Aunque los nacionales se colaron a la etapa de finales, fueron los representantes de Panamá y Guatemala los que se colgaron el oro finalmente.

Fue así que en espada femenino, la canalera Jesika Jiménez derrotó a la costarricense Dirley López con puntaje de 15-11; mientras que en  sable, Eileen Grench escaló hasta el primer lugar tras vencer sobre la nacional Alba Marroquín de manera apretada 15-12.

En florete masculino, el chapín Luis López se impuso a Carlos Ceceña, de El Salvador, con marcador de 15-13.

Tras esas dos medallas de plata para la delegación azul y blanco, los nacionales sumaron importantes terceros lugares: Ana Ruth de León en espada, y Eva García y Madeline Hernández en sable femenino.

En la jornada participaron 39 esgrimistas de un total de 88  procedentes de Centroamérica, Belice y Venezuela, que permanecerán en el país hasta el 29 de noviembre en intensas competencias en la duela del  Palacio de los Deportes.

ALTAS EXPECTATIVAS

Para el guatemalteco Donato España, tercer lugar en florete masculino, el certamen le permite mantener el ritmo de competencia en su carrera por alcanzar los Juegos Olímpicos.

“Nuestras expectativas están en obtener buenos resultados, fortalecer nuestra preparación para llegar a clasificar a los  Olímpicos, sin olvidar que hay adversarios del área  que son competitivos”, dijo el atleta.