Carlos Bueno: “Vengo a dejar un legado a El Salvador”

Carlos Bueno habló en exclusiva con EL GRÁFICO acerca de su llegada al Santa Tecla; aclaró la oferta del Peñarol que lo hizo dudar y de sus aspiraciones en el país.
Enlace copiado
Carlos Bueno: “Vengo a dejar un legado a El Salvador”

Carlos Bueno: “Vengo a dejar un legado a El Salvador”

Enlace copiado

El delantero uruguayo Carlos Bueno llega a ocupar el puesto que dejó su compatriota Sebastián “el Loco” Abreu en el Santa Tecla.

Su cartel incluye haber militado en Peñarol de Montevideo, París Saint-Germain de Francia, Sporting Lisboa de Portugal y Boca Juniors de Argentina, entre otros clubes de renombre.

Se entendió que había una posibilidad para que regresaras al Peñarol, pero no progresó, ¿qué fue lo que permitió que se concretara tu venida al fútbol salvadoreño?

Yo fui sincero desde un principio y dije que el Peñarol era mi prioridad. Si había un equipo que podía ser una traba era ese, hubo conversaciones, desafortunadamente para mí no se pudo concretar. Me sentí triste, es lógico, iba a estar en mi ciudad, con mi gente, en el equipo de mis amores.

¿Cómo resumirías tu relación con el Peñarol?

Yo me crie en Peñarol, tengo un tatuaje en el pecho, sufro mucho cuando los veo y siempre he dicho que quiero terminar mi carrera ahí. Siempre estoy pendiente de todos los partidos, lo siento como hincha, es un sentimiento que no se puede explicar. Me pasan muchas cosas por la mente cuando veo al Peñarol, me siento parte de eso hasta el día en que me muera.

Si hablas que tu sueño es retirarte en Peñarol, ¿cómo es tu estadía en el fútbol salvadoreño?

Si vine es porque tengo ganas de demostrar muchas cosas en lo deportivo, tengo los mismos sueños, tenga la edad que tenga. Sí, es cierto que tengo el sueño de retirarme en Peñarol, pero mi llegada al fútbol salvadoreño es para dejar un legado, tener un buen semestre y si tengo que renovar contrato lo haré. No vengo aquí a pasar desapercibido o a ganar tiempo para el próximo semestre regresarme a Uruguay. Si las cosas salen bien, no tengo problema de quedarme.

¿Por qué El Salvador?

Me gustan los desafíos, me plantean que el equipo quiere sacar la liga adelante, más allá de que carece de muchas cosas. Me gustó que los directivos fueron muy sinceros, me hablaron muy bien de acá, que algún día me iban a traer, se dio y llegamos a un acuerdo.

Con esa experiencia en equipos de élite, ¿qué se siente venir a la liga de El Salvador?

Es un desafío, por algo quise venir. Es una liga totalmente diferente, apostamos a que este fútbol vaya a otro nivel, que sea más vistoso, que puedan vender jugadores, que es a lo que tiene que apuntar la liga de acá, que cada vez que venga un jugador de renombre sea noticia en otros países, otros jugadores tendrán ganas de venir; pasó con “el Loco”, vino, le fue bien, salió campeón, dejó la vara muy alta, después se fue a Brasil.

¿Hablaste con “el Loco”?

Con “el Loco” no tengo mucho contacto, casi nunca está en el país, el uruguayo siempre está pendiente de lo que hacen los compatriotas. Ahora que vengo me doy cuenta de cosas que me han agradado, aquí no me encontré con el protocolo de siempre, saco, corbata... no, fuimos a comer como si yo fuera uno más y me hablaron sinceramente.

El estilo del salvadoreño no es frontal, le cuesta mucho ser directo, y tú estás habituado a ser bastante franco.

Me ha tocado tener problemas en muchos lugares por ser como soy, siempre trato de no ponerme el casete de jugador, trato de decir lo que pienso y siento en el momento, he tenido problemas con el periodismo y con los compañeros. Cuando me parece que tengo la razón o el derecho de decir las cosas, he discutido con compañeros al punto de estar casi por pelear con ellos, siempre hay que discrepar, no podés estar de acuerdo en todo.

¿Estás consciente de la situación de violencia que vive el país?

Es lo primero que te dicen, no te hablan de fútbol sino que cómo es posible que vas a ir al segundo país más violento del mundo, es un desafío más allá de lo deportivo, es algo como ser humano. El Salvador es un país que necesita ayuda, que la gente se una, el deporte más lindo del mundo ha hecho maravillas, con el fútbol se espera que las cosas se vayan arreglando. Vengo a poner mi granito de arena para que la gente se divierta, por eso estoy dispuesto a tener relaciones públicas con todos.

Hablabas del periodismo, ¿qué es lo que te ha gustado y te ha molestado, más ahora que por dar la información más rápida se pierde la veracidad?

Se ha perdido el respeto también, desde que inventaron las redes sociales es un desastre en la vida. Ahora veo que al final de primer tiempo está el jugador con el teléfono, no me enseñaron así. En cuanto al periodismo, he tenido muchos problemas extrafutbolísticos, las redes han sido aliadas de la prensa.

¿Considerás que hay algunos lugares en los que el futbolista ha perdido la privacidad?

El mismo jugador es el que pierde la privacidad cuando sube una foto en el camerino, que sabes que la van a ver en todas partes del mundo, y con eso darle de comer a los demás. Yo debo de cuidar el lugar en el que estoy, ahora pasa algo en El Salvador y a los 10 segundos se sabe en Uruguay. Me tengo que cuidar de lo que digo o hago.

¿Qué estilo de técnico crees que es el adecuado para el equipo?

Yo soy partidario del entrenador que habla bastante, eso no quiere decir que sea tu amigo, es lindo tener una buena relación, pero yo voy más a que tiene que haber mucha conversación. Si está viendo lo que estás haciendo, te motiva, espero que eso suceda aquí en el país.

¿Algún entrenador que tenga un lugar especial para ti?

Martín Lazarte, gran persona y entrenador, es de esas personas de las que menciono que hasta ahora recibo mensajes. Gregorio Pérez también, para el jugador uruguayo es una persona muy querida, yo me he llevado bien con todos los entrenadores, solo con uno me he peleado.

¿Algún jugador especial?

Tendría que llenar el cuaderno, son muchos amigos que he logrado en tantos años en el fútbol, pero cuando mi hijo me ve un mensaje de Antoine (Griezmann) me dice que soy su ídolo, que uno de los mejores del mundo te mande un mensaje te enorgullece.

¿Está lejos el retiro entonces?

No sé cómo haré para dejar el fútbol, hace dos años pensé en dejarlo, hablé con mi esposa, y le expliqué que me había cansado de muchas cosas. Me dijo que me daba un mes, y luego volvería, ya van tres años desde esa decisión, y todavía no pienso en ese momento.

Tags:

  • santa tecla
  • carlos bueno
  • uruguay
  • sebastian abreu

Lee también

Comentarios