"Ahora jugaría de gratis, pero el tiempo no te perdona"

El exdelantero de Alianza, Independiente, Balboa y Once Municipal, Mauricio Vaquerano, acumula siete años de retiro en el fútbol nacional. Actualmente es importador directo de repuestos y vehículos, labor en la que gana mejor que en el balompié, pero confesó que aún siente ese deseo por volver a jugar a escala profesional.

Enlace copiado

"Ahora jugaría de gratis, pero el tiempo no te perdona"

Enlace copiado

Mauricio Vaquerano, exdelantero de Alianza e Independiente, se fue del fútbol profesional hace siete años, cuando tenía 27 de edad. Hubo algunos puntos que no le gustaron y colgó los tacos para sellar una carrera de 10 años. Tras eso optó por emprender un negocio de importación de repuestos y vehículos. Le fue bien y ahora es su inmejorable fuente de ingresos. Lo tiene tan claro en su mente, que admite que gana mejor como importador que en el fútbol . 

"No encontré mi lugar en ningún equipo. Me fui por la razón por la que se va la mayoría de jugadores. Me quedaban debiendo dinero. Me cansé, emprendí un negocio tras mi retiro y gracias a Dios me ha ido bien. No me va mal. Pero siempre me gusta jugar fútbol. Es bien difícil la situación de un futbolista acá en El Salvador cuando no llegás por cuello", indicó el atacante.

Vaquerano no oculta su deseo de volver al fútbol, ahora que como importador ha logrado garantizar el sustento de su familia, tanto así que ahora volvería a lo profesional sin la necesidad de comprometerse con una firma en un contrato.

"Ahora jugaría de gratis, pero el tiempo no te perdona.Uno a esta edad no quiere quitarle el puesto a un joven, pero siempre he pensado que acá los jugadores se deben medir por la calidad, no por la edad. Yo debuté en primera por mi capacidad, no por la regla de que se debía alinear a reservistas por requisito. Pero yo ahora estoy en una posición en la que podrá jugar  hasta de gratis. Gracias a Dios, mi trabajo actual no me demanda mucho tiempo. Ahora me tomo el tiempo para ir a hacer ejercicio, similar al que me podria tomar para ir a entrenar con un equipo", apuntó Vaquerano

En cuanto a lo académico, Vaquerano cursó algunas materias de la carrera de Relaciones Internacionales, pero tuvo que hacerlo todo a un lado, debido a que se metió de lleno al fútbol. También su trabajo como importador directo hizo, según él, que pueda soslayar su paso por la academia.

"Recuerdo que estaba estudiando en la universidad y me tocó irme para La Unión, para jugar en Atlético Balboa, por la invitación que me hizo Roberto Gamarra", explicó el futbolista.

Tensión por doquier 

En el 2015, por recomendación de algunos excompañeros con los que se formó en Alianza, Vaquerano se fue a probar a las filas de Universidad de El Salvador, que en ese torneo aún pertenecía al circuito mayor. Efraín Burgos era el timonel de los de la Minerva en ese momento, lo vio jugar y le dijo que fuera a arreglar con la dirigencia de ese plantel, pero  no pudo ser, porque Burgos fue separado y llegó en su lugar Édgar "Kiko" Henríquez, quien no incluyó en sus planes a Vaquerano.

Luego, la otra historia incómoda del delantero fue en FAS. Roberto "Toto" Gamarra lo invitó a entrenar con los asociados en 2009. Pero solo fue un día, debido a que vivió un pasaje no grato con el exvolante de los tigrillos, Christiam Álvarez. 

"De mala leche, Cristiam se me tira en una jugada y casi me quiebra. Entonces, yo ya no quise ir. Gamarra me habló por teléfono.  Yo ya tenía roña con Cristiam, ya lo agarré cuando él tenía 33 años. Me acuerdo de que en un juego entre Alianza y  FAS se hizo el lesionado para que lo sacaran porque no me podía agarrar. Y a Gilberto Murgas, de FAS, lo expulsaron una vez porque ya no me aguantaba. Cuando llegué esa vez a FAS, para entrenar, sentí la mala vibra de entrada", recuerda fielmente el atacante, quien pasó, además de Alianza, por Independiente,  Once Municipal y Balboa.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines