Todas estas variables no son de hoy ni de este torneo, se vienen implementando desde hace una
década.
Emiliano Pedrozo
Panelista de Gente de Primera
El equipo de  Opico fue el primero en empezar la pretemporada, hizo pocas incorporaciones en puestos clave y realizó varios duelos amistosos.

Este presente está catalogado como sorpresa para muchos, pero recordé algo que me había dicho 10 años atrás Rodrigo Lagos, que fue jugador del Juventud en la liga de ascenso y que  después  tuvo una oferta para jugar en primera que al final rechazó.

Le pregunté por qué y me contó que no le interesaba dejar a un equipo que le había abierto las puertas cuando nadie confiaba en él,  que  le cumplió siempre con lo acordado, que lo trató con un respeto poco conocido en los equipos de la primera división, que tenía  escuelas infantiles  y posee un presidente que, lejos de ser cara visible, trabajaba desde la sombra para que el equipo caminara de cara al futuro.

Hoy ese futuro es el presente. Si bien sólo van cuatro fechas, el buen juego que le inculca su entrenador de siempre a aquellos  niños de las escuelas que ahora están en selecciones nacionales y  a jugadores que pasaron por equipos de los llamados grandes.

Es un equipo que no es noticia por reclamos  salariales, algo común en nuestro medio. Todas estas variables no son de hoy ni de este torneo, se vienen implementando desde hace una década y ojalá se mantengan.