“Deseo dejar mi huella en Pasaquina”

Nicolás Muñoz firmó contrato por un año con los Burritos, su octavo equipo en El Salvador, prometiendo entrega y goles. 
Enlace copiado
“Deseo dejar mi huella en Pasaquina”

“Deseo dejar mi huella en Pasaquina”

Enlace copiado

Nicolás Armando Muñoz, el atacante panameño naturalizado salvadoreño firmó el miércoles su contrato que lo ligará por un año a las filas de Pasaquina, su octavo equipo en su carrera profesional en suelo cuscatleco desde el 2004 y el cuarto de la zona oriental tras dejar su huella en Águila, Vista Hermosa y Luis Ángel Firpo.

¿Cómo te han recibido en Pasaquina?
Muy bien. Los muchachos me han dado una buena bienvenida, algunos de ellos ya los conocía, con otros había sido compañero en otros equipos. El cuerpo técnico también lo conozco, tuve la oportunidad de jugar a la par de Manuel Carranza Murillo (2006) y eso me ha facilitado adaptarme al equipo, me siento bien, con deseos de triunfar como lo he hechgo en los anteriores equipos y considero que hay muy buen material (humano) acá para conseguir esa meta.

Dilataste mucho tu firma con Pasaquina a causa que no te habías desligado plenamente de Firpo...
Es verdad, no era porque yo quería dilatar mi incorporación a Pasaquina, primera vez que me sucede esto, no era cuestión mía, tenía cuatro o cinco opciones en el fútbol nacional, pero por la misma situación que tenía con mi ex equipo ayudaron a que se estuviera muriendo la idea de integrarme en algún equipo hasta que opté por Pasaquina porque se mantuvo en la oferta, aparte que me parece ser una buena opción y el sábado vine ver a los compañeros, hicieron un gran trabajo ante Audaz, eso me motivó más para finalmente aceptar su oferta porque me gustó su entrega en la cancha y porque repito considero que hay material humano, existe un gran grupo como para pensar en hacer un gran torneo.

¿Cómo encuentras a tu nuevo plantel donde existe ese compromiso de trascender más allá de los cuartos de final donde han llegado?
Traigo las mismas ilusiones de Pasaquina en buscar trascender, de ayudar a este equipo para que alcance por primera vez las semifinales. Sé que han llegado las últimas tres veces hasta cuartos de final y llego dispuesto para ayudar a lograr esa meta. Todos saben que estoy acostumbrado a pelear hasta lo último torneo tras torneo. Vengo con la misma idea, la misma intención, las mismas ganas, lo que viví en el torneo pasado era para que cualquier jugador se habría desmotivado o haberle hecho daño psicológicamente, gracias a Dios no sufrí eso, me fuí a Panamá a gozar unas forzadas vacaciones, me preparé bien físicamente allá en Panamá sabiendo que se me presentaría otra oportunidad de seguir jugando en El Salvador y gracias a Dios llego físicamente bien a Pasaquina en donde lucharé por ganarme un puesto en el equipo y en la titularidad.

Y qué mejor hacerlo debutando en casa ante el FAS...
Sí, bonita experiencia será ese partido. Todo se pinta bonito, esperemos que todo salga bien para poder debutar el sábado si así lo requiere el profesor Carranza ante un rival que siempre te motiva jugar.

Has dicho que a la mayoría de tus nuevos compañeros ya los conocés...
Así es, son jugadores interesantes como Isidro Gutiérrez con quien jugué con él en el Águila, Kevin Sagastizado, es un jugador que sorprende cuando anda bien, hace cosas en la cancha importantes, el “Teco” Melgar Luna que es fino con sus pies y que podrán ayudarme a la hora que esté jugando en la cancha para las oportunidades de gol.

¿Te recuerda tu llegada a Pasaquina lo que viviste en Gotera?
En cierta medida sí me hace recordar esos momentos cuando llegué al Vista Hermosa (2009) luego de salir de Águila, tiene su parecido porque Pasaquina se le considera un equipo chico tal como se le consideraba en esa época a Vista Hermosa, yo venía de uno llamado grande, son retos que uno acepta y trata de superar y eso se logra dependiendo de la actitud de cada jugador.

¿Llegás a Pasaquina con la idea plena de superar ese empate en goles con David Cabrera y ser el segundo goleador histórico del país?
Sería sensacional que llegara ese gol 241 en mi debut con Pasaquina e ir pensando en retirarme más allá del fútbol con la tranquilidad de haber alcanzado ese estatus de ser el segundo goleador histórico del fútbol salvadoreño, el máximo goleador del Águila en torneos cortos, haber ganado muchos títulos de goleo y de liga y me iré tranquilo, deseo que mis hijos me vean jugar más ahora que están ya grandes y que me recuerden y traigo muchas intenciones ya que sería imposible alcanzar al “viejo” (Williams) Reyes, intentar alcanzar su marca de goles sería como intentar alcanzar el Sol, es un jugador increíble, fue una lucha de más de una década por ese estatus aunque él tuvo la ventaja de jugar cinco años antes de llegar al país, pero contento de irme a futuro del fútbol como el segundo goleador histórico de la liga.

Tags:

  • Nicolás Muñoz
  • Pasaquina
  • Primera División
  • Clausura 2018

Lee también

Comentarios