Cristian Olivera: "Nunca me quise ir de Alianza"

El Mago Cristian Olivera platicó sobre su nueva vida en Guayaquil, donde se preparara para tratar de subir a su club a primera división y en donde de una vez recordó su paso por Alianza. 

Enlace copiado
Cristian Olivera:

Cristian Olivera: "Nunca me quise ir de Alianza"

Enlace copiado

El 22 de diciembre del 2019, el uruguayo Cristian Olivera ganaba el campeonato nacional número 14 para Alianza en la final del Apertura contra FAS, un día después el club anunciaba su salida aún con seis meses de contrato. 

El "Mago" llegó a El Salvador en enero del 2019 con ciertas dudas sobre si en verdad merecía el dorsal número 10 de un club como Alianza, sin embargo, al final del año se despidió bajo aplausos de la tribuna tras ser parte del plantel que logró la tan ansiada copa número 14 y que también dejó una gran impresión a nivel de CONCACAF. 

Ahora, Cristian Olivera se prepara para jugar el torneo de la segunda división con el club 9 de Octubre de Ecuador y en una entrevista con El Gráfico, el volante uruguayo cuenta cómo vivió la etapa más crítica de la pandemia en Guayaquil, la ciudad más afectada del país por el COVID-19; también habló sobre los rigurosos protocolos sanitarios que usan los equipos para poder entrenar tras el parón.

Además,  Olivera habló sobre su polémica salida de Alianza, club donde afirma querer seguir después de haber logrado el título y sobre cómo considera que fue su paso por el fútbol de El Salvador. 

¿Dónde y cómo has pasado la pandemia?

He pasado todo este tiempo (la pandemia) en Ecuador con la familia, gracias a Dios mi familia ya estaba conmigo, mi señora, mis nene. Estuvimos 100 días encerrados, sin salir, comprando alimentos por envíos y por internet.

Me imagino que pasaste por momentos duros en Guayaquil, la ciudad de Ecuador que se hizo famosa por cómo manejó la pandemia, ¿todo bien durante ese tiempo?

Estuvimos en Guayaquil, donde estuvo peor la situación del país, donde hubieron muchos contagios, muchos muertos, pero por suerte de a poco se está volviendo a la normalidad. La verdad lo sufrimos bastante, yo tengo un niño de seis años y estuvo 100 días encerrado sin salir a calle. Es un poco difícil para uno grande, imagínense para un pequeño. Por suerte nos llevamos de la mejor manera y ahora salimos un poco a un parque, a la casa de los amigos y por suerte ahora podemos pasar más tranquilos 

Me dolía un poco ver las redes sociales porque uno no es ajeno a eso y las redes sociales son a veces son complicadas en ese sentido porque nos hacen ver lo malo que estábamos pasado. 


Antes de la pandemia, ¿cómo te iba con el club 9 de Octubre en Ecuador?  

Con el club bien, habíamos ganado los primeros partidos en las dos primeras dos fechas y estábamos bien, teníamos un equipo de nombres importantes y tenemos la obligación de pelear por el descenso, así que es un lindo desafío y esto de la pandemia nos agarró cuando mejor estábamos, pero igual, espero que en las vueltas sigamos de la misma manera y podamos conseguir el objetivo del club. 

Antes de la pandemia, nosotros íbamos a jugar 36 fechas y se acortó la mitad, vamos a jugar el mismo torneo, solo que menos partidos. Este es un torneo que se juega uno contra todos, solo que esta vez a dos vueltas y solo el primero y segundo ascienden  


Tengo entendido que ya estás entrenando, ¿desde cuándo y cómo son los protocolos sanitarios en tu club  durante las prácticas y cómo serán en los partidos?

Estamos entrenando desde el 10 de junio y la verdad que durante mucho tiempo hay protocolos, todo el tiempo nos desinfectan, hay una persona encargada de tomarnos la temperatura,de los materiales, que estemos separados, que vayamos con los uniformes porque no podemos usar otra ropa, no podemos bañarnos, pasar por donde te desinfectas, tenés tu lugar pero a dos metros de tu compañero y siempre andamos con el tapabocas y siempre hay gente de la salud que está pendiente y controlando los entrenamientos y la verdad que hay bastante protocolos y lo importante para nosotros era volver a entrenar, hacer lo que nos gusta y por eso hacemos contento el protocolo porque está volviendo a hacer lo que nos gusta. 

