"Cholados el Caleño", el sabor colombiano en Suchitoto

Fredy González, ex delantero de equipos de la segunda y primera división, estableció en Suchitoto un negocio de venta de comida rápida y postres, tras su retiro del fútbol profesional en el año 2018.

Enlace copiado

"Cholados el Caleño", el sabor colombiano en Suchitoto

Enlace copiado

El ex futbolista colombiano Fredy González llegó a El Salvador en el año 2010 y tras su retiro profesional en el año 2018, estableció un negocio de venta de comida rápida y postres en Suchitoto, Cuscatlán.

Fue un reconocido goleador de la segunda división, se agenció el premio Hombre Gol de Plata que entrega EL GRÁFICO, con el Brasilia de la segunda división, en el año 2011 y jugó con el Sonsonate en la liga mayor, en el Clausura 2015.  

Tras su retiro del fútbol hace dos años, junto a su esposa estableció el “Cholados el Caleño” en el centro histórico de Suchitoto. Es un negocio de comida rápida que ofrece tortas, hamburguesas, nachos, licuados y la especialidad de la casa: “el Cholado”, un raspado de hielo con sabores y frutas (estilo minuta).

“Caleño porque soy de Cali, Colombia; el ‘Cholado’ es un postre de hielo raspado con frutas, famoso en Colombia”, dijo el cafetero, sobre el nombre de su nuevo empleo.

Tras diez años en el país “como aquí jugaba y me hice de mi  familia, decidimos quedarnos, no sabemos si en el futuro nos iremos, pero de momento seguimos en Suchitoto. Encontré esta alternativa económica, me va bien. Enorme reconocimiento al Apóstol de Jesucristo Naason Joaquín García, quien me ha enseñado la disciplina, honestidad y muchas cosas más”, sostuvo.

GOLPES DEL FÚTBOL

Con 30 años de edad y ante la deuda salarial con el Alacranes 33, optó por retirarse del fútbol, ese equipo de Chalatenango (desafiliado en el año 2019 por no cumplir con los requisitos de inscripción) le adeudó dos meses de salarios, correspondiente al Apertura 2018.

El Alacranes 33, fue su último equipo profesional, ganó la demanda  en los tribunales de la  Federación Salvadoreña de Fútbol, pero su sorpresa fue que tras el fallo a su favor “no conocían a los directivos de ese equipo y perdí mi dinero”, expuso.

Podía seguir en el fútbol, asegura que tiene condiciones, pero tras ocho años en el balompié nacional y los reiterados atrasos salariales y “falta de seriedad dirigencial”, optó por dedicarse a tiempo completo al negocio con “Cholados el Caleño”.

“Problemas de pago... no pagaban y por eso me retiré, coloqué demandas y gané, pero en la FESFUT no supieron darme una respuesta de a quién debía buscar (para el pago). Me dijeron ‘usted ganó’, pero no tenemos datos del presidente, no lo podemos buscar. Usted ganó la demanda y quédese con eso, el presidente del equipo era un que le decían ‘el Patrón’, andaba con Francisco Peraza (ex presidente del CD Chalatenango), pero, ninguno de los dos aparecía como presidente, el que aparecía era un trabajador de ellos. Me quedaron debiendo dos meses (de salario)”, recordó.

González llegó al país en el año 2009, los contratistas le aseguraron que firmaría contrato en primera división con el FAS, pero se trató de un engaño y  emigró al fútbol de Honduras. Volvió en el año 2010 para el Atlético Balboa, pero se trató de otro engaño, nadie sabía de su llegada y  el Brasilia de la segunda división le abrió sus puertas. “Los contratistas me mentían, me decían que me habían arreglado y no era así, como uno no conoce, les cree, yo les creí que venía arreglado. No me dijeron que venía a prueba y al final, ni me veían bien (en los equipos)”, recordó.   

González destacó como un goleador en la segunda división y el Sonsonate lo contrató en el año 2015. Vio minutos con el entrenador hondureño German Pérez, pero con la llegada del estratega chileno, Héctor Jara, se volvió un inquilino del banquillo.

“Tuve problemas con el entrenador. Me llevó German Pérez y comenzamos bien, jugué, luego llegó el chileno Héctor Jara y no me dio minutos, tampoco me dio confianza, no me sentía bien. Yo estaba en el equipo porque estaba firmado, no me sentía cómodo”, mencionó.

Dice que habló con el estratega sudamericano, pero que todo quedó en el aire “hablamos, pero lo que uno dice es una cosa, muchas veces, y las acciones, son otras. Me dijo que tenía su confianza, pero nunca me la dio”.

Tres años después, el retiro tocó a su puerta, dice que “podía seguir jugando, pero no, ya estoy retirado, los deseos nunca faltan, pero no creo que me anime porque aquí no pagan y  tengo responsabilidades (familiares)”.

Tags:

  • Fredy gonzález
  • Choladas El Caleño

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines