Delfino se convirtió en una pieza clave dentro del ataque de los Rockets de Houston, que vencieron por 107-105 a los Lakers de Los ngeles.

El argentino mantuvo al equipo tejano dentro del partido, sobre todo en la primera mitad del duelo, aprovechando su calidad de tiros al aro con dos triples.

Delfino, que jugó 31 minutos y que dio protagonismo al equipo en la primera parte del duelo, concluyó con 15 puntos, incluidos tres triples de 10 intentos.

El argentino encestó 6 de 15 tiros de campo, logró cuatro rebotes, entregó tres asistencias, recuperó un balón y fue decisivo en la primera parte del partido.

Scola brilló en la derrota de los Suns de Phoenix, que perdieron en la prórroga por 98-108 contra los Grizzlies de Memphis.

Scola aportó 16 puntos, aprovechando los 38 minutos que le dieron de tiempo sobre la pista.

El argentino encestó 7 de 15 tiros de campo, 2 de 4 de personal, logró ocho rebotes, entregó dos asistencias y recuperó tres balones.

Quien si disfrutó también del triunfo fue el base puertorriqueño José Juan Barea que ayudó a los Timberwolves de Minnesota a ganar a domicilio por 88-105 a los Sixers de Filadelfia.

Barea salió del banquillo y aportó cifras dobles de 11 tantos y 10 asistencias que lo convirtieron en factor sorpresa ganador de los Timberwolves (8-8).

El base boricua jugó 27 minutos, encestó 5 de 10 tiros de campo, incluido 1 de 3 triples, logró dos rebotes y tuvo una recuperación de balón.

Mientras que el pívot brasileño Nené Hilario cumplió en el triunfo, pero no llegó a la barrera de los 10 puntos con los Wizards de Washington, que vencieron 105-101 a los Heat de Miami, campeones de liga.

Hilario aportó siete tantos en 17 minutos de juego al encestar 2 de 4 tiros de campo, 3 de 6 desde la línea de personal, logró cinco rebotes, capturó tres asistencias y recuperó un balón.