El serbio, que se entregó el lunes por la noche a la policía en el aeropuerto Malpensa de Milán, se mostró cooperativo, aseguró su abogado, que negó que su cliente hubiese sido amenazado.

Según medios italianos, el ex jugador del Chiasso declaró que muchos partidos del fútbol italiano fueron manipulados en los últimos años por culpa de futbolistas corruptos. Además de Gegic y sus cómplices, habría más jugadores envueltos en el arreglo de partidos, añaden los medios.

El serbio no reveló el nombre de una persona que le ofertó por 600 mil euros (alrededor de 780 mil dólares) información sobre partidos manipulados de la primera división italiana.

La investigación quiere aclarar también con la ayuda de Gegic algunas de sus sospechas sobre partidos del Lazio, del Génova, del Palermo, del Bari o del Lecce.

La fiscalía de Cremona investiga el asunto desde hace un año, durante el que ya fueron detenidas temporalmente varias personas, entre otras el ex internacional Giuseppe Signori o el ex capitán del Atalanta Cristiano Doni.