Chelsea 0-2 United: Pesadilla y diversión en Stamford Bridge

El VAR "hizo daño" a las aspiraciones del Chelsea por sacar un triunfo ante el Manchester United, que festejó de visita la victoria en la Liga Premier inglesa.

Enlace copiado
Chelsea 0-2 United: Pesadilla y diversión en Stamford Bridge

Chelsea 0-2 United: Pesadilla y diversión en Stamford Bridge

Enlace copiado

LONDRES. Para el espectador neutral y, sobre todo, del Manchester United, la noche en Stamford Bridge, por Liga Premier inglesa, fue muy divertida. 

Para el que apoyara al Chelsea fue una pesadilla, por los dos goles anulados por el videoarbitraje (VAR) a su equipo, por las dos cuchilladas del United (0-2) y por la crisis que se avecina en el club de Londres.

Frank Lampard vive sus peores momentos. El entrenador del Chelsea está intentando cambiar las cosas y todo le está saliendo mal. Quitar a Kepa de la portería no está subsanando sus problemas y la derrota ante el United hace que arranque con tropiezo la ascensión al Everest.

En esa montaña de partidos que supone medirse de forma consecutiva a Manchester United, Tottenham Hotspur, Bayern Múnich y Liverpool, Lampard ha comenzado de la peor manera posible.

Anthony Martial y Harry Maguire dieron vida a la versión más pragmática del United y pusieron en evidencia la fragilidad defensiva y las grietas de un plan que tiene como víctima principal a un español.

KEPA Y LAMPARD, CERO
La gran historia del partido se contaba sola. Lampard mandaba un mensaje claro. No le gusta Kepa. No es que le dejara fuera contra el Leicester City para darle un toque de atención. Es que le volvió a dejar fuera contra el Manchester United y en casa.

Le sustituía por Willy Caballero y le dejaba en el frío banquillo de Stamford Bridge. Un mazazo que mina sus posibilidades de ser el portero titular con la selección española.

El arquero argentino no hizo ninguna parada y en el gol, poco pudo responder. Gran centro de Aaron Wan-Bissaka, Martial cortó con rapidez y astucia al primer palo y cruzó la pelota al segundo.

El United jugó con cinco defensas y para desactivar la zaga, César Azpilicueta empujó a Williams en un córner, la pelota llegó a Zouma y el francés empató el partido. O lo hubiera empatado si no existiera el VAR. La tecnología cazó al español y el tanto no subió al marcador.

SE ACABÓ
Bruno Fernandes, apenas participativo por la falta de un nueve arriba con el que conectar, puso un córner medido y Maguire apareció desde atrás para sentenciar al Chelsea.

Pero no para hundirlo, puesto que de eso se encargó una vez más el VAR. Los Blues recortaron distancias con un cabezazo del olvidado Giroud, pero su pie izquierdo estaba adelantado cuando centró Mason Mount. 

Algunos aficionados se echaron las manos a la cara de incredulidad, otros decidieron abandonar directamente el estadio.

El Chelsea avista una crisis. Lleva cuatro partidos sin ganar, tiene una crisis en la portería, indecisión en la defensa, la lesión de Kanté, que se fue a los 12 minutos, y todo el peso del equipo sobre chicos muy jóvenes.

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines