Debbie Gómez: "Hay intimidación a las jugadoras"

La exseleccionadora de fútbol mayor, Debbie Gómez, habló con el Güiri Güiri al Aire y explicó su salida de la FESFUT y otros problemas dentro de la escuadra femenina.

Enlace copiado
Debbie Gómez:

Debbie Gómez: "Hay intimidación a las jugadoras"

Enlace copiado

La exseleccionadora mayor, Debbie Gómez, reveló los motivos de su salida de la selección, explicó las supuestas indisciplinas que cometió durante su labor con FESFUT y advirtió de problemas "más graves" en el seno del trabajo de la Azul femenina.

La entrenadora del combinado de féminas, contratada en mayo y despedida la semana pasada, tras seis meses en el cargo, dijo que esto sucedió "por cosas extradeportivas alrededor de las jugadoras. Dicen que ellas se empezaron a organizar desde que yo llegué".

Debbie reveló, en el programa radial de EL GRÁFICO Güiri Güiri al Aire, que las jugadoras, aparte de ser "intimidadas" para que no hablen de las irregularidades en cuanto al trato que reciben, han buscado asistencia de un abogado ante presunto acoso de parte de cuerpos técnicos anteriores.

"Ellas me decían: 'profe, si alguno de ellos llega, yo me voy'. Hay problemas más grandes, se viene algo más, y es grave. Las jugadoras desde enero de este año han solicitado ayuda a un abogado. Antes que entrenadora soy mujer y eso (acoso) no podía permitirlo. Ahí comienza todo", explicó en el Güiri Güiri.

También dijo que el impasse con los federativos y los mandos medios comenzó con el descontento de las jugadoras al enterarse de los gastos de bolsillo que reciben los seleccionados masculinos, así como los pagos que reciben las futbolistas de países como Guatemala o Nicaragua.

"Nosotras nunca pedimos igualdad, pedimos cosas básicas, como tener uniformes de mujeres. Guatemala, Nicaragua lo hacen... Pedimos viáticos mínimos, zapatos, un hotel que valga la pena en la competencia. Hubo cosas buenas, pero hubo más malas", señaló.

"Ellas van y piden un par de tacos y les piden una lista con tallas y (después) se dan cuenta que la carta (solicitud de zapatos) no llegó al comité ejecutivo. Ahí comienza el enojo de las jugadoras", recordó.

FALTAS
Sobre los motivos de su salida y de las supuestas infracciones que cometió estando al frente de la Azul mayor femenina, Gómez confesó que en una ocasión fue a una cena durante una concentración en Guatemala; en otra ocasión llevó a las futbolistas en taxi a ver a la selección de fútbol playa femenina al CIFCO o que se negó a tener a Carlos Cortés en su cuerpo técnico.

"Lo que no me gusta es que busquen una excusa que no tiene nada que ver. ¿Cuál fue mi pecado? Haber ido a cenar (en Paseo Cayalá, Guatemala), una hora y minutos. Yo le dije (al delegado Mauricio Arias) que iba a ir a cenar, no me dijo sí, ni no", comentó.

Asimismo, contó que "otro (llamado de atención) fue porque una jugadora andaba en yinas en la FESFUT y me manifestaron que bastantes periodistas decían que como que era parque. La jugadora andaba enferma y me dijo: 'profe, me quedo en el albergue', y le dije 'no, andá a ver el entreno', y ella fue en yinas. Luego, ese día tomé la decisión de renunciar".


 

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines