Foto por

1 de 2
HOUSTON, TEXAS. La última jornada de la primera mitad de la liga de la NBA, previa al merecido descanso del Fin de Semana de las Estrellas, tuvo como grandes protagonistas al legendario Michael Jordan, al alero LeBron James y al escolta Kobe Bryant.
 
Jordan, en entrevista realizada a través de la cadena NBA TV con motivo de su 50 cumpleaños el próximo domingo, se atrevió a decir que se quedaba con Bryant como número uno por haber ganado cinco títulos de liga y James sólo uno.
 
Aunque Jordan "matizó" que James tendría todavía la posibilidad de ganar cinco o más títulos, su valoración tuvo la respuesta inmediata por parte de la estrella de los Heat de Miami, que en el apartado dialéctico fue de "indiferencia" completa con un "no me importa nada lo que diga Jordan ni ustedes los periodistas", y luego en el campo con una actuación brillante.
 
James volvió a ser el líder que guió a los Heat al triunfo a domicilio por 100-110 ante los Thunder de Oklahoma City, sus rivales de las pasadas Finales de la NBA, y barrerles la serie de los dos partidos que han disputado esta temporada.
Todo lo contrario de lo que le tocó vivir a Bryant, que vio como su equipo de Los ngeles Lakers fue barrido del campo del Staples Center por sus vecinos de los Clippers, que les ganaron por paliza de 125-101 y reivindicaron su nuevo reinado en la ciudad californiana.
 
James brilló de nuevo en todas las facetas del juego al aportar un doble-doble de 39 puntos, 12 rebotes y siete asistencias, no dio opción a los Thunder a conseguir la victoria y perdieron por sexta vez consecutiva ante los Heat.
 
El alero estrella de los Heat (36-14) volvió a superar los 30 puntos por séptimo partido consecutivo, pero no pudo tener también un 60 por ciento de acierto en los tiros de campo y rompió su propia racha y mejor marca de la NBA de haberlo conseguido en seis encuentros seguidos.
 
El pívot Chris Bosh aportó también un doble-doble de 20 puntos y 12 rebotes, que ayudaron a los Heat a conseguir séptimo triunfo consecutivo en la competición global, la mejor racha ganadora en lo que va de temporada, y el sexto seguido en los enfrentamientos ante los Thunder desde las pasadas Finales de la NBA.
 
Mientras que los Thunder empataron la mayor desventaja permitida esta temporada después que el pasado mes la establecieron en la derrota ente los Nets de Brooklyn, también en su campo.
 
Junto al alero Kevin Durant, que falló los siete primeros tiros de campo, pero aportó 40 puntos y ocho rebotes, sólo el base Russell Westbrook le dio apoyo en el ataque al conseguir un doble-doble de 26 puntos, 10 asistencias y perdió seis balones.
Los Heat como equipo tuvieron un 47 (41-88) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 38 (11-29) de triples, comparados al 44 (32-73) y 23 (3-13), respectivamente, de los Thunder, que capturaron 35 rebotes por 46 del equipo de Miami.
 
Los Thunder (39-14) sufrieron la segunda derrota consecutiva por segunda vez en lo que va de temporada y en ambas ocasiones han sido los Heat los culpables de las mismas.
 
Mientras el comisionado de la NBA, David Stern, comenzaba en Houston lo que sería su última inauguración de actividades en un Fin de Semana de las Estrellas, en Los ngeles, el base Chris Paul, el mismo al que le negó que llegase a los Lakers, ahora como estrella de los Clippers, fue el líder que guió a su equipo a un triunfo contundente y "humillante" para sus vecinos.
 
Paul aportó un doble-doble de 24 puntos y 13 asistencias, mientras que el ala-pívot Blake Griffin consiguió 22 puntos, incluidos 18 en el primer cuarto, cuando el partido ya se decantó a favor de los Clippers, que consolidaron la nueva supremacía en Los ngeles.
 
La exhibición de Paul dejo también en evidencia al base canadiense Steve Nash, el gran fichaje de los Lakers durante el verano, junto con el pívot Dwight Howard, que sigue sin encajar en el esquema de juego del entrenador Mike DAntoni, que tampoco puede cambiar la racha perdedora del equipo aunque llegó para hacerlo de inmediato tras el despido de Mike Brown.
 
El veterano base Chauncey Billups anotó cinco triples y consiguió 21 puntos que lo dejaron como el tercer máximo encestador de los Clippers (39-17), que nunca estuvieron abajo en el marcador y ganaron el cuarto partido consecutivo.
Los Clippers, que anotaron 16 triples de 30 intentos, también llegan al descanso del Fin de Semana de las Estrellas con una serie ganadora ante los Lakers por primera vez en 20 años después que los han derrotado en los tres partidos que esta temporada llevan disputados entre ellos.
 
Mientras que los Lakers siguen echando en falta la presencia del ala-pívot español Pau Gasol baja por seis semanas tras sufrir una rotura amplia y parcial en la fascia del pie derecho, por la parte trasera.
 
Sin Gasol, Bryant todavía no se entiende con Nash y Howard y su aportación de un doble-doble de 20 puntos y 11 asistencias no impidió la derrota de los Lakers (25-29), la sexta en los últimos 10 partidos disputados, que los deja décimos en la Conferencia del Oeste, fuera del grupo de los ocho primeros que tienen acceso a la fase final.