Miembros del club Dragon Bike Tuning durante su visita a El Salvador a finales de abril de este año.
Güeva

Dragon Bike Tuning: el club de motos más viajero y tuneado

Han visitado dos veces El Salvador, pero son de Honduras. Han causado asombro y admiración con sus motos y su estilo de vida. Mirá por qué en estas imágenes.

En Honduras la moda de hoy son las motocicletas y eso lo saben muy bien los integrantes del club Dragon Bike Tuning, quienes desde el 28 de junio de 2009 se organizaron y hasta la fecha son el club más grande de Honduras, llegando incluso a participar en espectáculos internacionales. 

Con un total de 120 integrantes, este club se agencia el primer lugar en cantidad de miembros en la república catracha. El presidente del club, Nelson Mendoza, es uno de los "bikers" que ha visto crecer este grupo de amantes del deporte y han llevado su estilo a países como El Salvador. 

"El Mamado", una de las motos más llamativas dentro del club. Tiene bocinas, luces led y pantallas.

En lo que va de 2018 los Dragones ya visitaron dos veces El Salvador, robando miradas con sus máquinas preparadas con lujo de detalles y sonidos inigualables. Esperan mantener esa hermandad con los motociclistas cuscatlecos.

“Estamos contentos de visitar El Salvador, y compartir el amor por las motos”, comentó Mendoza durante una reciente visita a San Miguel.

CUESTIÓN DE "TUNING"
Anael “El Flaco”, Wilson López “Tuly”, Melvin Valle “El Chele” y Nelson Mendoza “El Morado”, son los encargados dentro de este famoso club de darle los toques adecuados a cada motocicleta. Todas las ideas generales en cuanto a pintura y modificaciones de piezas y audio son responsabilidad de estos “4 genios”. 

Anael, Wilson, Melvin y Nelson, los principales responsables de "tunear" las motocicletas del club hondureño.

Bayron Castro, otro integrante con dos años de experiencia con los dragones, comenta que antes de iniciar en el "tuning", No tenía conocimiento sobre el tema. Pero ahora él mismo prepara su moto, desde la pintura general, mecánica y mantenimiento en de su Yamaha FZ.

Este club se reconoce por ser inclusivo, ya que cuenta con la presencia de 30 mujeres inscritas que participan y acompañan también con sus motos en los eventos. 

En el club hay un buen número de mujeres que también viaja y "tunea" sus motocicletas.

El objetivo principal del club siempre es tunear las motocicletas, pero también ser solidarios y llevar alegría a los hospitales, asilos y casas donde albergan a gente que necesita alimentos y ayuda de voluntarios como los "bikers". Es algo que siempre los caracteriza y valoran mantener ese perfil. 

Las personas que desean unirse a este prestigioso club tienen que cumplir con los requisitos de tener una motocicleta y, lo primordial, que le guste modificar su máquina de dos ruedas. 

"La Dragona", otra de las motos del clun y "tuneada" por una de sus integrantes. (Fotos de Roberto Reyes).
Sigue navegando