PARÍS, FRANCIA. El centrocampista del Barcelona Xavi Hernández lamentó el gol encajado ante el París Saint Germain a última hora que puso el marcador en el empate final (2-2), en un partido que "salió caro", por las lesiones, al equipo español.

"La pena ha sido ese gol, ese detalle final. El partido estaba controlado. Nos ha faltado eso al final aunque este resultado igual lo hubiéramos firmado al principio. Pero el sabor es agridulce por ese tramo final. También mal por las lesiones de Javier Mascherano y Leo Messi. Nos ha costado caro por las lesiones", analizó el capitán del Barcelona.

Xavi lamentó las lesiones, pero mostró su confianza en la plantilla. "Son muchas bajas, pero hay equipo suficiente y vamos a ser competitivos en casa. Esperamos que haya un ambiente como el del Milán", destacó.

El centrocampista español prefirió no profundizar en el papel del árbitro. "El primer gol nos han dicho que es fuera de juego y no hay nada más. Son detalles, aunque son decisiones que nos han perjudicado. Espero que en casa no nos perjudiquen y sean justos", apuntó Xavi.

"El Barcelona saldrá al ataque en el partido de vuelta y a tener la posesión como siempre. Es un buen resultado pero nos vamos con la pena de no haber logrado ganar", concluyó.