MADRID, ESPAÑA. Un total de 21.000 aficionados del Atlético de Madrid, según datos oficiales de los tornos de acceso al estadio Vicente Calderón, facilitados por el club, aclamaron hoy a los futbolistas y el cuerpo técnico en el último entrenamiento previo al derbi de esta noche contra el Real Madrid en el Santiago Bernabéu.

Diez horas antes del comienzo de ese encuentro, el equipo recibió todo el apoyo de sus seguidores, que abarrotaban la grada baja lateral y el fondo sur del campo, en el que se debió habilitar más espacio para los seguidores, con la apertura del primer y segundo anfiteatro del estadio, también poblado por muchos aficionados.

"Alirón, alirón, el Atlético es campeón" o "Atleti, echarle huevos". Así recibieron los miles de hinchas a los jugadores y el cuerpo técnico, encabezado por el argentino Diego Pablo Simeone, al que también alentaron con el clásico Ole, ole, ole, Cholo Simeone cuando todos ellos saltaron al césped para un suave entrenamiento.

No paró de animar la afición. El delantero colombiano Radamel Falcao grabó la imagen de la grada instantes antes del comienzo de la sesión en el estadio Vicente Calderón. Luego preguntó cuantos seguidores habían acudido para apoyar a su conjunto a un empleado del club antes de retirarse al vestuario tras el entrenamiento.

La respuesta de los seguidores desbordó las previsiones del club, que primero había habilitado la grada baja lateral y el fondo sur para que se ubicara el público, pero que posteriormente tuvo que abrir también parte del fondo norte y el primer y segundo anfiteatro de lateral para que entraran todos los aficionados.