Benji Villalobos: ''Es una final de gran magnitud''

Benji Oldaí Villalobos ganó por cuarta ocasión el premio Guante de Oro. De la final considera que no hay favorito entre Alianza y Águila y espera que sea un espectáculo sin violencia.

 

Enlace copiado
Benji Villalobos: ''Es una final de gran magnitud''

Benji Villalobos: ''Es una final de gran magnitud''

Enlace copiado

Para Benji Villalobos ha sido un Clausura 2019 muy aceptable. Águila tuvo la mejor defensa, permitiéndole alcanzar un récord en torneos cortos (737 minutos sin encajar goles) y por consecuencia se agenció el prestigioso premio Guante de Oro de El Gráfico por su mejor promedio de 0.50 por partido (10 goles en 20 partidos de fase regular). 


Esta es la cuarta ocasión que el portero salvadoreño recibe esta distinción. Antes lo obtuvo en el Clausura 2016 (0.57, en promedio), Apertura 2016 (0.63) y Clausura 2017 (0.40).  En una entrevista exclusiva para El Gráfico habló de la importancia de ganar el Guante de Oro, de la final contra Alianza y mucho más.

Por cuarta ocasión ganas el premio Guante de Oro de El Gráfico. ¿Cómo tomas esto?
Ha sido una gran oportunidad de ganarlo otra vez, me siento contento y motivado porque al inicio de torneo te pones muchas metas y al inicio no veía este premio tan cerca. Con el apoyo de mis compañeros fue fundamental casi 8 partidos sin recibir gol y estar en la pelea y compitiendo contra porteros como Nico Pacheco (FAS) que es un gran portero y tiene mucho futuro; y Víctor García que es portero internacional que ha venido a revolucionar y a poner competencia de la buena y que es muy amigo mío y siempre hemos interactuado y nos hemos felicitado. Para mí ha sido bastante satisfactorio y lo hemos hablado con el grupo y se ha tomado bien porque sin ellos no habría sido posible este premio. Disfruto mucho este premio porque es fruto del trabajo de un grupo. Se ve que le entregan al portero pero es colectivo esto, sin la defensa fuerte y me refiero a todo el equipo, no habría sido posible. 

Respecto al torneo anterior, ¿te veías en este teniendo méritos para competir por el reconocimiento?
El torneo pasado no cerré bien, viví un momento bastante complicado porque no sabía si seguiría en el equipo porque había mucha presión externa para que tal vez no continuara pero tuve la motivación para que este torneo fuese diferente, me dediqué a trabajar y todo el apoyo que he recibido fue satisfactorio. 

¿A quién le dedicas este premio?
Tengo muchas personas en especial, aficionados que siempre me apoyan aunque se me complique como portero, ya gracias a Dios he sabido llevar las cosas porque la posición de portero es bastante ingrata. Siempre hay quiénes se me acercan para felicitarme o para motivarme, también es para mi familia que siempre sufre, mi papá, mi mamá, mis hermanas. A todas esas personas que han estado cerca de mí les dedico este trofeo.

 ¿Cómo vives una final que mediáticamente es muy esperada y a la que se le ha calificado de soñada?
Es una semana para disfrutarla y trabajarla al máximo con los compañeros, sabiendo que es la última semana del torneo porque después cada quién se irá con sus familias. Tenemos que estar unidos al máximo porque lo que nos ha dado resultado es la unidad de grupo. Toca prepararnos bien, planificar nuestro trabajo y trabajar  sobre las virtudes y debidlidades del rival. Como jugador, el día del partido muchos me dicen que disfrute del partido, pero cuesta disfrutarlo porque estás expuesto a una presión y responsabilidad tan grande. 

Hace una semana, en una entrevista con Diego Coca, hizo referencia de que un
jugador clave este torneo fuiste tu pero que había sido muy criticado por un gol de FAS en los cuartos de final. ¿Cómo logras superar esos momentos de críticas?

No leí las declaraciones pero Diego es muy amigo, siempre está alentándome y cree en mí. Esta posición de portero es muy ingrata pero el fútbol da revanchas. Contra FAS, por una mala comunicación con Ronald Rodríguez, cometimos un error infantil. Pero en otra acción, puse la pelota al piso y escuchaba silbidos, saqué un disparo y de ese saque de puerta salió un gol a favor y todo se tranquilizó. Son cosas que uno como jugador se guarda pero el fútbol da revanchas. Por ejemplo, contra FAS, Santos Ortiz me dio una revancha para poder revertirlo y me prepararé mentalmente para la serie contra Metapán y logramos dos buenos partidos. Un día puedes ser criticado y
en otro ser idolatrado. No eres el peor o el mejor, pero siempre estás expuesto y levantarse. 

