El Salvador participará en el evento como subcampeón, luego de ser derrotado en el 2010 por Costa Rica en el Centroamericano realizado en el país.

El grupo azul está dominado ampliamente por jóvenes prospectos que han surgido de las distintas universidades y equipos de la liga nacional junto a otro grupo de  experimentados.

Esta situación es a raíz de las ocupaciones laborales de los principales jugadores  y quienes han calendarizado sus vacaciones anuales de acuerdo con los Juegos Deportivos Centroamericanos de marzo.

Gabriel Linares, técnico del equipo, subrayó que los Juegos de San José son la prioridad porque son para los que más presupuesto se ha recibido y por ende a los que se viajará más obligado de obtener medalla. Por otra parte, también porque abrirán la puerta a los primeros tres lugares para participar en Los Juegos del Alba en noviembre.

“Nuestra competencia fundamental son los Juegos y después la eliminatoria al Mundial, esta copa Centroamericana nos servirá como un parámetro para saber qué es lo que necesitamos mejorar, qué cambios hay que hacer en la logística táctica y de ahí ir resolviendo en el camino para estar en los primeros puestos en los  Centroamericanos”, dijo el entrenador.

COMPROMISO
Pese a esta situación, el equipo no considera solo un entrenamiento el certamen en suelo chapín y durante las dos horas y media que dura la sesión de entrenos diarios en el gimnasio nacional Adolfo Pineda demuestran su compromiso por alcanzar un metal.

“Tenemos un mes de estarnos preparando, dando lo mejor de nosotros; los entrenos son pesados, físicos, pero somos conscientes que vamos a luchar por una medalla. Ganamos el segundo lugar acá y tenemos que defender esa situación, tenemos que recuperarnos”, dijo el centro Erick Montano.

El jugador participará por segunda ocasión en un evento de este tipo y señaló que el nivel es bastante parejo entre todos los contendientes, pero destacó al país sede como el de mayor cuidado en este certamen.

“El nivel anda bien, siempre  hay equipos fuertes y débiles, creo que Guatemala será el top a vencer, tiene buen equipo y le da la ventaja de ser sede, tiene su público y la barra siempre es importante” apuntó.

Quien debutará en este certamen será Jairo Herrera, también en la posición de centro y quien agregó que lo principal para no pasar inadvertidos en el certamen será la concentración punto a punto.

“Ya he visto algunos competidores, son bastante fuertes aunque no sean muy reconocidos, pero bastante fuertes; a ninguna selección se le puede considerar como inferior, en el voleibol rápidamente cambia la situación, tenemos que estar concentrados, no bajar la guardia, no dormirse porque las cosas pueden cambiar de un momento a otro ignorando las aparentes ventajas”, apuntó.

La Copa se disputará en el Polideportivo Teodoro Palacios Flores de la Ciudad de Guatemala y reunirá a los equipos de la región, excepto a Belice.