Mourinho dejó en tierra a cinco de sus jugadores por llegar tarde al estadio Santiago Bernabéu, donde los 19 convocados estaban citados, después de haberse entrenado por la mañana en la ciudad deportiva de Valdebebas.

Tras dejar sus coches en el aparcamiento del estadio se pudo ver a los cinco jugadores citados esperando, con cinco grados de temperatura y en chándal, a que llegase una furgoneta que les trasladara al hotel de concentración.

Los cinco jugadores serán multados por el retraso, de acuerdo con el reglamento interno del club.