Esta serie amistosa se realizó en el marco de preparación de los Juegos Centroamericanos, a realizarse en marzo en San José Costa Rica. En el primer juego de la serie, los nacionales derrotaron 4-1 a Nicaragua.

En el segundo partido de la serie, el pitcher ganador fue Marcelo Parker, quien fue el último taponero de El Salvador y quien es conocido como el “Cipote de oro” en el béisbol.

La idea es que este torneo amistoso fuera el cierre de la labor de la selección mayor para este año. “Esperamos que después de las fiestas navideñas los muchachos se incorporen al trabajo nuevamente y a más tardar en la tercera semana de enero iniciemos el campeonato nacional, para que ellos estén jugando y estén activos para ir al Centroamericano de Costa Rica”, comentó Pablo Ventura, presidente de la Federación Salvadoreña de Béisbol.

Los muchachos salvadoreños, por su parte, están con muchas ganas, porque es un equipo joven el que han conformado, aunque hay dos o tres veteranos como máximo.

“Son jóvenes que les gusta trabajar duro y que tienen la esperanza de ir a hacer las cosas bien y esperan que así sea”, expresó Nathanael Félix, técnico de la FESABEIS

La selección salvadoreña invitó a 20 jugadores a esta serie, por lo que han tenido un promedio de 30 muchachos practicando béisbol en estos dos meses anteriores. Antes de los Centroamericanos, la federación tiene previsto realizar fogueos para la selección en Guatemala y en Costa Rica.