null
Fútbol

Perú

El fútbol organizado en Perú ve la luz en la década de 1910 con la formación del primer campeonato de liga, en el que ya militaban clubes históricos como el Alianza Lima. En la década de 1920 creció el circuito y se unieron otras instituciones destinadas a ser grandes como el Universitario de Deportes.
Enlace copiado
Enlace copiado

Los clubes de fútbol en las décadas de 1910 y 1920 en Perú se formaban por jóvenes entusiastas de equipos amateurs y crecían paso a paso. Uno de los fundadores del Universitario, por ejemplo, fue un estudiante de la Universidad de San Marcos llamado Plácido Galindo, un personaje versátil que además militó como jugador, entrenador y dirigente de “La U”. En 1930, Galindo fue convocado a la selección de Perú que participó en el primer Mundial de la FIFA, con sede en Uruguay. Solo tenía 24 años, pero el entrenador de Perú, el español Francisco Bru Sanz, le dio la titularidad y la capitanía. El 14 de julio de 1930 en el estadio Pocitos de Montevideo, Perú debutó contra Rumania y Galindo dejó una marca imborrable. Al minuto 70, mientras los rumanos sostenía una ventaja de 1-0 y Perú luchaba por empatar, el árbitro chileno Alberto Warnken convirtió a Galindo en el primer futbolista expulsado en la historia de los Mundiales. ¿O no? La FIFA apunta este dato, pero otros medios, incluido el diario peruano “El Comercio”, publicaron que el expulsado fue Mario de las Casas, otro seleccionado de currículum idéntico al de Galindo. De las Casas también formó parte del grupo de estudiantes fundadores del Universitario. El delantero Luis de Souza Ferreira, quien jugó aquel partido, cita a De las Casas como el expulsado. “Lo vieron grande y lo echaron”, dijo sobre De las Casas, que medía 1.85 metros. Tras el incidente, pese a que Perú igualó el marcador cinco minutos después de la expulsión con gol de De Souza Ferreira, los rumanos capitalizaron la ventaja numérica y ganaron 3-1. En el siguiente partido, Perú fue eliminado tras una derrota 1-0 ante el local Uruguay. Quedó en la memoria colectiva el intenso marcaje del peruano José María Lavalle sobre el estelar uruguayo Álvaro Gestido, que limitó a los celestes a una ventaja mínima. La primera Copa Mundial para los peruanos dejó como saldo dos derrotas.

  • EL DATO: Estos son los jugadores con más encuentros mundialistas, de un total de 51 embajadores peruanos en la justa. Ninguno de la generación de 1930 aparece en el top.

JUGADOR

MUNDIALES

TOTAL DE PARTIDOS

Teófilo Cubillas

70, 78, 82

13

Héctor Chumpitaz

70, 78

10

Ramón Quiroga

78, 82

9

Jaime Duarte

78, 82

9

César Cueto

78, 82

9

Juan Oblitas

78, 82

9

Hugo Sotil

70, 78

8

José Velásquez

78, 82

8

Guillermo La Rosa

78, 82

8

Torbio Díaz

78, 82

7

La década de 1930 no tuvo más Mundiales para Perú, pero dejó otros dos torneos memorables. En los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936, la selección peruana debutó a todo tren aplastando 7-3 a Finlandia con cinco goles de su máxima estrella de ese época, el delantero Teodoro “Lolo” Fernández. En cuartos de final, Perú superó a una de las favoritas, Austria, 4-2 en tiempo extra, pero el resultado no contó. El árbitro noruego Thoralf Kristiansen, que había anulado incluso tres goles a Perú aquella tarde, dio por suspendido el juego tras una invasión de espectadores a la cancha al minuto 119. Fue reportado que entre los invasores de la cancha se hallaban “unos mil aficionados peruanos” que cargaban “barras de acero, cuchillos e incluso una pistola”. Los austriacos se quejaron por ataques a sus jugadores. El COI y la FIFA anularon el resultado y ordenaron repetir el partido. La federación peruana no aceptó la medida, argumentando que se trataba de un sabotaje para quitarles el triunfo en la cancha, y se retiró del torneo.
Los 30 acabaron con el primer momento de gloria para la selección peruana: el título en el Campeonato Sudamericano (hoy, Copa América) de 1939, en Lima. El Perú del entrenador inglés Jack Greenwell ganó sus cuatro partidos contra Uruguay, Paraguay, Chile y Ecuador; y “Lolo” Fernández fue el máximo goleador del torneo con siete tantos. Entre 1937 y 1941, la selección peruana tejió además la mejor racha de su historia: 12 partidos sin perder entre torneos Sudamericanos, Juegos Bolivarianos y la extinta Copa Roque Sáenz Peña. Para desgracia de aquella generación, los dos Mundiales siguientes, los de 1942 y 1946, fueron suspendidos por la II Guerra Mundial y no pudieron mostrar su talento en el máximo nivel.

LA EXPLOSIÓN EN 1970

Pese a su ausencia entre los Mundiales de 1950 y 1966, las décadas del ‘50 y ‘60 dieron numerosas figuras individuales al fútbol peruano. El delantero Juan Seminario sobresalió en Europa tras ganar el “Pichichi” del fútbol español con el Zaragoza; luego fue fichado por el Fiorentina, de la liga italiana, y el Barcelona, con el que ganó la Copa de Ferias de 1966. Juan Joya fue pieza clave del Peñarol que ganó dos Copas Libertadores y dos Intercontinentales entre 1961 y 1966, y formó una extraordinaria dupla de ataque con Alberto Spencer. El defensor Víctor “el Conejo” Benítez dejó una marca en Italia cuando ganó la Copa de Campeones de Europa con el Milán en 1963. Y el defensor Julio Meléndez fue reconocido como uno de los mejores zagueros sudamericanos de su época, dejando un paso brillante por el Boca Juniors argentino. Sin embargo, no se consumaban triunfos colectivos.

El peruano Juan Seminario fue una sensación en el Zaragoza de España, donde fue "pichichi". /FOTO: ARCHIVO.

En 1968 llegó a la selección peruana el entrenador Didí, volante del Brasil campeón mundial en 1958 y 1962. Éste coincidió con la aparición de la mejor generación de futbolistas peruanos en la historia y por fin este seleccionado alcanzó su máximo potencial en un torneo grande. Nombres como Teófilo Cubillas, Héctor Chumpitaz, Hugo Sotil y Alberto Gallardo son símbolos de un equipo sensación en el Mundial de México 1970. Para llegar a ese torneo, los peruanos eliminaron nada menos que a Argentina. En la fecha final de las eliminatorias, en 1969, Perú debía al menos empatar de visita para asegurar su boleto. Los albicelestes designaron como sede a La Bombonera, el estadio de Boca Juniors famoso por sus tribunas cercanas a la cancha, con los gritos de la afición a corta distancia de los jugadores. Pero Perú sacó un empate 2-2 con un duelo memorable del volante Roberto Challe y dos goles de Oswaldo “Cachito” Ramírez, delantero que aquella tarde reemplazó a Gallardo.

  • EL DATO: Así le ha ido a Perú contra otras confederaciones.

CONFEDERACIÓN

RESULTADOS

BALANCE (G-E-P, GF-GC)

UEFA

1-3 Rumania, 3-2 Bulgaria, 1-3 Alemania Federal, 3-1 Escocia, 0-0 Holanda, 0-1 Polonia, 1-1 Italia, 1-5 Polonia

(8 juegos, 2-2-4, 10-16)

CONMEBOL

0-1 Uruguay, 2-4 Brasil, 0-3 Brasil, 0-6 Argentina

(4 juegos, 0-0-4, 2-14)

CONCACAF

No hay antecedentes

No hay antecedentes

AFC

4-1 Irán

(1 juego, 1-0-0, 4-1)

CAF

3-0 Marruecos, 0-0 Camerún

(2 juegos, 1-1-0, 3-0)

OFC

No hay antecedentes

No hay antecedentes

Ya en el Mundial de México, Perú enfrentó un arranque complicado. Su debut fue el 2 de junio de 1970, en León ante Bulgaria. Dos días antes un terremoto devastó el departamento peruano de Áncash, y el plantel peruano se hallaba consternado. Ya en la cancha, Bulgaria tomó una ventaja de 2-0, pero los sudamericanos reaccionados y con goles de Chumpitaz, Gallado y “el Nene” Cubillas ganaron 3-2. Cuatro días más tarde aplastaron a Marruecos 3-0 y clasificaron a cuartos de final. Fueron eliminados finalmente por el Brasil de Pelé, Gerson, Rivelino y Tostao tras uno de los mejores encuentros en la historia de los Mundiales. Brasil se impuso 4-2, pero la calidad del fútbol mostrado por ambos conjuntos dejó un saldo positivo. Perú destacó por resultados y además por un estilo brillante de toque e imaginación con la pelota. Aquel Mundial transformó a Cubillas en una estrella de los Mundiales, y buena parte de aquel plantel peruano fue fichado por clubes grandes de América y Europa.

Si bien Perú perdió con Brasil, Alberto Gallardo anotó este golazo:

 

 

En 1975, Perú alcanzó un nuevo techo al ganar su segunda Copa América. Su entrenador era el peruano Marcos Calderón, quien supo combinar la base del plantel de Didí con estrellas emergentes, como el atacante Percy Rojas. De la mano de Rojas, el Universitario fue el primer club peruano que llegó a una final de Copa Libertadores. Fue en 1972 y la perdió contra el Independiente, equipo argentino que luego fichó a Rojas, con el que ganó la Libertadores en 1975.
La Copa América de selecciones en aquel mismo año fue una campaña sobresaliente. Incluyó momentos icónicos del fútbol peruano, como un gol de chilena (o chalaca, como se le conoce en Perú) de Juan Carlos Oblitas en el triunfo 3-1 sobre Chile en la fase de grupos, y un tiro libre espectacular de Cubillas en el triunfo peruano de visita contra Brasil 1-3 ante 75 mil espectadores en el estadio de Belo Horizonte. En aquel entonces, el torneo no tenía sede fija, y las finales contra Colombia se jugaron a ida y vuelta. Tras un triunfo por bando, el partido de desempate tuvo sede en Caracas, Venezuela, donde Perú se impuso 1-0 con gol del “Cholo” Sotil, quien entonces militaba en el Barcelona. El éxito se prolongó en las eliminatorias rumbo al Mundial de 1978, donde Perú superó a la selección chilena del gran Elías Figueroa, Jugador Sudamericano del Año en 1974, 1975 y 1976.

Teo Cubillas (al centro, de blanco) es el máximo referente en ataque de la escuadra peruana en Mundiales. /FOTO: ARCHIVO.

LA GOLEADA DE 1978

En el Mundial de 1978, Perú fue asignado al grupo 4, donde debutó ante una selección de Escocia que llegaba como favorita y con justificación. En la década de 1970 hubo una masiva aparición de cracks escoceses que triunfaron en la liga inglesa y en las copas europeas. El Liverpool y el Nottingham Forest ganaron Orejonas gracias cracks escoceses como Kenny Dalglish, Greame Souness y John Robertson. Su entrenador, Ally MacLeod, estaba tan seguro del éxito que cuando le preguntaron “¿qué hará después de la copa?”, su respuesta fue: “Retenerla”. Solo bajo ese contexto se tomó dimensión de la enorme sorpresa que resultó el baile infernal que Perú le propinó a Escocia en su debut mundialista, el 3 de junio de 1978 en Córdoba. Un gol de Cueto y dos de Cubillas apenas sirven de estadística para graficar el triunfo peruano 3-1 aquel día. La calidad de esos goles fue soberbia, sobre todo el tercero, un tiro libre de Cubillas con la parte interna del pie derecho. Fueron tres y pudieron ser más. Perú expuso en ese partido lo mejor del juego sudamericano: precisión de toque, creatividad, desmarque y determinación.

En Argentina 1978 Teófilo Cubillas marcó una genialidad ante Escocia:

 

 

Aquel fue un inicio soñado para Perú, y el entusiasmo se intensificó tras empatar con Holanda y aplastar a Irán para pasar en primer lugar a la segunda ronda. A los peruanos les tocó compartir el grupo semifinal, con sede en Rosario, con Brasil, Polonia y la local Argentina. Fue una pesadilla. El buen juego mostrado en el arranque de la Copa desapareció cuando Brasil los aplastó 3-0, seguida de una derrota 1-0 ante Polonia. En la fecha final, Perú enfrentó a una Argentina necesitada de ganar por cuatro goles de diferencia para pasar a la final. Fue uno de los partidos más polémicos de la historia. Perú no se jugaba nada, pero tuvo un buen  arranque, creó dos llegadas claras, incluido un disparo de Juan José Muñante que dio en el poste. Pero luego Argentina se recuperó y desconoció a Perú, lo goleó 6-0 y ganó su grupo por diferencia de goles sobre Brasil. Se levantaron sospechas de que los peruanos no jugaron a su máximo nivel para ayudar a Argentina. Se sospechó de la visita del entonces presidente de Argentina, el general Jorge Videla, junto al ex secretario de Estado de EEUU., Henry Kissinger, al vestuario de Perú justo antes del partido. Se sospechó de la cesión de un considerable suplemento de cereales de parte del gobierno argentino para Perú después del juego. Se sospechó incluso de la honestidad del arquero de Perú, Ramón Quiroga, nacido en Argentina. Oblitas dijo haber sentido “vergüenza” por el resultado, pero los peruanos nunca aceptaron haber regalado el resultado. Los mismos seleccionados argentinos rechazaron las teorías de que apuntaban a la deshonestidad de los peruanos. El volante Osvaldo Ardiles dijo que devolvería su medalla de campeón si se mostraban pruebas contundentes. Sin embargo, los efectos de aquella polémica dejó una marca incómoda en aquella generación.

Ramón Quiroga, en la portada de una revista deportiva, encajó seis tantos de la Albiceleste en 1978. Se dudó de si dejó meterse los goles por sus raíces argentinas. /FOTO: ARCHIVO

En 1981, Perú contrató como nuevo seleccionador al brasileño Tim, y éste consiguió una nueva clasificación al Mundial, el de España 1982. Contaba con un solo veterano de 1970, “el Nene” Cubillas, y algunas de las figuras de 1978, pero los resultados no llegaron. Perú inició con dos empates y fue eliminado en su tercer partido tras caer goleado 5-1 ante Polonia. Quedó para la estadística el 1-1 contra Italia, selección que acabaría ganando aquel torneo.

  • EL DATO: En los cuatro Mundiales en los que participó (1930, 1970, 1978 y 1982), Perú enfrentó siempre al que se sería el campeón de la FIFA.

REGRESO A LA COPA

En 1985, Perú estuvo a punto de clasificar a su tercer Mundial consecutivo. En el banquillo durante las eliminatorias mandaba un ex seleccionado veterano de 1970, Roberto Challe, cuya estrategia ayudó a derrotar a Argentina 1-0 en Lima. La clave fue el marcaje hombre a hombre a Diego Maradona, misión del defensor Luis Reyna, quien anuló al entonces mejor futbolista del mundo a base de disciplina férrea y golpes que a veces sobrepasaron la frontera del reglamento. En la recta final del partido de vuelta, en el estadio Monumental de Buenos Aires, Perú ganaba 1-2, y parecían revivir los recuerdos de 1969. Los peruanos estuvieron cerca de sacar de nuevo a Argentina en el camino a otro Mundial celebrado en México, como en 1970, pero el cuadro albiceleste logró empatar 2-2 con un gol agónico del delantero Ricardo Gareca. Argentina superó a Perú por un solo punto en la tabla de su grupo en las eliminatorias.

Gareca le negó un Mundial a Perú como jugador, pero le dio uno a los incas como entrenador. /FOTO: ARCHIVO, EFE.

Aquel gol de Gareca en 1985 fue providencial para Argentina, que se encaminó a ganar aquel Mundial, y en contraste fue lapidario para Perú, que inició una larga ausencia en la historia de la Copa. Dos años más tarde, el fútbol peruano sufrió otro golpe devastador. El 8 de diciembre de 1987, el plantel del club Alianza Lima falleció cuando se estrelló su avión en el océano Pacífico, cerca del distrito de Ventanilla. Entre los fallecidos se hallaba el ex seleccionador Marcos Calderón, campeón de América en 1975, y un grupo de grandes jugadores, algunos internacionales peruanos como el arquero José González Ganoza, tío de Paolo Guerrero, actual delantero del plantel albirrojo.
Entre los Mundiales de 1986 y 2014, Perú siguió produciendo grandes jugadores que brillaron en Sudamérica y Europa, desde “Chemo” del Solar hasta Nolberto Solano y Rodolfo Pizarro, pero no llegó a consumar ese talento en una fuerza colectiva. Pareció un guiño del destino que fue justamente el mismo Gareca quien ayudó a Perú a acabar con la mala racha más de 30 años después. En el año 2015, el ex delantero argentino había formado una respetable carrera como director técnico y fue contratado como seleccionador del cuadro peruano. Contó con muy buenos jugadores, entre ellos los reconocidos goleadores Paolo Guerrero y Jefferson “la Foquita” Farfán, pero su camino en las eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018 fue inconsistente. Arrancó con cuatro derrotas en las primeras seis fechas de la eliminatoria en la CONMEBOL. Se recuperó triunfando en tres de sus siguientes cinco compromisos, incluso en las duras visitas a Bolivia y Paraguay.

