null
Fútbol

Serbia

La actual selección de Serbia es la heredera de la antigua Yugoslavia, con una rica historia dentro del fútbol mundial. Luego, las guerras y los conflictos políticos, sociales y religiosos la fueron dividiendo hasta convertirse en siete selecciones diferentes.
Enlace copiado
Enlace copiado

De la extinta Yugoslavia, además de la selección de Serbia surgieron Croacia, Eslovenia, Macedonia, Montenegro, Bosnia y -más recientemente- Kosovo.

El fútbol empezó a tomar fuerza en la zona de los Balcanes cuando dicho territorio llevaba por nombre Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos. Fue introducido por los ingleses, algunos que llegaron a construir fábricas y otros las líneas del ferrocarril En 1919, en Zagreb, se fundó la Federación Yugoslava de Fútbol y de inmediato fue admitida por la FIFA. Un año después, en 1920, jugaba su primer partido como selección. Fue en los Juegos Olímpicos de Amberes, donde recibió una goleada 7-0 por parte de Checoslovaquia, su vecino, y otra derrota con Egipto, 1-2.

Tampoco le fue bien en los Olímpicos de París 1924, donde fue goleado 7-1 por Uruguay ni en Ámsterdam 1928, en el que fue eliminado en el primer juego al caer 1-2 contra Portugal. Sin embargo, la selección fue tomando forma: al menos jugaba cinco partidos al año con rivales como Rumania, Polonia y, principalmente, Checoslovaquia.

 

PRIMER MUNDIAL

A partir de 1929 el país pasó a llamarse Yugoslavia y fue una de las cuatro selecciones europeas que participó en el primer Mundial, el de Uruguay 1930. Pero no todo fue fácil. Las oficinas centrales de la federación (Fudbalski Savez Jugoslavije) pasaron de estar en Zagreb (Croacia) a Belgrado (Serbia), lo cual generó muchos roces. Como consecuencia de ello, los directivos de Zagreb prohibieron que jugadores de clubes croatas formaran parte de la selección en el Mundial. Por lo tanto, el plantel que viajó a Sudamérica estuvo integrado únicamente por futbolistas de clubes serbios.

Yugoslavia fue una de las revelaciones del Mundial. Para empezar, en su debut venció 2-1 a Brasil, lo cual inmortalizó a los once jugadores de aquel histórico juego: Milovan Jakšić, Branislav Sekulić, Aleksandar Tirnanić, Milutin Ivković, Ivica Bek, Momčilo Đokić, Blagoje Marjanović, Milorad Arsenijević, Đorđe Vujadinović, Dragoslav Mihajlović y Ljubiša Stefanović. Los goles fueron de Tirnanić y Bek. Luego también vencieron 4-0 a Bolivia para caer 6-1 con Uruguay en semifinales. En ese entonces no se jugaba el partido por el tercer puesto, así que por diferencia de goles quedó en cuarto lugar. Eso no le quitó ser el mejor de los cuatro equipos europeos que se animaron a la aventura de cruzar el Atlántico.

 

  • EL DATO: Este es el balance de Serbia –e incluida la extinta Yugoslavia- en Copas del Mundo:

CONFEDERACIÓN

RESULTADOS

BALANCE

UEFA

3-0 Suiza, 1-0 Francia, 0-2 Alemania, 1-1 Escocia, 3-2 Francia, 0-1 Alemania, 0-2 URSS, 1-0 Alemania, 1-3 Checoslovaquia, 1-1 Escocia, 0-2 Alemania, 1-2 Polonia, 1-2 Suecia, 0-0 Irlanda del Norte, 1-2 España, 1-4 Alemania, 2-1 España, 2-2 Alemania, 1-2 Holanda, 0-1 Holanda, 1-0 Alemania

(21 juegos, 6-4-11, 21-30)

CONMEBOL

2-1 Brasil, 4-0 Bolivia, 1-6 Uruguay, 0-2 Brasil, 1-1 Brasil, 3-3 Paraguay, 3-1 Uruguay, 5-0 Colombia, 0-1 Chile, 0-0 Brasil, 1-0 Colombia, 0-0 Argentina (2-3 p), 0-6 Argentina

(13 juegos, 5-4-4, 20-21)

CONCACAF

4-1 México, 1-0 Honduras, 1-0 EE.UU.

(3 juegos, 3-0-0, 6-1)

AFC

4-1 Emiratos Árabes, 1-0 Irán, 1-2 Australia

(3 juegos, 2-0-1, 6-3)

CAF

9-0 Zaire, 2-3 Costa de Marfil, 0-1 Ghana

(3 juegos, 1-0-2, 11-4)

OFC

Sin antecedentes

Sin antecedentes

 

Las relaciones entre serbios y croatas siguió tensa, pero Yugoslavia fue gran animador de la Copa de los Balcanes, una competencia anual donde normalmente participaban junto a Rumania, Bulgaria, Turquía y Grecia. Fue subcampeón en 1932 y 1933 y la ganó en 1934 y 1935. Un duro golpe, eso sí, fue no poder estar en el Mundial Italia 1934. Esta vez tuvo que jugar eliminatoria, y un 2-2 con Suiza y una derrota 1-2 con Rumania lo marginó de la primera Copa del Mundo en tierras europeas. Yugoslavia tampoco estuvo en la segunda. Para Francia 1938 tampoco consiguió clasificar. Polonia lo venció 4-0 en Varsovia y la victoria 1-0 en Belgrado no fue suficiente.

 

UNIDOS POR TITO

Todo cambió con la irrupción de la Segunda Guerra Mundial, cuando Yugoslavia fue invadida y repartida entre la Alemania de Hitler y la Italia de Mussolini. Sin embargo, al final la victoria fue para los comunistas. Allí surgió el mariscal Josip Tito Broz y con su victoria el país se convirtió en una república socialista de carácter federativo, por lo tanto cada región tenía cierta autonomía. Durante parte de la guerra el fútbol estuvo suspendido, pero entre 1940 y 1941 tanto Serbia como Croacia tuvieron ligas separadas. En 1946 ya se reanudó el torneo como tal con todos los clubes de las diferentes regiones en una misma liga.

Como selección, Yugoslavia jugó con normalidad entre el año 1938 y 1941, pero luego, tras la invasión nazi, se detuvo toda la actividad por la Segunda Guerra Mundial. Las aguas volvieron a su cauce en 1946, cuando el equipo nacional se presentó en Praga, y logró una gran victoria 2-0 sobre Checoslovaquia.

Lo mejor estaba por venir. En 1948 participó de los Juegos Olímpicos de Londres, con gran suceso. El equipo era dirigido por Milorad Arsenijevic, auxiliado por Aleksandar Tirnanic, autor del primer gol de Yugoslavia en los Mundiales (1930). En primera ronda aplastaron 6-1 a Luxemburgo, luego eliminaron a Turquía (3-1) en cuartos de final y, ante sorpresa de todos, vencieron a Gran Bretaña, también por 3-1. En la final perdieron 1-3 con Suecia y lograron la medalla de plata. Pero jugadores como Zeljko Cajkovski, Stjepan Bobek, Rajko Mitic y Franjo Wölfl dejaron su sello en Londres.

Las buenas sensaciones siguieron. Siempre con Milorad Arsenijevic en el banquillo, el equipo yugoslavo logró el boleto para el Mundial de Brasil 1950 tras dejar en el camino primero a Israel y luego a Francia. Contra los galos fueron tres partidos con mucha tensión y se necesitó un juego extra tras los empates 1-1 en Belgrado y París. En terreno neutral, Florencia, los yugoslavos vencieron 3-2 a Francia con un gol de Zeljko Cajkovski al 114'.

En el Mundial arrancaron con paso firme, siempre con Cajkovski como figura. Derrotaron 3-0 a Suiza y 4-1 a México en sus dos primeros juegos, pero luego les tocó Brasil, el anfitrión, con el que cayeron por 2-0. Terminó segundo en su grupo, pero solo avanzaban los primeros, por lo tanto ahí acabó su segunda aventura en Sudamérica.

  • EL DATO: Yugoslavia fue la selección más joven del Mundial de 1930. Su promedio fue de 21 años y 258 días. Luego pasarían 20 años para que regresaran a la justa con un equipo más maduro.

 

BAÑADOS DE PLATA

Ese buen momento, ya insinuado en Londres 1948 y Brasil 1950, terminó de confirmarse en los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952. Con la misma base de jugadores, logró otra medalla de plata. Solo fueron superados en la final por el gran equipo de Hungría, uno de los mejores de la historia con Puskas y Kocsis, que les venció 2-0 en la final. Para llegar allí, superaron 10-1 a India, 5-5 y 3-1 a Unión Soviética, 5-3 a Dinamarca y 3-1 a Alemania.

Branko Zebec, Stjepan Bobek y Zeljko Cajkovski, los tres del mítico Partizán, fueron de lo más destacado.

Con todas sus figuras en plenitud, Yugoslavia siguió siendo un equipo de respeto y lo demostró clasificando al siguiente Mundial, el de Suiza 1954, dejando en el camino a Israel y Grecia. Al banquillo regresó Aleksandar Tirnanic, pero ya como entrenador principal. Avanzó como segundo de grupo después de vencer 1-0 a Francia y empatar 1-1 con Brasil, pero en cuartos de final se cruzó con Alemania, el que luego sería campeón, que lo superó 2-0.
Aunque la sensación es que siempre le faltaba algo para lograr un gran título, el fútbol yugoslavo seguía siendo animador principal tanto en Mundiales como en Juegos Olímpicos. En Melbourne 1956, ya con un equipo renovado pero igualmente competitivo, Yugoslavia logró por tercera vez consecutiva la medalla de plata. Esta vez perdieron la final ante la Unión Soviética de Lev Yashin por 1-0. Para llegar allí superaron 9-1 a Estados Unidos y 4-1 a India con Muhamed Mujic y Todor Veselinovic como goleadores más destacados.

Su participación en el Mundial Suecia 1958, el tercero en forma consecutiva, estuvo en el nivel de los anteriores. Avanzó en la fase de grupos tras empatar 1-1 con Escocia, vencer 3-2 a Francia y empatar 3-3 con Paraguay. Ese último empate ante los guaraníes, donde se dejaron alcanzar tres veces en el marcador, los condenó. De haber ganado, en cuartos de final es habría tocado Irlanda… Pero aquel 3-3 los hizo quedar segundo en su grupo y el rival fue Alemania, el vigente campeón. Cayeron 2-0 y volvieron a casa. Fue el último juego del capitán Branko Zebec.

 

Estos son los jugadores serbios –y yugoslavos- que más encuentros disputaron en Copa del Mundo:

JUGADOR

PARTIDOS

Dragoslav Sekularac

9 partidos

Dejan Stankovic

9 partidos

Ivica Surjak

9 partidos

Dragan Stojkovic

8 partidos

Safet Susic

8 partidos

Zlatko Vujovic

8 partidos

Branko Zebec

7 partidos

Tomislav Crnkovic

7 partidos

Vujadin Boskov

7 partidos

 

ORO OLÍMPICO EN ROMA

Después de rozar la gloria en varias oportunidades, finalmente lo consiguió en los Juegos Olímpicos de Roma 1960, donde el fútbol yugoslavo logró la medalla de oro. Pasó la fase de grupos sin problemas, con un 6-1 a Egipto, un 4-0 a Turquía y un 3-3 ante Bulgaria. En semifinales el rival fue Italia, el equipo anfitrión, y tras el 1-1 final (gol de Milan Galic), los yugoslavos avanzaron gracias a la moneda en el juego disputado en Nápoles. Luego del tiempo extra, el método para desempatar no eran los penales sino un sorteo, y el equipo dirigido por Aleksandar Tirnanic logró clasificarse a la final. En el partido decisivo vencieron 3-1 a Dinamarca con goles de Milan Galic, Zeljko Matus y Borivoje Kostic para celebrar el primer título internacional.

Dicho equipo, orgullo de toda la región, también hizo -dos años después- un buen Mundial en Chile 1962, donde acabó en cuarto lugar, igualando lo hecho en 1930.

