"La afición siempre alentó en todo momento, nosotro tenemos que ganar para ellos. El inicio del torneo no fue del todo bueno y parecía que no encontrábamos el camino, fue hasta los últimos ocho juegos que se empezó a ver el cambio, los jugadores se concientizaron y se grabaron la idea de juego", expresó Castillo.

El cuadro occidental se medirá este sábado al Alianza en el juego de ida de las semifinales, considerándose el partido más atractivo de la jornada.

Durante esta semana, el cuadro trabajará de cara a ese juego. Esta tarde, el FAS entrenará a partir de las 3:00 p.m. en el estadio Óscar Quiteño.