Bryan, el heredero de Alexánder Obregón

Brayan Obregón, el hijo menor del exdelantero colombiano, Alexander Obregón Gamboa (QEPD) es el único de tres hermanos que decidió dedicarse al fúbol, para tratar de emular la forma de juego de su progenitor.

Enlace copiado
Bryan, el heredero de Alexánder Obregón

Bryan, el heredero de Alexánder Obregón

Enlace copiado

Bryan Steven Obregón, delantero colombiano de 23 años, vino a El Salvador hace 17 años, cuando apenas era uno de los dos chiquillos que siempre acompañaban a los estadios a su padre, Alexánder Obregón Gamboa.

En ese momento su progenitor (QEPD) jugaba para San Salvador (2002). Por lo tanto Bryan y su hermano, Brandon, siempre estaban pendiente de lo que su papá hacía de cara al arco rival.

Steven recuerda a Obregón Gamboa en San Salvador, Firpo y FAS, pero más con los metropolitanos y tigrillos. Lo vio anotar goles de todos los colores, para satisfacer hasta a los más exigentes. Pero tras el fallecimiento de padre, en 2010, en un accidente de tránsito, en horas nocturnas, todo dio un giro de 180 grados para los hermanos Obregón. 

De tajo, su ritmo de vida se modificó, incluso, su hermana Dayane, de 24 años, se tuvo que volver a Colombia para hacer carrera en el modelaje y estar junto a su madre, quien se quedó al frente de la casa por un buen tiempo, luego del deceso del exdelantero cafetero.

Por su parte, Brandon, quien es el mayor de la dinastía, con 27 años, se quedó en el país para trabajar en un grupo musical. Luego, Bryan, el menor, también se quedó para ser el único en dedicarse al balompié y seguir las huellas de su papá, ese atacante suramericano que goleó a donde quiera que fue.

"Todos los días recuerdo a mi papá. Yo tengo todas las fotos de cuando él jugaba en primera división de acá. Quisiera tener todas las características de él. Era rápido, metía goles. Tenía buen ritmo. Creo que de mi papá he heredado la velocidad. En el físico dicen que me parezco a él, pero yo no sé", dijo el atacante del Racing de Armenia, equipo que compite en la segunda división.

De acuerdo con Bryan, fue el destacado recorrido futbolístico de su padre lo que lo motivó a hacer vida en El Salvador.  "Me decidí quedarme en el país, luego de que de vi todo lo que mi papá había hecho en los equipos en los que tuvo la oportunidad de militar aquí. Quise seguir los pasos de él. Recuerdo más a mi padre con las camisas de FAS y San Salvador, Yo tenía 12 años cuando él falleció. Por ahora estamos en el país con carné de residencia. Aún no nos hemos nacionalizado con mi hermano. Acá hemos hecho vida. Irnos a Colombia ahora sería como comenzar de nuevo", expresó Bryan. 

Amigo de los Gil

Obregón admitió que por temas de fútbol se crió junto a los hijos de Christian Gil Mosquera: Christian, Bryan y Mayer. Los tres han llegado a jugar a escala profesional. Su padre, Alexánder, era paisano y amigo de Christian Gil Mosquera.

Por esas casualidades del fútbol nunca jugaron en el mismo equipo, al menos en el El Salvador.  

"Desde el accidente de tránsito en el que murió mi papá, mis hermanos y yo nos hicimos bien amigos de los hijos de Christian Gil. Pasamos mucho tiempo juntos. Incluso, ahora estoy en casa de ellos. Son como mi familia. El papá de ellos siempre ha estado pendiente de mí. Como mi hermano es más apartado, yo soy el que más apego tengo con la familia Gil Mosquera", dijo Obregón. 

Luego, sobre el trato recibido en El Salvador, Obregón cree que no se puede quejar, la ha pasado bien y ha sentido el cobijo de la mayoría. 

"He conocido a muchas personas que me han apoyado, que siempre han estado ahí, siempre pendientes de mí. Hay mucha gente buena en este país. Personas amables y humildes, que no reniegan cuando uno les pide un favor. Estoy encantado de estar acá", externó el delantero, que ahora juega en segunda categoría, luego de una paso por el primer equipo de Santa Tecla de liga de privilegio.

Tags:

  • Bryan Obregón

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines