo mi temporada con todo, así como te dije, ansioso por conocer a mis compañeros, a competir con ellos y cuando inicie esto tratar de dar todo de mí. 

¿Qué piensas sobre tu primera participación en una competencia internacional, como lo es la Liga CONCACAF?

 Me siento bendecido por tener esta oportunidad de jugar un torneo internacional y tan prestigiosa como lo es la CONCACAF. Me siento orgulloso y bendecido por eso, es mi primera experiencia de jugar una liga internacional. Esperamos con ansias a que inicie y que pronto empecemos a entrenar y a prepararnos para eso, sabemos que será un torneo a partido único, entonces hay que aprovechar eso y trabajar de la mejor manera cada partido y bueno a morir  dentro de la cancha y hacer las cosas de la mejor manera.

Contento y bendecido, era lo que esperaba y anhelaba, ahora tratar de disfrutarlo y prepararme para llegar de la mejor y al momento de jugarlo disfrutarlo al máximo y dejar la vida ahí para seguir avanzando, que será lo mejor para mi club y mis compañeros. 

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines