Árbitro salvadoreña denuncia a instructor de FIFA por acoso sexual

La acusación fue presentada ayer a la FGR. En los tribunales deportivos no prosperó, pese a haber sido interpuesta en diciembre de 2016, y a que dos personeros de CONCACAF lo sabían.
Enlace copiado
Árbitro salvadoreña denuncia a instructor de FIFA por acoso sexual

Árbitro salvadoreña denuncia a instructor de FIFA por acoso sexual

Árbitro salvadoreña denuncia a instructor de FIFA por acoso sexual

Árbitro salvadoreña denuncia a instructor de FIFA por acoso sexual

Árbitro salvadoreña denuncia a instructor de FIFA por acoso sexual

Árbitro salvadoreña denuncia a instructor de FIFA por acoso sexual

Enlace copiado
La árbitra salvadoreña Vilma Montes denunció ayer por acoso sexual y expresiones de violencia al ex árbitro internacional e instructor de FIFA y CONCACAF, el también salvadoreño Rodolfo Alexander Sibrián. Según la acusación, presentada ayer en la oficina de recepción de denuncias de la Fiscalía General de la República (FGR), Sibrián no solo acosó sexualmente a Montes de modo continuo entre 2014 y 2015, sino que boicoteó su carrera luego de su negativa, desde su posición como entonces vicepresidente de la Comisión de Árbitros de la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT).

La Comisión de Árbitros es la encargada de nombrar a los árbitros que dirigirán los partidos del sector profesional, así como de establecer la capacidad, preparación y personalidad de los mismos, según se lee en el Artículo 18 de su reglamento.

Rodolfo Sibrián ha sido uno de los hombres más importantes del arbitraje centroamericano: tras retirarse en 2007 de una carrera que le permitió dirigir en dos copas del mundo juveniles, fue descollando como docente hasta convertirse en el instructor de árbitros de FIFA para el área de CONCACAF.

La calidad de la opinión de Sibrián explica que Vilma Montes se comunicara con él a inicios de 2015, cuando comenzó a recibir oportunidades para arbitrar a escala internacional. Él la retroalimentaba sobre los reportes de los visores y la felicitaba por su desempeño. Pero el tono de las opiniones que el instructor le brindaba, a través de la plataforma Messenger de Facebook, giró bruscamente y comenzó a incluir expresiones indebidas.

ACOSO REITERADO
Al principio, según su denuncia, ella ignoró los mensajes, pero luego le solicitó que se detuviera, a lo que él respondió con solicitudes explícitas de favores sexuales a cambio de ayudarla en su carrera.

La última comunicación de esa naturaleza data de finales de mayo de 2016, luego de que Montes participara en el Campeonato Interclubes Femenino de la Unión Centroamericana de Fútbol (UNCAF), en Costa Rica.

Después del torneo, Rodolfo Sibrián le escribió a Vilma diciéndole que era una "mediocre", pero que él le podía ayudar a ascender, y que la propuesta de que tuvieran relaciones a cambio de apoyo profesional seguía en pie, según la denunciante.

Ante su negativa, le dijo que por no haberse dejado ayudar no pasaría de donde estaba y que él se encargaría personalmente que así fuera.

Desde entonces, Montes no volvió a ser designada internacionalmente, y su participación a escala nacional se volvió irregular.

HAY PRUEBAS
La denuncia presentada ayer ante la Fiscalía ofrece como parte de la prueba pericial un peritaje psicológico y social a la víctima; el registro de mensajes en los que se comprueba el acoso y un vaciado de información del celular de la víctima, entre otros.

“Cuando la señora Vilma Montes se negó a las pretensiones del señor, este le dijo frases humillantes como que ella no era capaz por sus méritos de acceder a otros puestos o asignaciones internacionales como árbitro, eso la ha perjudicado psicológicamente”, dijo la abogada de Montes, Bertha María Deleón.

Rodolfo Sibrián presentó su renuncia a la Comisión en marzo de 2017 para irse a trabajar a México como director técnico del panel arbitral profesional. Renunció a este rol arguyendo motivos personales a mediados de julio.

Este medio brindó a Rodolfo Sibrián su derecho de réplica los pasados 11 y 16 de agosto, así como ayer. El instructor sostuvo que su abogado había solicitado información del caso a la FESFUT y que prefería no pronunciarse al respecto hasta tener esos datos consigo.

JUSTICIA DEPORTIVA
Vilma Montes ventiló el caso en sucesivas instancias disciplinarias del balompié salvadoreño, sin éxito. Primero compartió su acusación, adjuntándole copias de algunos de los mensajes de Sibrián, ante tres miembros de la Comisión de Arbitraje de la FESFUT en diciembre de 2016.

En ese relato, incluso mencionó a otra árbitro que también sería víctima del acoso del instructor. Sin embargo, ese órgano jurisdiccional no actuó en ningún sentido ni informó ni al comité disciplinario ni tampoco al comité ejecutivo de la FESFUT.

Hay un acta de esa reunión, efectuada el 22 de diciembre del año pasado con la participación de Mailí Haniel Medrano, Héctor Antonio Caballero y Tomás Herrera García, todos ellos miembros de la Comisión de Árbitros; los otros dos integrantes del organismo en aquel momento, el presidente Emerson Ávalos y el vicepresidente, el mismo Rodolfo Sibrián, no participaron de aquel encuentro.

Aunque esa reunión no pudo considerarse oficial, por no haber sido convocada por Ávalos sino por Medrano, lo que en ella se reveló incluyó fechas y abundante contexto sobre el presunto acoso, así como referencias a otros testigos de la situación adentro y afuera del país, entre ellos al destacado árbitro nacional Élmer Arturo Bonilla.

Mailí Medrano renunció al organismo en marzo pasado; consultado por esta redacción acerca de este tema, se abstuvo de opinar pero admitió: “El caso quedó en la Comisión de Árbitros, desconozco el trámite que le dieron”.

TRÁMITE NULO
Mientras el presidente del órgano, el federativo Emerson Ávalos, sostuvo que él “no sabía nada”, Caballero y García intentaron negar su conocimiento de la situación en entrevista con este redacción hace poco más de un mes, para luego admitir que sí sostuvieron esa reunión.

A la pregunta de por qué no informaron al presidente de la Comisión ni levantaron un informe o expediente, García sostuvo que lo de Montes “fue un simple comentario que no tiene la trascendencia como para decir que es un acoso sexual”.

En febrero pasado, ante la inacción del gobierno de los árbitros, la réferi presentó su denuncia a la presidencia de la FESFUT acompañada de la misma acta que sus colegas levantaron en diciembre; el sello de recibido federativo data 4:52 p.m. del 10 de febrero de 2017. No obstante, tampoco el comité ejecutivo de la Federación abrió expediente ni actuó en este caso, sino hasta que esta redacción comenzó a indagar en la Comisión de Árbitros, cinco meses más tarde.

Como principal argumento para esta dilación, el presidente de la FESFUT, Jorge Rajo, sostuvo que la denuncia tenía carácter anónimo. Sin embargo, Montes sostiene que fue ella personalmente quien entregó ese documento en la secretaría de la presidencia. Acompañada por su representante legal, Montes recibió finalmente audiencia del comité ejecutivo el pasado 31 de julio.

Una fuente federativa sostiene que el comité disciplinario, la única instancia futbolística que podría iniciar un proceso de investigación y sancionatorio contra Rodolfo Sibrián, conoció el caso este lunes.

CONOCIMIENTO INTERNACIONAL
La materia de esta denuncia no es desconocida para el gobierno del fútbol internacional. El acoso sexual es reconocido como falta grave en el Código de Ética de la FIFA, que subraya lo inaceptable de las amenazas, promesas de beneficios y coerción asociadas; mientras, el Código Disciplinario de la FIFA establece que todas las infracciones disciplinarias son perseguibles de oficio. El Artículo 91 del Código Disciplinario de la FESFUT manifiesta lo mismo.

Sin embargo, las instancias deportivas internacionales no actuaron en favor de Vilma Montes, pese a que al menos dos altos personeros de CONCACAF estuvieron al tanto de la situación, según confirmó una fuente arbitral del más alto nivel de la entidad, quien pidió reserva de su nombre.

Según esta fuente, en el caso contra Rodolfo Sibrián “había elementos como para tomar decisiones”. “Varios réferis pidieron ayuda internacionalmente para resolver algunas anomalías. Y también hubo otros que sabían de estos problemas pero tenían miedo de hablar y que alguien los bajara del estatus que gozaban”.

Esta fuente menciona al estadounidense Ted Howard, ex secretario general de la confederación, como uno de los oficiales de CONCACAF que habría conocido del caso y no actuó más que tangencialmente.

Según la versión de este informante, a finales de 2015 Sibrián informó a los miembros de la Comisión de Árbitros que Vilma Montes no debía ser incluida en el proceso de inscripción a FIFA 2016. Pero un oficial de la Confederación se dio a la tarea de investigar la situación y brindar a Howard un contexto más completo.

En un evento desarrollado en Estados Unidos en 2015, Howard sólo intervino ordenando a Sibrián que incluyera a Vilma Montes en el proceso.

Tags:

  • otras ligas
  • arbitraje
  • vilma montes
  • rodolfo sibrian
  • acoso sexual
  • fifa
  • fesfut
  • fiscalia general de la republica
  • demanda

Lee también

Comentarios