Foto por

1 de 2
SAN SALVADOR. La selección salvadoreña resintió la ausencia del volante William Osael Romero, quien no participó de la Copa Centroamericana de Naciones de la UNCAF por asistir a un campamento en Turquía, pero  al final no recibió ninguna oferta atractiva en el viejo continente. Ahora, el volante se convierte en la principal carta en la creación ofensiva del equipo cuscatleco.

Según adelantó el timonel de la azul y blanco, Agustín Castillo, la llegada de Romero le permite tener opciones en ataque, ya que considera que podría usarlo como único volante creativo o darle más proyección en ataque.

A criterio de Romero, el duelo ante Paraguay es de mucha motivación, por el calibre de la selección a enfrentar.  “No hay duda que será un partido muy motivante, no sólo para mí, sino para el resto de compañeros, sabemos que es una buena selección, y estamos conscientes de que tenemos una gran responsabilidad dentro de la cancha, donde tenemos dar lo mejor de nosotros”, mencionó Romero.

El ahora volante del Alianza destacó que a pesar de no haber participado en los partidos anteriores, está muy al corriente del buen rendimiento que refleja el equipo nacional. “He visto los partidos anteriores y se nota una mejor actitud del grupo, se han hecho bien las cosas y queremos seguir en esa línea, esa es mi meta, y espero acoplarme con los compañeros, con quienes ya me conozco bien”, señaló.

Osael no ha dudado en ponerse a disposición de la idea que pretenda implementar el técnico Castillo. “El grupo ha venido trabajando bien por eso el profesor sabrá quienes serán los once que arrancarán la decisión que tome será bien recibida por todos. Yo estoy a las órdenes del técnico y todo el grupo tiene la misma mentalidad”, subrayó.

“Cada día uno aprende más, las cosas son así, como jugadores nos proponemos objetivos y nos mentalizamos en hacer las cosas de la mejor manera dentro de la cancha”, finalizó.