Blas Lizama "ruletea" en La Unión

El jugador del Municipal Limeño ha puesto dos vehículos como taxis para obtener ingresos en esta emergencia.

Enlace copiado
Blas Lizama, jugador del Municipal Limeño. / Foto: cortesía

Blas Lizama, jugador del Municipal Limeño. / Foto: cortesía

Enlace copiado

La ausencia de un salario fijo ha puesto en jaque a muchos salvadoreños, de los cuales los futbolistas están incluidos. Blas Lizama, jugador del Municipal Limeño, puso dos vehículos a trabajar como taxis en esta emergencia nacional por el COVID-19 lo que le ha permitido obtener ingresos.

Lizama se mantendrá con los cucheros la próxima temporada y confía en que en los próximos días se confirme el inicio del campeonato. Mientras eso ocurre, se ha rebuscado "para tener ingresos" pues desde mediados de marzo que no han tenido un salario tras la finalización del Clausura 2020.

"Es una situación difícil, pues llevamos cuatro meses de no tener ingresos. Me ha tocado rebuscarme, tengo unos carros los cuales he puesto a ruletear como taxis y gracias a Dios de ahí vamos pasando", dijo.

Lizama analizó las opciones que tenía para emprender con algún negocio y vio la necesidad de las personas en La Unión para movilizarse, a la vez que él tenía dos vehículos a disposición. Por ello es que consiguió dos colaboradores quienes les ha cedido los carros para que hagan los viajes y al final del día hacen cuentas. Según comentó Lizama, es un ingreso diario que le ayuda a salir adelante y una oportunidad a sus amigos motoristas. 

"Nos llaman y les damos servicio aquí en La Unión. Tengo dos vehículos los cuales he dado a dos amigos para que los trabajen diariamente y eso me ha servido. Hemos ganado poco, pero al menos es algo, y más que mi familia está pendiente de cómo vamos pasando porque preocupa esta situación ", agregó. 

Según comentó, sienten que los futbolistas están desprotegidos, pues al inicio de la emergencia por el COVID-19 se manejaba que les iban a ayudar para cancelar todo el campeonato, pero esa ayuda no llegó y los equipos cancelaron (salvo algunas excepciones) hasta el 20 de marzo. 

Aún así, se rebuscó para buscar una fuente de ingreso y vio el ejemplo de otros futbolistas quienes han emprendido con algún negocio. " He visto que mis compañeros se han rebuscado para poner sus negocios y me alegro por ello. Incluso pienso en los jugadores de segunda y tercera división que cómo le harán porque ellos ganan menos y hay incertidumbre. Hay que agarrarse de Dios para salir adelante ", reconoció.

El trabajo 

Lizama trabaja todas las tardes junto al cuerpo técnico cuchero, comandado por Misael Alfaro y el preparador físico, Carlos Solito, quienes dan una guía para mantenerse activos físicamente. 

"El cuerpo técnico hizo un grupo y nos mandan los microciclos para trabajar de una manera muy ordenada. Tenemos que mandar los trabajos para que ellos vean que uno es responsable. Queremos llegar bien a la pretemporada", expuso.

Lizama fue de los destacados el torneo pasado al jugar diez partidos. Anteriormente jugó con el Ciclón del Golfo y Dragón, con quienes fue campeón en el 2016 y desde el 2018 se mantiene con el Municipal Limeño en donde tiene contrato vigente.

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines