Foto por

El Isidro Metapán igualó 1-1 con el Dragón, en la tercera jornada del Clausura 2014. / FOTO VIOLETA MARTÍNEZ, EL GRÁFICO

1 de 2
  • El Isidro Metapán igualó 1-1 con el Dragón, en la tercera jornada del Clausura 2014. / FOTO VIOLETA MARTÍNEZ, EL GRÁFICO

  • Williams Reyes anotó el gol del empate para los migueleños, además sumó 241 goles y es el máximo goleador del fútbol salvadoreño. / FOTO ARCHIBALDO, EL GRÁFICO

El Isidro Metapán igualó 1-1 con el Dragón, en la tercera jornada del Clausura 2014. / FOTO VIOLETA MARTÍNEZ, EL GRÁFICO
SAN SALVADOR. El Isidro Metapán no pudo imponer su condición de local y cedió un punto ante el Dragón, tras el gol histórico que anotó el delantero hondureño salvadoreño Williams Enrique Reyes, quien sumó la cifra de 241 goles en su carrera deportiva en El Salvador y es el máximo goleador del fútbol nacional.

El Metapán buscó el marco rival desde el pitazo inicial, pero los migueleños se plantaron bien en defensa y evitan que los metapanecos tuvieran el control total del encuentro.

Llegadas por las bandas en las piernas de Ándres Flores que buscaban las cabezas de Héctor Ramos y Nicolás Muñoz, fueron la principal carta de los caleros, que buscaron con mucha ansiedad el gol.

El Dragón no especuló pero tampoco arriesgo de más en ataque, ya que procuró no perder el orden para evitar errores en defensa.

Pero la presión calera fue constante y tuvo su recompensa al minuto 23, tras un centro de Flores, que Nico cazó de cabeza y puso en ventaja a los locales, a pesar de la estirada de Manuel González.

Los migueleños no se desesperaron y buscaron la portería rival, sin dejar muchos espacios en defensa, para evitar que los locales aumentaran la diferencia. Los metapanecos cayeron en el ritmo de los mitológicos y poco a poco bajaron la presión sobre la portería migueleña.

Los migueleños tuvieron opciones para empatar, pero los remates de Rommel Mejía no entraron, pero eran clara muestra que los verdolagas estaban para más.

El Dragón aprovechó un error defensivo, tras una falta de comunicación en la zona baja calera y el ariete hondureño Williams Reyes fue efectivo y anotó al 83' el gol del empate, que de paso le sirve para convertirse el máximo romperedes de la primera división del fútbol salvadoreño.

Los metapanecos tuvieron en el debutante, el jamaicano Romeo Ovando, la opción de quedarse con los tres puntos, pero el ariete falló y perdonó al meta mitológico.