Loading...

Polonia vence a Arabia y acaricia los octavos de final

Arabia no pudo y Polonia se queda con cuatro puntos. Todo se calienta y el grupo C está que arde. 

 

Enlace copiado
Polonia vence a Arabia y acaricia los octavos de final

Polonia vence a Arabia y acaricia los octavos de final

Enlace copiado

Polonia no es que fue mejor pero si supo matar el partido a tiempo. El segundo gol de Lewandowski en la recta final del partido que significó el 2-0 fue el golpe final para Arabia Saudita, que fue mejor tácticamente pero que en ataque se quedó sin definición.

Defensivamente Arabia es una selección incómoda. Después de aquel famoso y viral tirón de orejas del técnico francés Renard Herve, el equipo representante del Medio Oriente y con mayoría de público en los estadios a su favor, volvió a demostrar que no será fácil volverle a hacer daño.

Y es que la victoria sobre Argentina cambió por completo los papeles. Sin en la previa del grupo se hablaba de que el equipo de Herve era el más débil y la cenicienta del grupo, ahora llegaba al partido con todas las posibilidades de sellar su clasificación.

A los "Hijos del Desierto", sin embargo, se les fue apagando el foco defensivo que mostraron en el primer partido. Poco a poco, el equipo iba de más a menos y Polonia, un equipo que no se desgasta en armar su ofensiva, lo aprovechó casi sobre el cierre de la primera parte.

Szczesny se convertía en figura para Polonia. A pesar que los árabes no habían concretado sus llegadas, el cuadro europeo tenía más eficacia en la definición y el gol de Piotr Zielinski

Arabia Saudita tuvo la oportunidad de irse con el empate antes del descanso. Un penalti que fue revisado por el VAR y decretó la falta del defensor Bielik en el área. Fue Al Dawsari el encargado de patear el cobro pero el meta polaco la despejó para el lamento de la afición localista.

El mediotiempo podía ser un antes y un después porque en la retina de los miles de aficionados al equipo Saudita está lo que ocurrió pero aquella hazaña fue difícil de superar. No es lo mismo tener un partido que roce la perfección y repetir a la siguiente fecha en un torneo tan comprimido como una Copa del Mundo.

Más allá del nombre de Lewandowski y del gol de Zielinski, lo de Polonia no era suficiente. El cuadro de Czeslaw no tenía suficiente presencia en campo rival con el delantero del Barcelona como único referente en punta.

56 minutos y Arabia Saudita se crecía. Salem por poco anota el empate tras un error en la defensiva rival que dejó la pelota suelta en el área pero una vez más el guardameta de Polonia salvó la situación.

Las paredes a un toque le funcionaban a Arabia para estructurar su ataque. Al 60' la tuvo Kanno en una jugada conjunta con Salem pero el balón se fue demasiado desviado y el intenso ataque de los halcones verdes continuó.

Polonia movía sus  piezas en defensa. Arabia lo hacía en ataque y el tablero de ajedrez sobre el cierre estaba servido pero los árabes necesitaban un poco más de motivación si querían rescatar el partido.

Es que además, uno de los problemas del cuadro europeo es que erraban en cada pase. La presión árabe tenía efecto y las Águilas Blancas sufrían en el cierre.

Pero como en todo partido en el que hay un delantero de área que puede cambiar la situación, Arabia sufrió el peso ofensivo de Lewandowski sobre el final.

El delantero del Barcelona aprovechó un error en la salida del rival a diez minutos del final para rematar el partido. Punto y final, Arabia no se supo calentar y ahora, con cuatro puntos para los polacos, el grupo se calienta. 

Tags:

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines