Audaz se va con la cabeza en alto

Rudy Valencia felicitó al Águila como a su compañeros por la entrega y confirmó que ya no tiene contrato y espera su pago de tres meses de salario.

 

Enlace copiado
Audaz se va con la cabeza en alto

Audaz se va con la cabeza en alto

Enlace copiado

Luego del pitazo final del árbitro Héctor Salazar, los jugadores de Audaz salieron del campo de juego a saludar a los pocos aficionados de Apastepeque que los acompañó hasta San Miguel y agradecerles su creencia de eliminar al Águila de visita, algo que no sucedió pero que no les privó de salir del Barraza orgullosos de su campaña.

"Agradecido con Dios por finalizar un torneo más, orgulloso de este grupo de jugadores ya que demostrarnos que con entrega y sacrificio se puede hacer mucho", destacó Rudy Batres Valencia, volante de marca de los coyotes al final del partido.

El jugador capitalino aseguró que "pese a las adversidades que tuvimos en el torneo pudimos dar batalla, felicitar al Águila por su labor en la cancha, siento que ha sido un merecido ganador de la serie, espero que les vaya bien en semifinales y nosotros nos vamos orgullosos porque siento que hicimos un torneo digno ya que solamente Dios y nosotros sabemos con qué debimos lidiar para salir adelante, nos vamos con la frente en alto y creo que sería digno reconocer el esfuerzo que este grupo ha hecho para llegar hasta esta instancia del torneo", afirmó.

Sobre el partido, Batres Valencia lamentó que dos goles tempraneros sentenciaran la serie de cuartos ante los negro naranja.

"Más que goles tempraneros fueron dos errores puntuales nuestros, esto sin desmerecer lo hecho por Águila ya que repito tienen una gran plantilla de jugadores. Nosotros nos vamos analizando lo que se hizo bien, lo que se hizo mal en el camino ya que dejamos las cosas en manos de Dios para ver si logramos solventar algunas cosas pendientes y pensar en el otro torneo.

El jugador capitalino confesó que fue su último partido con la divisa vicentina "ya que mi contrato se me venció, nos vamos satisfechos por la labor que hice ya que no puedo seguir en un equipo donde se te trata mal, donde no se te paga (tu salario), a mí me deben tres meses y tres días de salario y estaré pendiente de resolver esto. Aún no sé en qué equipo jugaré el otro torneo, solo Dios sabe, por el momento deseo solventar primero mi deuda antes de pensar en otro tema", resumió.

Tags:

Lee también

Comentarios