Carlos "Cacho" Meléndez: "Quería jugar contra Brasil para retirarme, pero no se pudo"

El exportero nacional, Carlos "Cacho" Meléndez, recordó el partido que la selección de El Salvador le hizo a Brasil en 1994, el cual es considerado su Partido Preferido. 

Enlace copiado
Carlos

Carlos "Cacho" Meléndez: "Quería jugar contra Brasil para retirarme, pero no se pudo"

Enlace copiado

El exportero y entrenador nacional, Carlos Meléndez habló sobre su Partido Preferido de su carrera. El "Cacho" recordó el encuentro amistoso entre El Salvador y Brasil en 1994, una semana antes del debut de la scratch du oro en el Mundial de Estados Unidos, donde 35 días después alzaba por cuarta vez el trofeo de campeón del mundo. 

El Cacho jugó su último partido con la Azul y después decidió retirarse del fútbol, hecho que no se concretó a petición del expresidente de Firpo, Sergio Torres. 

El encuentro se disputó el 12 de junio de 1994 en el Sanford Stadium de Georgía con 13 mil 210 espectadores, la selección de El Salvador salió con un equipo repleto de jugadores de Firpo, entre ellos: Carlos Meléndez, Agustín Gámez, Carlos Joya, Geovanni Trigueros, Leonel Cárcamo, Miguel Estrada, Alfredo Vásquez, Mauricio Cienfuegos, Francisco Contreras, Salvador Coreas y Raúl Díaz Arce. 

Y la scratch du oro jugó con: Zetti, Jorginho, Ricardo Rocha, Ricardo Gomes (Márcio Santos), Leonardo (Branco), Mauro Silva (Raí), Dunga, Mazinho, Zinho, Bebeto (Viola) y Romário (Müller).

Durante los 90 minutos, el partido fue de trámite para el equipo brasileño: Romario abrió el marcador al minuto 9; luego, Bebeto puso el 2-0 de penal para cerrar así el primer tiempo; luego, Zinho amplió la ventaja al minuto 51 y Raí cerró el marcador al 62´.

Y fue así como Brasil concluía su último sparring antes de ganar su cuarto mundial de fútbol. 

ASÍ LO RECUERDA SU PARTIDO PREFERIDO CARLOS "CACHO" MELÉNDEZ: 

Mi Partido Preferido fue un juego de la selección contra Brasil en 1994, fue una semana antes del Mundial USA 94. No sé cómo es que Brasil llegó a enfrentar a El Salvador, me imagino que ellos buscaban un sparring suave para poner en práctica toda su táctica en el la copa del mundo, porque ese partido fue en una zona bien cercana a donde ellos iban a jugar el primer partido contra Rusia. 

En El Salvador hubo controversia porque me parece que se jugaba una final, entonces no había selección y no hallaban cómo hacer, pero tampoco le podían decir no a Brasil. La mayor parte de la prensa no toma en cuenta ese partido, porque la mayor parte de jugadores que enfrentaron a Brasil eran del Firpo, pero Firpo en ese tiempo era casi toda la selección. 

Estaba por retirarme, ya le había dicho a don Sergio Torres,le dije que me dieran ese partido para retirarme porque retirarme jugándole a Brasil, yo creo que nadie lo había soñado, ni en mi infancia, ni loco.

Cuando salimos del país, toda era normal, "un juego más", decíamos, pero estando en Estados Unidos y viendo la logística del juego, que era de alto nivel, dijimos que la cosa era serie, teníamos el temor de enfrentarnos a un gigante del fútbol. Lo que se nos cruzaba en la mente era que cada quien tenía que poner un poco más de lo que tenía para mostrarse como grupo e individualmente. 

Recuerdo que la charla fue exagerada, ¿qué podía decir el técnico del rival para motivarnos? Planteó como jugaba Brasil y nos dijo: "Miren, aquí van hacer todo lo que puedan y lo que ustedes saben hacer". 

La cosa es que Firpo estaba bien, no había clasificado a la final y pero andaba bien, solo llevaron de refuerzo a Salvador Corea, a Julio Herrera y a Francisco Contreras, que supuestamente eran los más rápidos de aquí del país. 

Inició el juego, pasaron como 15 minutos y nosotros no tocamos la pelota, Brasil tenía una tocazón, lo peor era que mis compañeros querían llegar a anticipar la marca y cuando se daban cuenta los brasileños ya habían soltado el balón. En un control se quitaban a uno, en una parada se quedaba otro y en un pase se quedaban hasta tres, era una precisión y rapidez increíble, nosotros nos quedamos sorprendidos.

Nos cayó el primer gol de Romario, en una pelota al espacio y solo llegó a cambiármela. Luego pitaron un penal en contra y lo tiró Bebeto, yo había visto vídeos de Bebeto tirando en el Deportivo de España, se lo adiviné pero cuando él vio que iba al lado de la pelota, lo que hizo fue golpear más fuerte el balón y pasó cerquita, pero fue el 2-0. 

Nos ganaban en todo, en velocidad eran exagerados. En una jugada, nosotros atacábamos por izquierda con Salvador Coreas y lo marcó Jorginho, que jugaba en Alemania, le quitó la pelota atrás, vino a tirar el centro, la agarré y se la volví a tirar a Coreas porque había quedado solo en la media cancha, Chamba corrió con la pelota y Jorginho lo alcanzó, le volvió a quitar el balón y tiró otro centro. 

Fueron golazos, en un centro para atrás la agarró de primera Zinho, exagerado, yo dije que tenía la pelota y se me fue alejando con una curva, al ángulo, exagerado, fue el 3-0. Y luego me metieron un gol de cabeza y fue el 4-0. 

Al final del partido hubo intercambio de camisas, pero ellos te pedían que querían coleccionar la camisa de El Salvador. Ellos tratando de hablar español para saber de nosotros, el portero de ellos habló conmigo, que quería mi suéter, yo ni eso le quería decir de la pena, él me dijo y yo le dije sí, pero yo le dí uno de mis suéter, no el de la selección, porque siempre usaba los míos y no la de los equipos, porque tenía mi cábala. 

Para mí fue un partido histórico, donde Firpo-El Salvador se enfrentó a Brasil,

me estaba retirando, ya había planificado que después del partido me retiraba y quedaba en Estados Unidos viendo el mundial porque mi familia estaba en San Francisco, donde iba a jugar Brasil. Al final, don Sergio Torres me volvió a llamar, no permitió que me retirara en ese momento y a medio mundial regresé a El Salvador con Firpo. 

Tags:

  • Firpo
  • Selecciones
  • Carlos Meléndez

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines