ESTAMBUL, TURQUÍA. El centrocampista internacional portugués Raul Meireles, del Fenerbahe de Estambul, ha sido sancionado con una suspensión de 11 partidos y una multa de 8.420 euros por agredir a un árbitro en Turquía, informa este viernes el diario turco Hürriyet.

 

El comité disciplinario de la Federación Turca de Fútbol ha impuesto a Meireles esa sanción por "escupir al árbitro" y haberle hecho "señales insultantes", según reza la decisión.

Los hechos ocurrieron el pasado 16 de diciembre durante el derbi estambulí entre el Fenerbahe y el Galatasaray, club que también fue multado por el "mal comportamiento" de sus seguidores.

Meireles niega las acusaciones, sobre todo la del escupitajo, y asegura que el gesto que hizo, si bien era de enfado, no tuvo intención de señalar la supuesta homosexualidad del árbitro, uno de los insultos más comunes que la hinchada turca dedica a los colegiados.

El Fenerbahe ha hecho público en su web un comunicado en el que califica de "injusta e infundada" la decisión de la Federación y anuncia su intención de recurrirla.