 

Petar Radakovic marcó este memorable tanto a Alemania en cuartos de final del Mundial de 1962:

 

 

 

 

En Chile 1962 no empezó bien, ya que perdió en el debut 0-2 con la Unión Soviética, pero se recuperó y venció 3-1 a Uruguay y 5-0 a Colombia. En cuartos de final eliminó a Alemania, 1-0 con gol de Petar Radakovic, para meterse entre los cuatro mejores. Luego cayó ante Checoslovaquia en semis (1-3) y Chile (0-1) en el juego por el tercer puesto. Sería el último Mundial con protagonismo de los equipos de Europa del Este. En el caso de Yugoslavia, tendrían que pasar 12 años para regresar a una Copa del Mundo, ya que no logró clasificar ni a Inglaterra 1966 ni a México 1970.

 

TIEMPOS GRISES

Luego de algunos sinsabores, como la frustración por no haber conseguido el boleto para el Mundial 1966 (le eliminó Francia), Yugoslavia decidió hacer varios cambios. Uno de ellos fue el entrenador. El histórico Aleksandar Tirnanic, tras 11 años en el cargo, dejó su lugar a Rajko Mitic, otro ex mundialista que era parte del anterior cuerpo técnico. Pero lo resultados no llegaron. Con Mitic tampoco lograron el boleto para México 1970. En su camino se cruzó Bélgica y la dejó sin opciones.

 

  • EL DATO: Estos son los entrenadores de Serbia-Yugoslavia, incluyendo al histórico Tirnanic:

ENTRENADOR

MUNDIALES

BALANCE (G-E-P)

Bosko Simonovic

1934

3 juegos: 2-0-1

Milorad Arsenijevic

1950

3: 2-0-1

Aleksandar Tirnanic

1954-1958

7: 2-3-2

Prvoslav Mihajlovic

1962

6: 3-0-3

Miljan Miljanic

1974

9: 2-3-4

Ivica Osim

1990

5: 3-1-1

Slobodan Santrac

1998

4: 2-1-1

Ilija Petkovic

2006

3: 0-0-3

Radomir Antic

2010

3: 1-0-2

El intento de reconstrucción del equipo comenzó por la llegada de Vujadin Boškov, el entrenador del FK Vojvodina, pero con experiencia como auxiliar en la selección en tiempos pasados. Boskov -que luego dirigiría a la Sampdoria y al Real Madrid- logró devolverle algo de prestigio a Yugoslavia, aunque en medio de la eliminatoria fue reemplazado por Miljan Miljanić, otro que luego pasaría por el banquillo del Madrid.

Bajo el mando de Miljanić, el equipo dio un golpe sobre la mesa al clasificar al Mundial de Alemania 1974, sobre todo porque para lograrlo eliminó a la selección de España, dirigida por Ladislao Kubala. No fue sencillo aquel boleto, pues requirió un juego extra en Frankfurt contra los españoles. Empataron 2-2 en Las Palmas y 0-0 en Zagreb, en el juego desempate venció Yugoslavia 1-0 con gol de Josip Katalinski.

Las buenas sensaciones del equipo, donde brillaban Ilija Petkovic, Josip Katalinski y Dusan Bajevic, se confirmaron en los dos primeros juegos del Mundial 1974. Un meritorio 0-0 con Brasil, vigente campeón, y un aplastante 9-0 a Zaire, ilusionaron a todos. Pero después llegó la debacle: 1-1 contra Escocia que igualmente le permitió avanzar a la segunda ronda. Luego, tres derrotas ante equipos europeos que dejaron claro que Yugoslavia había perdido terreno ante otras selecciones del área: 0-2 ante Alemania, 1-2 Polonia y 1-2 Suecia.

Fueron los últimos días de Miljanić. En su lugar designaron a Ante Mladinić, un croata que dirigía las selecciones juveniles. El reto era la Euro 1976, donde Yugoslavia era el anfitrión.

Con sedes en Zagreb y Belgrado, dicho torneo es recordado por el famoso gol de penal de Panenka, el que definió la final ante Alemania. Yugoslavia fue la gran decepción, quedó último entre los cuatro participantes, perdiendo sus dos juegos: 2-3 ante Alemania y 2-3 ante Holanda de Cruyff. Si bien le tocó al campeón y subcampeón del mundo y cayó por la mínima diferencia, las conclusiones no fueron buenas.

 

ENTRENADORES AL POR MAYOR

A partir de allí se dio un desfile incesante en el banquillo. Asumió Ivan Toplak, luego Marko Valok, Stevan Vilotić, Slavko Luštica, nuevamente Ante Mladinić y luego Dražan Jerković. Todo eso entre 1977 y 1978. Eso explica la no clasificación para Argentina 1978, en el que quedó último en un grupo donde estaban España y Rumania.

Al final, la federación nombró otra vez a Miljan Miljanić en 1979 para acabar con los malos resultados. La experiencia de Miljanić, sumado a una generación que encabezaban Ivan Gudelj, Vladimir Petrovic y Safet Susic, les alcanzó para clasificar a España 1982 con cierta facilidad, quedando por encima de Italia y Dinamarca. Pero en el Mundial no logró pasar de la primera fase: empató 0-0 con Irlanda del Norte, perdió 1-2 con España y la única victoria, 1-0 sobre Honduras, no sirvió para nada.
La nueva etapa de Miljanic acabó en España 1982. Todor Veselinović, que venía de dirigir al Millonarios de Colombia, tomó las riendas del equipo. Si bien lo clasificó a la Euro Francia 1984, su etapa acabó rápido: en la Europa perdió los tres juegos y ahí terminó todo. Peor le fue a Milos Milutinovic, hermano de Bora, que heredó al equipo con la misión de clasificarlo a México 1986. Yugoslavia quedó cuarto en su grupo -detrás de Francia, Bulgaria y Alemania Oriental- y volvió a quedarse sin Mundial.

Con Ivica Osim como entrenador, Yugoslavia llegó al Mundial 1990 con un equipo de grandes individualidades. Sería el último Mundial que futbolistas croatas jugaran para Yugoslavia. Para llegar dejaron sin Copa del Mundo a una Francia en la que ya jugaban Deschamps, Papin, Cantona y Laurent Blanc. A pesar de que en Italia arrancaron con un goleada en contra (1-4 ante Alemania), el equipo se recuperó, venció 1-0 a Colombia y 4-1 a Emiratos Árabes. En octavos eliminó a España con dos golazos de Dragan Stojkovic y en cuartos de final la Argentina de Maradona y Goycochea le cerró el camino en los penales, tras un 0-0 en 120’.

 

Estos fueron los dos tantos de Stojkovic con los que la potente Yugoslavia despachó a España:

 

 

 

 

 

 

 

El mundo ya empezaba a maravillarse de jugadores como Dragan Stojkovic, Darko Pancev, Dejan Savicevic, Davor Suker, Robert Prosinecki y Alen Boksic, la mayoría en los inicios de sus carreras. El futuro parecía brillante, sobre todo porque en 1987 Yugoslavia se había consagrado campeón mundial Sub20 en Chile y entre los campeones, además de Davor Suker y Robert Prosinecki, se proyectaban otros jugadores como Predrag Mijatović y Zvonimir Boban. Además, el Estrella Roja ganaba la Champions League en 1991.

 

SEPARADOS

Pero la Guerra de los Balcanes destruyó todo. En 1992, con el conflicto bélico en su peor momento, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas decretó un bloqueo total a Yugoslavia. Esto incluía la prohibición de participar en cualquier competición deportiva internacional, entre ellos los Juegos Olímpicos y la Eurocopa. Esto ocurrió poco antes del comienzo de la Euro Suecia 1992, donde Yugoslavia estaba clasificada y era una de las favoritas. Al final no le permitieron participar.

 

  • EL DATO: Curiosamente, al no poder participar Yugoslavia en la Euro 1992, la UEFA llamó de urgencia a Dinamarca, que acabó consagrándose campeón.

Como consecuencia de la guerra se produjo el desmembramiento de Yugoslavia como país, que solo quedó reducido a Serbia y Montenegro. Las otras regiones pasaron a competir con los nombres de Bosnia-Herzegovina, Croacia, Eslovenia y Macedonia. A ninguna de ellas se le permitió participar en las Eliminatorias de Estados Unidos 1994 ni de la Euro 1996.

Para 1998, Yugoslavia logró la clasificación para el Mundial de Francia de la mano del entrenador Slobodan Santrac. También lo hizo Croacia. De aquel equipo campeón mundial juvenil, tres jugaron para Yugoslavia (Lekovic, Brnovic y Mijatovic), y cinco con Croacia (Suker, Prosinecki, Jarni, Boban y Stimac). Mientras que Croacia acabó tercero, Yugoslavia fue eliminada en cuartos de final. En primera fase venció a Irán y Estados Unidos (ambos 1-0) y empató 2-2 con Alemania. Luego, en octavos no pudo superar a Holanda, que lo venció 2-1 con un gol de Edgar Davids al 90+2’.

Con el regreso al banquillo de Vujadin Boškov, entre 1999 y 2000, Yugoslavia trató de recuperar la identidad. Y no hizo tan mal papel: llegó a cuartos de final en la Euro 2000 de Holanda y Bélgica. Luego de cierta incertidumbre y dos entrenadores interinos - Ilija Petković y Milovan Doric (ex técnico de El Salvador), Yugoslavia decidió recontratar a Boskov, que esta vez trabajó a la par de Ivan Ćurković y Dejan Savićević.

 

Milovan Djoric, técnico interino de Yugoslavia, fue uno de los enlaces entre la selección de los Balcanes y la salvadoreña, al ser éste el entrenador de la azul mayor. Aparte de eso, ambas selecciones jugaron un amistoso, con todas sus figuras.

FECHA Y SEDE

Noviembre 12, 1995. Estadio: Flor Blanca, San Salvador, 30 mil espectadores

COMPETENCIA

Amistoso internacional

RESULTADO

El Salvador 1-4 Yugoslavia (Sinisa Mihajlovic 12’, Dejan Savićević 31’ penalti, 43’, 59’, Jorge Rodríguez 36’)

ALINEACIÓN ESA

Raúl García (Santos Rivera), William Osorio (Carlos Hernandez), Geovanni Trigueros, Leonel Cárcamo, Bladimir Cubías, Jorge Rodríguez, Carlos Castro Borja, Guillermo Rivera (Marlon Menjívar), Mauricio Cienfuegos, Ronald Cerritos (Kilmar Jimenez), Rául Díaz Arce. DT: José Omar Pastoriza (Argentina)

ALINEACIÓN YUGO

Zvonko Milojevic (Aleksandar Kocic 46'), Zoran Mirkovic (Perica Ognjenovic 82'), Dejan Stefanovic, Albert Nadj, Goran Saula, Goran Djorovic, Dejan Govedarica (Nisa Saveljic 61'), Dejan Petkovic (Dragan Ciric 60'), Savo Milosevic, Dejan Savicevic (Darko Kovacevic 64'), Sinisa Mihajlovic. DT: Slobodan Santrac.

ÁRBITRO

Victorino Rodríguez (El Salvador)

 

Pero los resultados en las Eliminatorias para Corea-Japón 2002 no acompañaron: quedó eliminado, superado por Rusia y Eslovenia, que consiguieron el boleto para el Mundial. A pesar del fracaso, la federación le rescató de la terna a Savićević y lo nombró entrenador principal, pero el crédito se le acabó cuando no logró clasificar a la Euro 2004.

Ya con la denominación de Serbia y Montenegro, la selección logró volver al Mundial al conseguir el boleto a Alemania 2006 con figuras de la talla de Mateja Kezman, Savo Milosevic,

Dejan Stankovic y Nemanja Vidic. El entrenador era Ilija Petković y para llegar a la Copa del Mundo dejaron en el camino a Bosnia y Bélgica, clasificando en el grupo incluso por delante de España. Pero ya en el Mundial fue un auténtico desastre: perdió los tres juegos (0-1 Holanda, 0-6 Argentina y 2-3 Costa de Marfil) y acabó en el último lugar.

 

Antes de irse de Alemania, los serbio-montenegrinos dejaron este golazo de Zigic a los marfileños:

 

 

 

 

ENTRENADOR EXTRANJERO

La pésima imagen dejada en el Mundial 2006, con malos resultados y actos de indisciplina, obligó a la federación a un cambio drástico. Por primera vez contrataron a un entrenador extranjero: Javier Clemente. El español, cuyo fútbol siempre fue más efectivo que bonito, llegó a poner orden, pero lo suyo también fue fracaso. No pudo clasificar al equipo a la Euro 2008 y fue despedido luego de solo 16 partidos. No era cuestión de nacionalidades… El siguiente fue Miroslav Đukić y apenas duró 5 juegos, de los cuales no ganó ninguno.

Al final, en encargado de enderezar el barco fue Radomir Antić, un viejo zorro que con un importante paso por el Real Madrid, Atlético Madrid y Barcelona, entre otros. Antic, con un equipo cuyas figuras eran Aleksandar Kolarov, Branislav Ivanovic, Dejan Stankovic, Marko Pantelic y Nemanja Vidic, logró poner a Serbia en otro Mundial. Esta vez, en Sudáfrica 2010, ya sin Montenegro. Solo Serbia. En tierras africanas, lo de Serbia fue desconcertante. Si bien superó 1-0 a Alemania, no logró pasar de la fase de grupos tras caer con Ghana (0-1) y Australia (1-2).

 

Así fue el tanto del sorpresivo 1-0 de Serbia ante Alemania, anotado por Milan Jovanovic:

 

 

 

 

Vinieron días negros para Serbia, con otras dos Euros consecutivas sin poder clasificar (2012 y 2016), período que también incluyó la ausencia al Mundial de Brasil 2014. En ese lapso pasaron entrenadores como Vladimir Petrović, Radovan Ćurčić, Siniša Mihajlović, Ljubinko Drulović, el holandés Dick Advocaat y Radovan Ćurčić. Ninguno funcionó, y salvo Mihajlović, ninguno tuvo demasiado tiempo para desarrollar su juego.

Fue Slavoljub Muslin, que asumió el cargo en 2016, el que logró la clasificación a Serbia para Rusia 2018. Lo logró, favorecido por un grupo accesible, al quedar por encima de Irlanda, Gales, Austria, Georgia y Moldavia. Pero increíblemente meses después de lograr el boleto, en octubre de 2017, Muslin fue despedido y en su lugar quedó su ex asistente, Mladen Krstajic. La Asociación de Fútbol de Serbia explicó en un comunicado que la salida se debía a que Muslin se negaba a convocar a jugadores jóvenes. Por lo tanto, si algo se espera de Serbia en el Mundial de Rusia es que llegue con varios juveniles. De hecho, Mladen Krstajic, que tiene 43 años, será el segundo técnico más joven después de Aliou Cissé, de Senegal, con 41 años.

 

Ficha

Confederación: UEFA
Último mundial: Sudáfrica 2010
Mundiales disputados: 11 (Uruguay 1930, Brasil 1950, Suiza 1954, Suecia 1958, Chile 1962, Alemania 1974, España 1982, Italia 1990, Francia 1998, Alemania 2006, Sudáfrica 2010)
Balance en mundiales disputados: 43:17-8-18/ 64 GF, 59 GC
Mejor puesto: cuarto lugar en 1930 y 1962, jugando como Yugoslavia.
Entrenador: Mladen Krstajic. Asumió recientemente luego de trabajar como auxiliar de su antecesor Slavoljub Muslin. Vivió el proceso de la clasificación desde adentro y ahora tiene su oportunidad. Como futbolista representó a Serbia y Montenegro en Alemania 2006.
Jugadores estelares: Nemanja Matic, volante del Manchester United, es el jugador más conocido y una pieza clave en el funcionamiento del equipo: quita, entrega con criterio y tiene un notable disparo de larga distancia. Otros jugadores importantes son Aleksandar Kolarov (Roma) y Dusan Tadic (Southampton).


 

Acerca del autor

Tags:

Comentarios

Te puede interesar