Takahashi se impuso   en la prueba reina de la justa olímpica y, un año más tarde, consiguió en Berlín un  tiempo de 2:19:46.

A la actividad asistieron  las jóvenes promesas del tenis de mesa y, sobre todo, del atletismo. El evento se realizó gracias al apoyo de la Agencia de Cooperación de Japón (JICA), en coordinación con el INDES.

A su llegada al país, la ex atleta olímpica manifestó lo cómoda que se sintió en El Salvador, y la importancia de que los países de la región le presten atención al deporte, pues “con él se puede mejorar la calidad del futuro y de la vida de cada persona”.

“Como parte de mi misión de dar apoyo a los programas de JICA ya he conocido las instalaciones del INDES y he podido ver cómo es el trabajo que realizan los jóvenes enviados de Japón en el país”, dijo Naoko.

“Algo que me gustaría compartir es la alegría de correr con los niños. Quiero mostrar a los niños que hay que tener el sueño y la felicidad de disfrutar el deporte con todos”, enfatizó.

En el evento, Takahashi realizó distintos estiramientos con más de 60 niños . Acto seguido, la atleta enseñó algunos aspectos técnicos que van enfocados en mejorar las técnicas de los muchachos a la hora de correr.

Yoshikazu Tachihara, director del JICA, mencionó que este tipo de actividades sirven para potenciar el deporte nacional, motivar a los atletas del futuro y  contruir una mejor sociedad.

“Espero que esta sea una oportunidad para aprender del deporte y ayudar a construir la paz en el país”, dijo Tachihara.
Mientras tanto, Takahashi pudo compartir con los jóvenes atletas acerca de sus inquietudes y expectativas dentro del mundo competitivo.

“Espero que de estos niños salga algún campeón que en el futuro pueda representar al país en Juegos Olímpicos”, expresó.
La atleta se dijo gusto con el trabajo ha realizado y dar  asesoría al trabajo que las federaciones salvadoreñas hacen, sobre todo en el aspecto técnico.