  • EL DATO: El Salvador jugó en varias ocasiones con Perú, incluyendo una derrota ante la escuadra de Cubillas (4-1 en 1969, en el Flor Blanca). Esta es la ficha del último antecedente.

FECHA Y SEDE

28 de mayo, 2016. Estadio RFK, Washington DC, Estados Unidos

COMPETENCIA

Amistoso internacional

RESULTADO

Perú 3-1 El Salvador: Bonilla 82’ / Ruidíaz 11’, Polo 60’, Yotún 90’+3

ALINEACIÓN ESA

Óscar Arroyo (Luis Contreras); Jonathan Jiménez, Xavi García, Alexánder Mendoza, Iván Barahona (Dustin Corea), Alexánder Larín (Juan Carlos Portillo), Raúl Renderos (Juan Barahona), Andrés Flores, Óscar Cerén (Dennis Pineda), Nelson Bonilla, Rafael Burgos (Gerson Mayén). DT: Ramón Maradiaga (HON).

ALINEACIÓN PERÚ

Carlos Cáceda (Diego Penny); Renzo Revoredo, Renato Tapia (Christian Ramos), Alberto Rodríguez (Luis Abram), Jaír Céspedes, Adán Balbín (Armando Alfageme), Yoshimar Yotún, Andy Polo, Cristian Benavente (Óscar Vilchez), Luiz da Silva (Edison Flores), Raúl Ruidíaz. DT: Ricardo Gareca (ARG).

ÁRBITRO

Valdin Legister (Jamaica)

La victoria peruana 2-1 sobre Uruguay en marzo de 2018 en Lima fue, según el mismo Gareca, el punto de inflexión tras el cual su plantel se confirmó como candidato serio a clasificar. En la penúltima fecha limitó a Argentina a un 0-0, a pesar de que los albicelestes eligieron como sede La Bombonera, misma estrategia de las eliminatoria de 1969, con el fin de intimidar al visitante. El empate ayudó tanto a Argentina como a Perú, pero complicó a Chile, que había empezado las eliminatorias a todo tren (incluso con una victoria 3-4 sobre Perú en Lima), pero decayó en la recta decisiva. En la última jornada, un tiro libre de Paolo Guerrero ayudó a Perú a asegurar un vital empate 1-1 con Colombia. Los peruanos finalizaron con 26 puntos, empatados con Chile, pero superó por diferencia de goles al bicampeón de la Copa América y lo dejó sin Mundial. El equipo de Gareca superó después un repechaje contra Nueva Zelanda 2-0 con goles de “la Foquita” Farfán y Christian Ramos el 15 de noviembre de 2017, y confirmó que asistiría a un Mundial por primera vez desde 1982. 

 

Ficha

Confederación: CONMEBOL
Último mundial: España 1982
Mundiales disputados: 4 (Uruguay 1930, México 1970, Argentina 1978, España 1982)
Balance en Mundiales disputados: 15: 4-3-8 / 19 GF, 31 GC
Mejor puesto: cuartos de final 1970, segunda ronda 1978
Entrenador: Ricardo Gareca, argentino, ex delantero. Un gol suyo con la selección de Argentina eliminó a Perú en la clasificación de la CONMEBOL rumbo al Mundial 1986. Como entrenador fue campeón de la liga peruana en 2008 con el Universitario de Deportes. Llegó al banquillo de la selección de Perú en 2015.
Jugadores estelares: Paolo Guerrero (Flamengo, BRA), delantero, máximo goleador en la historia de la selección peruana, con 33 tantos, campeón mundial de clubes con el Corinthians en 2012; Jefferson Farfán (Lokomotiv, RUS), delantero, ganó títulos en Holanda con el PSV, en Alemania con el Schalke 04 y en Rusia con el Lokomotiv.

 

 

Acerca del autor

Tags:

Comentarios

Te puede interesar