¿Cómo te imaginas la final del domingo en el Cuscatlán donde se espera estadio lleno?
Muy bonita, con mucha afluencia de público. A nosotros como Águila pasar a la final era importante y no veíamos qué rival enfrentar, Limeño o Alianza. Ahora nos preparamos para enfrentar a un rival que tiene jugadores muy importantes pero nosotros también los tenemos. Creo que será muy disputado pero con buen juego. Espero que sea un espectáculo sin violencia porque llegarán personas de la tercera edad, niños porque será una final de gran magnitud porque no se repetía desde hace  32 años. 

¿Es una final sin un favorito?
En los últimos torneos, los dos mejores están llegando a la final y esa regularidad es importante. La ventaja de Alianza es que juega en su cancha pero nosotros iremos sin ningún perjuicio y sin miedo, tenemos piezas clave en el esquema y hemos tenido una defensa muy sólida. Podemos prevalecer nuestro juego, aunque llegamos en igualdad de condiciones. Vamos positivos por lo que hemos hecho y de lo que somos capaces. No pensamos más en el rival sino en lo que nosotros tenemos.

Hace tres años, Águila disputó su última final contra Dragón y la perdieron. ¿Qué pasó en esa ocasión, si todos los daban por favoritos?
Fue una final donde muchos nos daban por favoritos y nos pesó quizá esa simpatía que tenía la gente y donde Dragón venía en alza. No sé si caímos en acomodamiento, aunque no lo creo, porque el rival hizo su partido y se defendió bien. Toda la gente pensaba que era nuestro campeonato. Fue bastante complicado no quedar campeón ese año porque Águila estaba llegando cada dos años a las finales (2012 y 2014, previamente) y esa era nuestra final.

Desde ese 2016 no volvíamos a una final y son tres años que hemos esperado. Hay que aprovechar estos momentos y esa es la reflexión que te deja. Somos seis los jugadores que seguimos de ese Águila que jugó su última final. Tenemos que aprovechar esta oportunidad para dejar nuestros nombres escritos en la historia del club.

Ya son 7 los años que Águila no es campeón, cuando al frente estaba Víctor Coreas. ¿Qué te dice la gente porque pasan los años y esa sequía se ha prolongado?
Hay muchos aficionados que viven recordando buenos momentos del equipo y también de ese último título. Hablan de esa sequía pero tenemos esta linda oportunidad de darle a la afición una alegría porque ellos son los que disfrutan los campeonatos. Uno de jugador queda campeón, se sube al bus, celebra y deja a la gente disfrutando y no sólo ese día si no por varios días. El equipo al final es la afición. Nuestras familias y nosotros también nos merecemos una alegría.

¿Cómo has logrado mantenerte en Águila por 13 años? 
Ha sido muy complicado porque he pasado por momentos buenos y malos y siempre se me ha brindado la oportunidad de revertir las cosas y de ser mejor y eso me ha permitido prevalecer mucho tiempo y la actual directiva me ha apoyado. El torneo anterior había empuje para que no continuara pero la directiva me sostuvo, me dejó y aunque fueron criticados por dejarme, agradezco ese gran gesto. Quizá nunca se los había manifestado antes pero estoy muy agradecido con muchas personas porque uno sabe que puedes alcanzar un nivel y mantenerlo. Este ha sido un torneo especial porque hemos sido regulares todos en el equipo y nos hemos complementado para darle continuidad al grupo.

¿Consideras que han alcanzado cohesionar al equipo como una familia?
Tenemos buenos jugadores y buenos amigos dentro y fuera de la cancha. Quiero destacar mucho a los cuatro extranjeros: Acosta, Verges, Quejada y Mercado. Nos han complementado pero eso no quiere decir que antes no se haya tenido un buen grupo también, solo que los objetivos deportivos no se han dado. A veces los cambios favorecen. Ahora estamos haciendo familia y están saliendo las cosas y se valora. Richard (Mercado) es de todos el que no ha jugadocmucho pero le agradezco que siempre esté apoyando a los demás y demuestra que es un ejemplo de persona. Todo eso suma en un camerino. 


Nombre: Benji Oldaí Villalobos
Data: El Tránsito, San Miguel, 15 de julio de 1988
Peso: 160 libras
Estatura: 1.80 metros
Posición: Portero
Trayectoria: UDET (2004, 2ª División), UGB (2005, 2ª División) y Águila
(Clau. ‘06-?).

Tags:

  • Benji Villalobos
  • Águila
  • Guate de Oro

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines