DEPARTAMENTO: Usulután


ESTADIO SEDE: Sergio Torres

Luis Angel Firpo

PTS

ÚLTIMOS ENCUENTROS

PRÓXIMOS ENCUENTROS

  • NOTICIAS
  • PLANTEL
  • HISTORIA DEL CLUB
  • CALENDARIO
Segunda

Marte Soyapango lidera el grupo A, el Firpo el B

Los soyapanecos golearon 4-1 al Once Municipal con un doblete de Rober Espinal y sigue  líder del grupo A.

Segunda

El Firpo sumó un punto ante el Guadalupano

El partido por el liderato terminó igualado y los toros se mantienen en el primer lugar. 

Segunda

Destroyer recuperó el terreno; Firpo sigue líder

Los usulutecos empataron en casa ante el Ciclón del Golfo, aunque aún mantienen el invicto. 

Segunda

Sexta victoria al hilo para el Luis Ángel Firpo

Derrotó a domicilio al Platense y comanda a placer el grupo B de la segunda división.

Primera

El Águila cerró con amistoso su preparación

Cayó en amistoso ante el Firpo, el último del cuadro emplumado de cara al reinicio de la liga local.

Primera

Hoy se reedita el clásico oriental en amistoso

Los emplumados se enfrentarán hoy ante el Firpo de la segunda división.

Displaying results 1-6 (of 1193)
  < 1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10  > 
Jugador Posición Goles Tarjetas Amarillas Tarjetas Rojas Tiempo Jugado
  • Ramón Martínez de Paz Defensa 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Ramón Martínez de Paz
    • Defensa
    • Perro
    • 143 lbs.
    • 1.70 mts.
    • Salvadoreño
    • 6
    • 0
  • Moisés Xavier García Orellana Defensa 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Moisés Xavier García Orellana
    • Defensa
    • Xavi
    • 150 lbs.
    • 1.76 mts.
    • Salvadoreño
    • 2
    • 0
  • Mauricio Arnoldo Quintanilla Flores Defensa 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Mauricio Arnoldo Quintanilla Flores
    • Defensa
    • Rimbombay
    • 153 libras
    • 1.73 metros
    • Salvadoreño
    • 3
    • 0
  • Anel Alejandro Canales Madrid Delantero 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Anel Alejandro Canales Madrid
    • Delantero
    • Anelka
    • 150 lbs.
    • 1.74 mts.
    • Panameño
    • 9
    • 0
  • Medardo Max Guevara Soto Delantero 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Medardo Max Guevara Soto
    • Delantero
    • 160 libras
    • 1.70 metros
    • Salvadoreño
    • 11
    • 0
  • Cristian Adonay Portillo Salgado Defensa 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Cristian Adonay Portillo Salgado
    • Defensa
    • 150 libras
    • 1.80 metros
    • Salvadoreño
    • 15
    • 0
  • Marlon Emerson Trejo García Volante 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Marlon Emerson Trejo García
    • Volante
    • 160 libras
    • 1.76 mts
    • Salvadoreño
    • 21
    • 0
  • Dennis Fernando Salinas Bermudes Portero 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Dennis Fernando Salinas Bermudes
    • Portero
    • 176 lbs.
    • 1,85 m.
    • Salvadoreño
    • 22
    • 0
  • Diego José Chavarría Ramos Volante 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Diego José Chavarría Ramos
    • Volante
    • Chava
    • 145 lbs.
    • 1.65 mts.
    • Salvadoreño
    • 8
    • 0
  • Fabricio Heriberto Alfaro Torres Volante 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Fabricio Heriberto Alfaro Torres
    • Volante
    • 140 libras
    • 1.70 metros
    • Salvadoreño
    • 20
    • 0
  • Ramiro Ernesto Carballo Henríquez Defensa 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Ramiro Ernesto Carballo Henríquez
    • Defensa
    • Cabeza
    • 165 lbs.
    • 1.75 mts.
    • Salvadoreño
    • 11
    • 0
  • Andrés Flores Jaco Volante 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Andrés Flores Jaco
    • Volante
    • 150 libras
    • 1.75 mts
    • Salvadoreño
    • 16
    • 0
  • Juan José Gómez Portero 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Juan José Gómez
    • Portero
    • 171 libras
    • 1.78 mts
    • Salvadoreño
    • 30
    • 0
  • Erick Rivera Delantero 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Erick Rivera
    • Delantero
    • 163 libras
    • 1.72 mts.
    • Salvadoreño
    • 27
    • 0
  • César Flores Defensa 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • César Flores
    • Defensa
    • 160 libras
    • 1.71 mts
    • Salvadoreño
    • 33
    • 0
  • Élmer Hernández Portero 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Élmer Hernández
    • Portero
    • 171 libras
    • 1.78 mts
    • Salvadoreño
    • 25
    • 0
  • Mark Léster Blanco Pineda Delantero 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Mark Léster Blanco Pineda
    • Delantero
    • Léster
    • 155 lbs.
    • 1.77 mts
    • Salvadoreño
    • 17
    • 0
  • Cristian Javier Bautista Delantero 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Cristian Javier Bautista
    • Delantero
    • Pibe
    • 155 lbs.
    • 1.68 mts.
    • Salvadoreño
    • 7
    • 0
  • José Alfredo Villavicencio Marinero Volante 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • José Alfredo Villavicencio Marinero
    • Volante
    • 148 libras
    • 1.74 mts
    • Salvadoreño
    • 12
    • 0
  • Nelson Barrios Volante 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Nelson Barrios
    • Volante
    • 136 libras
    • 1.68 mts
    • Salvadoreño
    • 5
    • 0
  • Daniel Vladimir Melgar Luna Delantero 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Daniel Vladimir Melgar Luna
    • Delantero
    • 156 libras
    • 1.75 mts
    • Salvadoreño
    • 0
  • Roberto Carboni Volante 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Roberto Carboni
    • Volante
    • 160 libras
    • 1.69 mts
    • Argentino
    • 10
    • 0
  • Alexis Maravilla Volante 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Alexis Maravilla
    • Volante
    • 135 Libras
    • 1.78 mts
    • Salvadoreño
    • 4
    • 0
  • Douglas Luna Defensa 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Douglas Luna
    • Defensa
    • Salvadoreño
    • 41
    • 0
  • Guillermo Pfund Defensa 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Guillermo Pfund
    • Defensa
    • 1.85 mts.
    • Argentino
    • 27
    • 0
  • Emerson Leopoldo Véliz Cartagena Volante 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Emerson Leopoldo Véliz Cartagena
    • Volante
    • Salvadoreño
    • 20
    • 0
  • Leonel Cárcamo Batres (DT) Entrenador 0 0 0 0
    • Nombre :
    • Posición :
    • Apodo :
    • Peso :
    • Estatura :
    • Nacionalidad
    • Número de camiseta
    • Min. Jugados
    • Leonel Cárcamo Batres (DT)
    • Entrenador
    • Salvadoreño
    • 0

Historia del club

Historia del Firpo

El 17 de septiembre de 1923, un grupo de usulutecos, la mayoría de origen europeo y amantes del fútbol, decidió formar un equipo de balompié con el cual identificarse. Reunidos en el Colegio Usuluteco, los 72 presentes, dirigidos por el primer presidente de la recién nacida institución, Gustavo Denys, eligieron el blanco y el rojo como los colores del equipo, y cuatro días después decidieron llamarlo Club Deportivo Luis Ángel Firpo, en honor al boxeador argentino.

Firpo había peleado en un sonado combate pugilístico contra el campeón estadounidense, el neoyorquino Jack Dempsey, el 14 de septiembre de 1923, en el legendario Polo Grounds de la Gran Manzana. Fue un combate para la historia: Dempsey mandó a la lona al argentino site veces en el primer round, pero el gaucho siempre regresó al duelo, y en dos ocasiones le dio golpes tan fuertes al campeón, que hasta lo sacó del ring. Ayudado por los referís, que le regalaron tiempo, Dempsey logró recuperarse y siguió peleando, y sacó fuerzas de flaqueza para derrotar al guerrido Toro Salvaje de las Pampas, como era conocido el púgil che.

Admirados ante la gesta de Firpo, los usulutecos decidieron llenar de esa enjundia y coraje a su naciente institución, y claro, convirtieron al toro en la mascota del equipo. Esa fue la decisión de personajes como Juan Hinds, Gustavo Denys, Galileño Castañeda y Luis Canelo, entre otros participantes de esa histórica reunión, donde hubo 40 socios fundadores, 19 socios honorarios y 13 colaboradores. Estos fundadores también decidieron adquirir un terreno para construir la cancha del equipo, mismo terreno que hoy alberga al estadio Sergio Torres Rivera.

El fútbol en aquellos años no tenía una estructura ordenada de competiciones, y los torneos se realizaban por región y con mucha dosis de improvisación y desorden. En medio de tal ambiente, el Firpo comenzó a hacerse su nombre poco a poco, y para los 40s consiguió dos hitos importantes: en la campaña 1941-1942, se alzó como el mejor equipo de la Zona Oriental, al derrotar 2-1 al América de Chinameca; y repitió en 1942-1943, cuando superó 5-3 al Corona migueleño.

En ambas ocasiones, el equipo usuluteco se ganó el derecho a disputar una cuadrangular final entre los campeones de oriente, centro y occidente de El Salvador, pero en ambos casos no pudo ante el poderío del tecleño Quequeisque, institución que retuvo el cetro en ambas oportunidades.

Los firpenses repitieron la corona oriental en 1946, pero, en la triangular nacional, quedaron últimos ante el campeón Libertad y el subcampeón Once Municipal, de Ahuachapán.

En todos esos años, resonaron nombres como Luis el Loco Regalado (primer firpense en llegar a la selección nacional), Ricardo y Miguel Zamora, Leonidas y Lázaro Quinteros, así como los hermanos Ramón y Mario Águila (en los 50s se uniría el menor de esta casta, Roberto, quien años después se convertiría en redactor de EL GRÁFICO). El técnico de esta época era Manuel el Zancudo Segurado.

En 1947 hubo un primer intento por hacer un solo torneo nacional entre todos los equipos del país, pero el desorden dirigencial no permitió que esta idea llegara a feliz término. Aun así, los números del Firpo no fueron tan malos en esta experiencia: ganó siete partidos, empató uno y perdió dos.

EL PRIMER TORNEO OFICIAL

Al año siguiente, específicamente el 19 de septiembre de 1948, se realizó el primer campeonato nacional del país. El Once Municipal quedó campeón en la fecha 22 de las 24 programadas, por lo que las últimas dos no se realizaron; las cuentas del Firpo no fueron malas, pues terminó quinto entre 13 participantes, con foja de nueve victorias, siete tablas y seis caídas.

El Firpo, a pesar de las buenas intenciones de su dirigencia, no era un equipo económicamente estable, lo cual resentía la estabilidad del plantel y eso se notaba en la cancha. El inicio de los 50s fue poco bonancible tanto en lo financiero como en lo deportivo, pero la historia cambió en la temporada 1955-1956.

En esa campaña, los toros vivieron un emocionante cierre contra el Marte. A falta de dos partidos para el final del torneo, el Firpo tenía 20 puntos por 21 de su rival marciano; aunque los usulutecos ganaron sos dos últimos partidos, el Marte también supo imponerse en sus dos compromisos, y el 9 de abril de 1956 firmó su bicampeonato (había ganado el cetro en 1955). Para la historia, el Firpo obtuvo su primer subcampeonato liguero.

Lamentablemente, ese buen suceso no significó un punto de despegue para la institución pampera, sino el inicio de una debacle. La dirigencia no pudo mantener la base que había ganado el subcampeonato, y el equipo sufrió su primer descenso en 1958: se jugó la vida en el último partido del torneo, pero el Dragón lo venció 2-1 y lo mandó a la Liga B.

Bajo el mando del técnico Narciso Romagoza, el Firpo sólo tardó un año en volver al circuito mayor, ya que ganó el campeonato de segunda división 1959-1960, tras imponerse en una triangular a los equipos Renacimiento (Santa Ana) y Platense (Zacatecoluca). En este equipo figuraban jugadores como Félix Quinteros y Roberto Águila.

Sólo fue una llamarada de tuza, pues la irregularidad económica del equipo continuó, y vino otro doloroso descenso en 1962.

Tras cuatro años de deambular en segunda división, el Firpo encontró una nueva generación dotada y volvió a la liga de privilegio en 1967, gracias al esfuerzo de jugadores como el arquero Francisco Contreras, Daniel Martíenz, Napoleón Regalado, Ramón Tenorio, Raúl Corcio Zavaleta y Miguel Deras. Además, llegaron refuerzos sudamericanos como Andrés Paretti y Julio Escobar, chileno, quien años más tarde se convertiría en mítico técnico del equipo.

El Firpo participó en una dura hexagonal para lograr el boleto de regreso a primera, donde se enfrentó al Dragón, Santa Anita, Rojo y Negro, San Martín y Santos. Al final, los toros consiguieron siete triunfos, dos empates y sólo una derrota, para 16 puntos (daban dos victoria) y así superó al Dragón, que acumuló 14. El juego decisivo fue el 5 de noviembre, cuando venció 3-0 al Santos con un gol de Zavaleta y dos del Túngara Tenorio.

Pero sólo era un espejismo, la irregularidad de la institución continuaba siendo su peor cáncer, y así el Firpo volvía a perder la categoría en 1968, al terminar décimo y al fondo de la clasificación.

La segunda división fue su morada hasta 1972, cuando de nuevo regresó a la máxima categoría, y desde entonces no ha vuelto a perderla nunca más. Logró el boleto gracias a refuerzos clave: incorporó al goleador Sergio Méndez, Alfredo el Tajaniche Erazo y Fausto el Bocho Vásquez, del Marte; y a Miguel Míchel Cornejo, del Independiente. En una ronda cuadrangular, en la que se midió contra el migueleño Dragón, los occidentales Huracán y Molino, y a los centrales Atlante y Molsa, al final hubo empate en puntos con el Huracán, lo que obligó a una serie de repechaje entre ambos.

El domingo 4 de febrero de 1973, en Usulután, los toros vencieron 3-1 con goles de Méndez y Erazo; y el 11de febrero, en Atiquizaya, el Tajaniche clavó el 1-0 que firmó la visa sin regreso del Firpo a la primera división.

TIEMPOS DIFÍCILES

La década del 70 no fue fácil para el Firpo, que caminó trastabillando en la primera división, siempre librándose por poco de los últimos puestos. Hasta que, en 1982, el grupo volvía al sótano, tras ganar 17 de 52 puntos posibles, con lo que compartió el último lugar con el Águila. Pero la dirigencia pampera se rebuscó, consiguió 25 mil colones, y con el apoyo del dirigente Gustavo Torres Cerna, el Firpo compró la categoría del campeón de ascenso, el Agave de San Miguel, con lo que logró mantenerse en primera división.

Torres fue el pilar del equipo para cambiar la historia en 1983, y así hizo llegar a jugadores como los canarinhos Luis Nelson de Moraes, Sebastian Pío da Silva y Carlos López Neves, así como el experimentado argentino Guillermo Fisher. El talento nacional tenía su mejor representante firpense en Francisco Jovel Cruz, un zaguero central de gran calidad. Este grupo mantuvo en alto el nombre de la institución, y así, el objetivo pasó a ser otro: el Firpo ya no pensaba en salvarse del descenso, sino en ser protagonista y alzarse con su primer título de campeón nacional.

La historia pampera dio un giro con la llegada del empresario Sergio Torres Rivera a su dirigencia, a mediados de los 90s. Su esfuerzo, y sobre todo la inyección económica y administrativa que le dio al equipo, resultó en la formación del mejor Firpo de toda la historia.

Con Torres Rivera en las riendas dirigenciales, aparecieron en la órbita pampera jugadores como Miguel el Flaco Estrada, Manuel Cafetín Ayala, Leonel Cárcamo Batres, Juan la Chura Gámez, José María Batres, Néstor el Ganso Quintanilla y Osmel Zapata.

Los hijos de don Sergio, Juan y Moisés, funcionaron como buscatalentos en otros equipos del país, y así ficharon a jugadores como Geovanny Trigueros, Nelson el Recluta Portillo, Miguel Díaz la Ardilla Arévalo, Mauricio Cienfuegos, Marlon Menjívar, Edgar Quico Henríquez, Mario Marín Paredes y Carlos Carlanga Rivera.

Además, se incluyó giras por Sudamérica para identificar de primera mano figuras de talento probado, y así llegaron al equipo los peruanos Martín Duffó y Miguel Seminario, así como los brasileños Fernando de Moura y Antonio Toninho dos Santos.

Gracias a toda este empuje de buena administración y con el fútbol como brújula, el Firpo dijo presente en las fases finales de 1988 a 1999, en el inicio de una época dorada para el toro de las pampas.

AL FIN, UNA CORONA

La primera gran alegría llegó en la campaña 1988-1989. Al término del larguísimo torneo clasificatorio de cuatro vueltas (36 partidos regulares), los cuatro equipos que llegaron a la ronda cuadrangular final fueron: el Cojutepeque (14 triunfos, 15 empates, siete derrotas, 50 goles a favor, 39 en contra y 43 puntos), el Águila (12 victorias, 17 tablas, siete caídas, 34 dianas en su haber, 26 recibidas, 41 unidades), el Firpo (12 ganes, 16 igualadas, ocho reveses, 41 goles en redes rivales y 30 en las propias, para 40 puntos) y el Acajutla (11 triunfos, 18 empates, siete derrotas, relación 38-31 en goles a favor/en contra y también 40 puntos).

El Firpo terminó tercero gracias a un empate sufrido contra el FAS, 1-1, con gol del Flaco Estrada. Entró a la cuadrangular prácticamente por la puerta de atrás, lo cual no le agradó a la dirigencia pampera, que despidió al argentino Juan Quartarone e hizo llegar al chileno Julio Escobar, ex jugador.

Ya en la cuadrangular final, se disputó normalmente a serie de todos contra todos, con la salvedad de que el Cojutepeque, por haber sido el mejor en la fase regular, ya tenía un puesto en la final. El miércoles 16 de marzo de 1989, el Firpo superó 3-1 al Cojutepeque (dos goles de Quico Henríquez y otro de De Moura) y llegó a nueve puntos en la cuadrangular; el Águila, entonces vigente campeón, se quedó fuera de la final, con sólo seis unidades. Para la historia: el Acajutla acumuló ocho puntos y el Cojute sólo tres, merced a igual número de empates.

La final, disputada el 2 de abril de 1989 en el estadio Cuscatlán, fue un partidazo plagado de emociones. El Firpo pegó primero al minuto cinco. Chema Batres se combinó en pared con Miguel Seminario y venció al portero Vargas. El Cojute no se durmió y apenas un minuto después igualó el encuentro: Guevara lanzó un servicio para el panameño Piggot, quien venció de zurda al cancerbero usuluteco.

El partido terminó igualado 1-1 y tuvo que irse a 30 minutos de alargue. Apenas al 90+1, Chema Batres se llevó en velocidad a dos defensores choriceros y le pegó desde fuera del área para superar la estirada de Vargas. La bola entró en el rincón bajo de la candela que defendía el guardameta cojutepequeño. Cuando la barra taurina ya festejaba, Hugo Ventura les aguó la fiesta: al minuto 118, aprovechó un descuido de la zaga y obligó a la tanda de penaltis.

En la primera ronda de cinco penaltis, anotaron: Abraham Vásquez, Duffó y De Moura; fallaron Seminario y Kiko Henríquez. Con el marcador igualado a 3-3, la adrenalina estaba al máximo. En la serie final, Walter Ventura falló por el Cojute y todo quedó para Cárcamo Batres, quien anotó, marcó el 4-3 y le regaló al Firpo la primera corona de su historia, tras 66 años de espera.

El siguiente equipo quedó plasmado en letras doradas para la historia firpense: Raúl ek Iluminado Chamagua, Arnoldo Quintanilla, Martín Duffó, Leonel Cárcamo Batres, Geovani Trigueros, Miguel La Muerte Estrada, José María Chema Batres, Mauricio Cienfuegos, Fernando De Moura (brasileño), Edgar Kiko Henríquez y Miguel Seminario (brasileño).

Este mismo grupo continuó con un gran rendimiento en la siguiente campaña, en la que no aflojó hasta llegar a la final, contra el Alianza, disputada el 22 de abril de 1990 en el estadio Cuscatlán.

Un penalti polémico cobrado por el chileno Raúl Toro, y la expulsión del ariete brasileño Nildenson de Mello en las filas pamperas, al 38, dejaron casi K.O. al Firpo en esa final. Cienfuegos emparejó cartones al 49, pero Jaime la Chelona Rodríguez (55) y Kin Canales (79) sellaron el triunfo aliancista.

En el siguiente torneo, el 1990-1991, el Firpo tuvo de esas revanchas que da el fútbol. Primero, cumplió una fase regular excepcional: el torneo se dividió en dos grupos de cinco equipos, y los toros terminaron primeros del A, con 49 unidades; su hombre-gol era Edgar Henríquez, que se despachó 12 gritos en la fase regular.  En la jornada 24, el equipo le vendió a Toninho do Santos al América de México (transacción de 100 mil dólares). Nenei De Mello ya no estaba en el equipo, cedido al Marte.

SUS JUEGOS INTERNACIONALES

A principios de la década del 90, el Firpo tuvo un duelo que le hizo darse cuenta de su potencial; en la primera ronda de la Copa de Campeones de la CONCACAF de 1992,le ganó al campeón de México, los Pumas de la UNAM. El miércoles 26 de febrero de 1992 ambos equipos empataron 0-0 en una noche lluviosa sobre el césped del estadio Cuscatlán. La vuelta, un 31de marzo en el Coliseo de Los Ángeles, un gol de Nenei de Mello superó al arquero puma Jorge Campos, y todo acabó con un global de 1-0.

El campeón salvadoreño había eliminado al monarca mexicano, y toda la colonia salvadoreña en Los Ángeles pudo celebrarlo, pero fue un festejo transitorio, pues en la ronda siguiente, en junio de 1992, el Alajuelense tico sacó al Firpo de la Copa tres empatar la serie 2-2 y superarlo en tiros de penalti.

El Firpo nunca más estuvo cerca de las finales de la Copa de Campeones regional; su némesis constante fue el Saprissa tico, que lo eliminó en 1991 y 1993, mientras que en 1994 perdió contra el Atlante mexicano. El torneo en el que el Firpo sí se acomodó fue a la Recopa de la CONCACAF, donde participaban los ganadores de la copa doméstica.

En la edición de 1993, en el Coliseo de Los Ángeles, la última fecha de la cuadrangular final enfrentó a los dos mejores equipos del torneo, el Firpo y el Monterrey de México, y todo parecía ir bien para los norteños cuando Sergio Verdirame puso a los regiomontanos
a ganar 1-0.

El Firpo contraatacó, y cuando el árbitro Majid Jay le dio a los pamperos un penalti a favor, éste no fue desaprovechado, y Raúl Toro anotó el 1-1; al minuto 55, llegó otro penalti y otro gol para el Firpo, esta vez de Raúl Díaz Arce; y al 60, Celio Rodríguez marcó el 1-3. Era demasiado bueno para ser cierto, el Firpo sólo debía aguantar media hora para ser campeón internacional por primera vez en su historia, pero el nerviosismo pudo más; Verdirame descontó al 62, y Gerardo Jiménez le quebró el corazón al Firpo al marcar el 3-3 al 67, y todo se derrumbó al 74,cuando el tanto de Luis Hernández selló el resultado 4-3 para el Monterrey que acabó con el sueño pampero.

Este Firpo de 1990-1991 también pasó a la historia por lograr 31 fechas sin perder en la Liga nacional, juegos en los que firmó 26 partidos sin permitir más de un gol en contra. El cuadro usuluteco perdió ante el Metapán 1-0 en la segunda jornada, y después de 31 partidos sin sufrir ni una sola caída, perdió su racha por 1-0 en contra frente al Tiburones.

En la cuadrangular final, el Firpo se las vio con el Águila, el Alianza y el Marte; al cierre de las seis jornadas de esta fase, hubo un empate a siete puntos entre los equipos orientales, lo que obligó a un partido decisivo por el título, realizado el 30 de junio de 1991 en el estadio Cuscatlán.

El técnico uruguayo de los toros, Juan Carlos Masnik, mandó a la cancha al 11 siguiente: Carlos Carlanga Rivera, Miguel Estrada, Leonel Cárcamo Batres, Geovanny Trigueros, Nelson Portillo, Juan García Gámez, Luis Enrique Güelmo, Mauricio Cienfuegos, Marlon Menjívar, Washington Olivera y Fernando de Moura.

Fue un duelo cerrado ante los aguiluchos, en el que pareció que los de San Miguel se llevarían el título cuando la suerte le dio la espalda a los toros, ya que el arquero Raúl el Supermán García le tapó un penalti a De Moura.

Todo cambió al 69, cuando Fernando la Muerte Estrada se lanzó por la izquierda, llegó a la línea final y sacó una diagonal; De Moura hizo un tiro-centro rebanado que cayó justo a los pies de Marlon Menjívar, quien entraba por derecha y no perdonó. Ese golito bastó para que el Firpo se alzara con su segundo título de campeón, en sólo tres años.

EL TRIUNFO SOBRE EL JUVENTUS

El L.A. Firpo guarda en su historia momentos claves e inolvidables, otro de ellos fue el triunfo sobre el Juventus de Turín, si, el equipo de la Liga italiana, el juego amistoso más importante de los pamperos; se trata de un empate sin goles y triunfo en penaltis contra uno de los clubes élite en el mundo del fútbol.  El encuentro se dio en medio de la cuadrangular final de la liga mayor de 1991.

El Firpo y el Juventus se encontraron la noche del martes 11 de junio en el Coliseo de Los Ángeles, que recibió a 12 mil espectadores. Cuando terminaron los 90 minutos 0-0, había un duelo extra; el juego debió definirse en tiros desde los 12 pasos para decretar un ganador, y fue ahí donde se agigantó el Carlanga. Los toros ganaron 4-2.

Al final de la temporada 1990-91, el Firpo realizó movimientos claves; el míster Masnick decidió volver a su natal Uruguay, y en su lugar se contrató al yugoslavo Kiril Dojcinovski, que como jugador había sido figura del Estrella Roja de Belgrado y tuvo experiencia mundialista con su selección en 1974. El plantel también tuvo cambios; en el medio campo, creció la importancia de Fernando Lazo y del juvenil Pedro Vásquez en la contención; y en laceración se sumó Raúl Toro, antes del Alianza, en reemplazo de Cienfuegos, quien fue contratado por el Morelia mexicano. Adelante, regresó De Mello tras un año en el Marte, y se incorporó al delantero migueleño Raúl Díaz Arce, quien fue máximo anotador de la campaña pasada con el Dragón.

Con esa versatilidad, el Firpo no tuvo problemas para llegar a la cuadrangular por el campeonato, la cual se caracterizó por las grandes tardes de sus delanteros; Díaz Arce, Fernando de Moura y Nildeson de Mello.

En la última fecha, un 5 de junio de 1992, el Firpo-Alianza fue el mejor partido del popular Nenei de Mello con la camiseta pampera. Hasta el minuto 74, el duelo era parejo y se mantenía un 0-0 en el estadio Cuscatlán, pero llegó un centro al área que De Moura definió de cabeza con frialdad; el Alianza se lanzó al ataque en busca del empate, y fue entonces que el Firpo lo mató de contragolpe.

Al 77, Nenei hizo el 2-0 con otro obra maestra del brasileño, el gol por el cual se le recuerda como ídolo de la afición usuluteca: tras un robo de balón del Firpo, con el Alianza adelantado en busca del descuento, De Mello controló la pelota en la media cancha, vio que el arquero albo William Rosales Santillana estaba adelantado, y ejecutó un tiro englobo, templado y perfecto para marcar desde muy lejos el 3-0 definitivo. El Firpo dio entonces su segundo alirón consecutivo, y consolidó a una serie de buenos jugadores que se elevaron ala altura de inmortales en la historia del club y de Usulután.

Para el siguiente torneo 1992-93, Firpo inició el torneo dirigido por el míster chileno Hernán Carrasco Vivanco, pero al final de las cuatro vueltas de la campaña regular, la dirigencia lo reemplazó por Kiril Dojcinovski. En la cuadrangular, Raúl Toro asumió el rol del líder en el campo; éste y Chema Batres condujeron los hilos del equipo, que concretaba sus goles gracias al brasileño Celio Rodríguez y a Raúl Díaz Arce. El Firpo llegó a la última fecha con un punto menos que el Alianza, por lo que el duelo con los albos fue tomado como una final; para los pamperos no servía el empate, sólo la victoria.

El Alianza se puso en ventaja con tanto de Bauzá, pero al minuto50,Toro comenzó la jugada con un pase a la Chura Gámez, quien corrió el lateral derecho, y sacó un centro, el cual Díaz Arce bajó de pecho definió con un tiro de derecha. Al 70, el Firpo consumó la remontada: Toro abrió la jugada por la banda derecha, donde Chema Batres corrió hasta el área rival; ahí habilitó a Celio, y éste sentenció el 2-1 con toque suave para la alegría de la furia pampera en el estadio Cuscatlán.

El tricampeonato de Firpo se amarró cuando los aficionados usulutecos invadieron la cancha cuando faltaban más de 10 minutos para el final; el árbitro Tomás Herrera García decretó el juego como válido, y la copa regresó a Usulután un  27 de junio de 1993.

VUELVEN LOS TÍTULOS

Ya para 1998, el Firpo le devolvió a su noble afición un titulo más, luego de perder tres finales consecutivas: 1995, 1996 y 1997. Era la tarde para el desquite, ni un solo firpense concebía el perder otra definición liguera ante el FAS, y la final del domingo 31 de mayo de 1998 albergó la revancha de los usulutecos al derrotar 2-0 al FAS. Los santanecos contaban con una delantera endiablada, con Marlon Medrano, Raúl Tito Díaz y el legendario Jorge el Mágico González, que ya estaba en el ocaso de su vida futbolística.

La fortaleza del Firpo también residía en su ataque con figuras como Celio Rodríguez e Israel Castro Franco; los usulutecos terminaron con la mejor artillería de la temporada con 47 goles a favor en 26 partidos disputados. La liga mayor dispuso ese año un sistema de clasificación por grupos, como en 1991, pero esta vez los dos primeros de cada división clasificaron directamente a una final; entonces, toros y tigres terminaron en las primeras posiciones, con 53 y 52 puntos respectivamente, y se vieron las caras en el estadio Cuscatlán para decidir al campeón.

Finales como ésta, cerradas y parejas, se definen cuando aparecen las grandes figuras; eso ocurrió en el minuto 65, cuando Raúl Toro, emblema pampero, acomodó el balón para el cobro de un tiro libre con precisión para crear una parábola perfecta y clavar la primera puñalada para el tigre. Los últimos minutos del partido fueron dramáticos porque ese gol de ventaja no aseguraba el título, y los santanecos tenían la esperanza que el Mágico González pudiera tocar su bola de cristal acompañado por el talentoso Emiliano Pedrozo.

Por ello, a cinco minutos del final, el Firpo buscó dramáticamente el tanto de la tranquilidad; por eso Escobar sacó a Castro y envió a otro delantero con más aire, Abraham la TortugaMonterrosa, quien se convirtió en uno delos cambios más efectivos en la finales salvadoreñas porque al 88 venció a Menéndez con un toque cruzado desde la esquina derecha, y selló el definitivo 2-0. Leonel Cárcamo, quien cumplía 13 años de estar en el club, levantó la copa de campeones, y Julio Escobar borró frustraciones pasadas con su segundo alirón con los pamperos.

CAMBIO DE FORMATO

El sexto título del equipo pampero llegó en 1999 cuando protagonizó junto al FAS una final cerrada, la única que ambos definieron en los penaltis. Las temporadas regulares habían cambiado; en el primer semestre de la temporada 1998-99, se jugó un torneo de copa como ensayo de lo que sería el nuevo sistema de los campeonatos nacionales: una liga de dos vueltas, donde los cuatro primeros clasificados adquirirían un boleto a semifinales.

La Copa CLIMA que se jugó de enero a mayo de 1999, fue el primer torneo corto oficial de la liga mayor; tras dos vueltas, el líder fue el FAS, con 33 puntos, seguido por el Árabe Marte (31), el Firpo (30) y el Águila (27). En las semifinales, el FAS se deshizo del Águila con global de 3-2, mientras el Firpo superó al Árabe Marte con un corto 2-1 en el acumulado.

El 30 de mayo se jugó la cuarta final Firpo- FAS de la década del 90, lo cual transformó ese duelo en un clásico. Mauricio Dos Santos puso en ventaja al cuadro pampero al minuto 12; fue un tanto tempranero que despertó al FAS. El conjunto que entonces dirigía el Técnico Óscar Benítez se lanzó en busca del empate, yalminuto34 tuvo su oportunidad: el juez Migdonio Argueta pitó un penalti contra el Firpo, y el empate estaba casi servido. Entonces llegó un momento de alivio para los pamperos y al mismo tiempo un segundo infame en el folclor tigrillo: el hondureño Miguel el GalloMariano tiró muy arriba, y el balón acabó en las tribunas.

El espíritu del FAS apenas alcanzó para que Jorge Wagner empatara alminuto54, pero ese 1-1 fue inquebrantable por el resto del tiempo reglamentario y los 30 minutos extra. El volante fasista William Renderos mencionó el factor de los penaltis como decisivo en esa final: En el 99, el FAS era el mejor, teníamos controlado el Firpo en el partido, pero ellos aguantaron el resultado, y en los penaltis tenían mejores tiradores; los mejores del FAS estaban en el banquillo.

Raúl Toro, el volante insignia del Firpo, fue el último en lanzar. Si lo convertía eran campeones, y el chileno tenía planeado su lanzamiento: Cuando yo fui a tirar el quinto, mis compañeros me miraron. Tranquilos, que lo voy a meter, les dije. En la semana dela final, yo veía que (el gerente del FAS) Fredy Vega llegaba a los entrenos, y nosotros practicábamos penaltis.
Todos esos días, los tiré ala izquierda; por eso en la final lo pateé a la derecha. El disparo de Toro fue gol, y por eso el capitán pampero, Celio Rodríguez, pudo levantar la copa de la liga mayor. El primer título con el nuevo formato del torneo en El Salvador.

DEDICADO A SERGIO TORRES

El Firpo del Clausura 2000 sufrió para llegar a la cima: al cierre de la temporada regular, acabó en el tercer lugar empatado con tres equipos y se clasificó raspado a la postemporada, pero una vez dentro, pesó su mística. En su llave semifinal, el equipo manudo se enfrentó sin complejos al súper líder Águila, y lo eliminó con un resultado global de 4-2; fue entonces cuando mostró su mejor arma: era un equipo versátil, en el cual todos sus miembros podían golear. En esa serie contra el Águila, marcaron goles el arquero Misael Alfaro (de penalti), el defensa Mauricio dos Santos (con su especialidad, el juego aéreo) y apenas un delantero, el uruguayo Washington Hernández.

El jueves 29 de junio, dos días antes de la final, murió Sergio Torres Rivera, el usuluteco enamorado del fútbol que sacó al club de los puestos de descenso y lo llevó a ser campeón. Tenía 57 años. El plantel dijo que debía asegurar una victoria en honor al ex presidente, y salió a la cancha del Cuscatlán a jugarse la corona contra el ADET, el último combinado con un plantel exclusivamente compuesto por jugadores salvadoreños que llegó a esta instancia.

Tras un empate 1-1 en tiempo reglamentario, consumado con un gol de Mauricio dos Santos para el Firpo y de la Bruja Panameño para el ADET, la corona debía definirse en penaltis. En la primera tanda, el arquero Misael Alfaro, del Firpo, falló su oportunidad; el ADET marcó sus primeros cuatro intentos, y tuvo para aniquilarlo en su quinto disparo, pero el tirador Mario Sigüenza fue devorado por los nervios, y mandó la pelota arriba de la meta.

Luego de terminar empatados 4-4 la primera ronda de ejecuciones, se fueron a muerte súbita; en el octavo cobro, el meta de los venados, Miguel el Mudo Montes, le atajó el tiro al firpense Leonel Cárcamo Batres, y dejó la posibilidad del título en Wílber Martínez, pero éste también falló. Como el ADET perdonó tanto, el Firpo tomó ventaja cuando en la duodécima tanda Raúl Toro anotó su penalti y Misael Alfaro detuvo el de Panameño; fue el decisivo, el que le dio a Usulután su séptima y última corona.

Luego de conseguir en el 2000 su última corona, los pamperos del Firpo atravesaron un tremendo bache que los mantuvo alejados del título del fútbol salvadoreño. En el Apertura 2001 perdieron la final 2-1 ante el Alianza; en el Clausura 2003 cayeron ante el San Salvador por 3-1 en tiempo extra, y en el Clausura 2005 volvieron a ser derrotados, esta vez frente al FAS, por 3-1.

No fue hasta el Clausura 2007 que lograron sobresalir. Luego de realizar una irregular primera vuelta, bajo el mando de Leonel Cárcamo Batres, la directiva pampera decidió contratar al argentino Hugo Coria, quien le dio un giro de 360 grados al equipo y lo mandó al primer lugar en la segunda vuelta.

Los pamperos mostraron una mejor actitud futbolística, siendo los claros favoritos al título. Se vieron las caras con el Águila en las semifinales. El primer duelo lo ganaron los toros 2-0 en San Miguel, gracias a los goles del argentino Fernando Leguizamón al minuto 23 y 50; tenían medio pase en mano. Luego la semifinal de vuelta se realizó en el estadio Cuscatlán, un 24 de junio de 2007, donde Firpo perdió 3-1 ante el buen momento de los emplumados.

La suerte parecía del lado del Águila, necesitaban remontar un marcador de 2-0 en contra. Águila ganaba 3-0 y estaban en la final frente al Metapán, que había dejado en el camino al Once Municipal.

El buen juego que habían mostrado los aguiluchos se acabó cuando Fernando Leguizamón puso al minuto 70 el marcador 3-1 final, gol que le permitió a los pamperos meterse en la final; gracias al global 3-3, ya que el Firpo terminó primero en la tabla de clasificación y ganó el derecho de estar en una final luego de mucho tiempo.

Firpo estaba en una final nuevamente, esta vez con el Isidro Metapán. El partido se desarrolló muy triste, con pocas llegadas claras a ambos marcos, y concretamente con poco nivel de juego por ambas escuadras. Los noventa minutos terminaron y el marcador era 0-0, así que se fueron al tiempo extra. Al término de los primeros quince minutos el marcador no se movía. La historia cambio en los últimos segundos del tiempo extra: Fabio de Azevedo, quien había sido inscrito en lugar del lesionado Marcos Portillo antes de las semifinales, le amargó la tarde al Firpo, pues convirtió el gol del título para los metapanecos, con un derechazo de fuera de área que venció al arquero Fidel Mondragón.

La afición pampera no lo podía creer, pues en segundos el Metapán le había robado la tan ansiada octava corona; cuando todo mundo creía que el título se definiría por la vía de los penales. Firpo dejó escapar una corona más, por una desconcentración en los últimos minutos de juego. Ya van cuatro finales perdias al hilo, pero la afición pampera sigue ilusionada con volver a disfrutar las alegrías que les regaló el equipo manudo en los 90s, su década de oro. / REDACCION  EL GRÁFICO
ÚLTIMA JORNADA