Bueno, hablemos de Alianza. Te fuiste en medio de la controversia, en donde gran parte de la afición quería que te quedaras, pero al final te fuiste,  ¿qué piensas de ello?
Es un poco complicado porque yo no me quería ir, me sentía cómodo en el país, en el club, no era mi intención irme, nunca lo fue, pero bueno estas decisiones las toma la directiva o el cuerpo técnico, pero agradecido con el club por abrirnos las puertas, a la afición que que terminó queriéndome bastante, pero bueno, me voy con el recuerdo de haber ganado el título y con el deseo de poder volver, que sería muy lindo porque la pasé muy bien, mi familia estaba cómoda.

¿Es Alianza especial para ti a pesar de pasar solamente un año en el club?
Claro que sí, porque fue una experiencia bonita en todo sentido, por lograr el título, por jugar en el equipo más grande del país, que perdimos contra uno de los mejores equipos de América, hay mucho recuerdo para mí y mi familia en lo futbolístico y en el país nos sentimos muy cómodos, nos trataron de la mejor manera y lograr un título fuera del país a uno lo deja marcado. 

¿Te imaginas haberte ido sin antes haber conseguido el título?

Ahí sí hubiese sido complicado porque la presión que teníamos era mucha, perdimos la anterior con Águila y no me imagina terminar ese torneo sin el título, creo que todo el torneo demostramos que fuimos los mejores y todo el grupo estaba comprometido por lograr el título y la verdad, desde que comenzó ese torneo tenía ese deseo de poder ganar el título y siempre me imaginé festejando con Alianza. 

¿Qué impresión te dejó la final contra FAS?
Mi recuerdo es ver lleno el estadio, la rivalidad de los clubes, yo me sentía identificado con Alianza y ganarle justamente al clásico rival creo que vale mucho más y recuerdo cuando terminó el partido, recuerdo que la gente contenta llorando de alegría, también mi familia en las tribunas y uno siente una alegría muy grande pero también se sentía un poco de sacarse la presión, el desahogo, alegría porque habíamos logrado el objetivo tanto nos había costado y que se nos había negado en el torneo anterior y tenía la espina de poder ganar el título y de tener esa revancha. 


Pudiste haber logrado un bicampeonato, pero Águila les quitó la oportunidad. ¿Qué fue lo diferente en cada final que jugaste en Alianza?

La verdad que dolió bastante perder la final con Águila por cómo se dio el partido, creo que siempre fuimos los que fuimos a buscarlos y ellos se jugaron a lo defensivo, de tratar de contenernos a nosotros, siempre fue Alianza el que proponía, pero son cosas del fútbol, cada uno con su estrategia y la verdad nos dolió porque habíamos hecho un gran campeonato y como te digo fuimos los mejores y en ese partido demostramos que queríamos ganar el título y ellos querían llevarnos al alargue y por desgracia no fuimos eficientes  y se nos fue, la verdad que fue un título que dolió bastante por quien era el rival. 

Fuiste parte de esos jugadores que vivieron la transición de Jorge Rodríguez a Wilson Gutiérrez.

La verdad que cada técnico tiene cosas diferentes, con Rodríguez empecé jugando poco, después terminé jugando bastante hasta llegar a la final, creo que los últimos partidos los jugué todos, él es un técnico más sencillo, que busco mucho el apoyo del jugador, es un técnico que más que todo valoraba las virtudes individuales que teníamos, eso era lo que nos hacía ganar muchos partidos, en cambio Wilson es un poco más táctico, más estratégico e influyó mucho en los partidos internacionales. Tácticamente estábamos bien preparados, hicimos un buen  torneo y creo que esa es la diferencia entre ellos,  creo que lo importante fue que el grupo estaba comprometido con cada técnico. 

En conclusión, ¿cómo defines tu paso por El Salvador?

Para mí, mi forma de ver fue bueno en todo sentido, al principio me costó un poco adaptarme, había mucha gente que dudaba de mí como futbolista y gracias a Dios lo pude ir revirtiendo, uno trabaja para hacer las cosas bien, a veces nos sale. Lo bueno es que con la confianza de los compañeros y de la gente del club uno demostró el por qué estaba ahí y creo que me fui cuando me sentía más cómodo, cuando jugaba mejor me tocó irme, me voy con el saldo positivo por haber logrado el título, pero con un poquito de pena, de molestia porque me quería quedar en el club, nunca me quise ir, uno estaba con las ganas de seguir, fue inesperado, más porque estaba en uno de mis mejores momentos.

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines