Descarga app
Descarga app

Selecciones

Israel: “Sólo tengo elogios para los jugadores”

El actual técnico del Libertad paraguayo, en cuya sede se disputará el juego internacional entre Paraguay y El Salvador, alabó la labor que está realizando el peruano Agustín Castillo al frente de la selección cuscatleca.

5 de Febrero de 2013 - Paul Zelada


Instagram



Lo más compartido

PARAGUAY. El ex seleccionador del combinado salvadoreño, el uruguayo Ruben Israel, había indicado que no daría declaraciones a ningún medio informativo tras un cruce de declaraciones entre él y el técnico del equipo Cerro Porteño, Jorge Fossati, por el resultado de un amistoso; pero al pasar por la zona mixta, previo al entreno, reconoció nuestras credenciales y sin tanto protocolo decidió citarnos al día siguiente para evitar malos entendidos con el resto de periodistas.

¿Viene Jaime Alas? ¿Cómo está Víctor Turcios? ¿Qué ha pasado con Fito (Zelaya)? ¿Sigue Carlitos Choto (el utilero de la azul y blanco)? Fue la bomba de preguntas que nos lanzó Israel al encontrarnos en la sala de prensa del club liberteño. Tras responder sus interrogantes, vinieron las nuestras, con la advertencia de que había poco tiempo.

Un título al final del año, ¿cómo valoró el trabajo de 2012?
Fue una segunda parte del año bastante intensa también. Tuve la alegría de volver al club donde ya habíamos logrado cuatro títulos; realmente lo siento como mi casa en toda América. Fue una alegría volver y salir campeón en un torneo muy disputado, donde estuvimos muy rezagados, lo que hizo que el título fuera muy festejado. Lo hicimos con una nueva camada de jugadores del club, con pocos jugadores de experiencia; eso fue lo que potenció más el nivel competitivo de la institución, que da mucha atención a las fuerzas básicas. Nosotros sacamos provecho de ello y logramos un campeonato brillante que nos metió en Copa Libertadores y en Copa Sudamericana.

Practicamente, por lo que leímos tuvo que rearmar un plantel en poco tiempo
Cuando vine al club faltaban unos 10 días para iniciar el torneo, se habían ido 11 jugadores que eran habituales titulares, el secreto fue que en 2007 y 2008 vi y ascendí a muchos de estos jóvenes, con quienes salimos ahora campeón, confié en el potencial humano que tenían algunos que estaban a préstamo o en la reserva, pero por la cantidad de extranjeros que estaban en el equipo tenían pocas opciones de destacar; cambiamos la idea que se tenía al respecto y se le dio más oportunidad a los chicos, el resultado fue muy favorable.

¿Usted siempre ha apostado por lo jóvenes?
Siempre he trabajado igual, en El Salvador, Colombia, Chile, Uruguay. Siempre he creído en la lealtad al trabajo que desempeña el entrenador, de honrar su labor día a día, siempre busco incorporar jugadores jóvenes, son grandes motivadores en cualquier grupo, creo que necesitan integrarse porque ese espejo de los jugadores maduros tiene que ser ahora y no en el futuro. Gracias a Dios en todos los países me ha ido muy bien. Al honrar el trabajo, se honra la honestidad. Lo hice en la selecta y lo hago acá, Dios me ha bendecido por eso.

¿Se le exigió un título a su llegada?
No hubo exigencias alguna por la situación en la que estaba el club, se habían ido muchos jugadores.  Tuve pocas horas de trabajo y el único sueño que había por parte de la directiva era buscar un lugar en el repechaje de la Copa Libertadores de América, con eso nos dabamos por cumplidos, al lograrlo nos sentimos satisfechos. Luego se dio la oportunidad de buscar algo más en las últimas fechas, pero tuvimos que hacer un gran esfuerzo para remontar 11 puntos de desventaja, lo logramos en la última jornada y eso fue muy motivante. Reorganizamos un  plantel que estaba desmembrado por la ida de tanto jugador.

¿El cierre del año contrastó con lo vivido a la mitad del mismo?
Fue un año brillante en todos los aspectos, el tiempo en la selecta fue memorable, hermoso, inolvidable. Jamás me podré olvidar de la selección ni del pueblo salvadoreño dentro y fuera de las fronteras. Fueron 16 meses únicos e irrepetibles, que guardaré por siempre en mi corazón. No fue tormentoso, fue un año donde no se culminó un proceso que inició muy bien, pero a veces la vida es así, yo he elegido quedarme con los mejores momentos de la selecta y de El Salvador para el resto de mi vida.

¿Qué análisis hace del trabajo hecho en El Salvador?
Era una situación bien clara. En lo deportivo me veía avanzando permanentemente, los resultados marcaban las mejoras, históricamente, en todos los ángulos. Cambié la influencia del recambio por los jugadores jóvenes. Me veía peleando una situación favorable en el hexagonal, más allá del empate histórico en Costa Rica. Sabíamos que México estaba por arriba de El Salvador, de todo CONCACAF y posiblemente de América del Sur;  el rival directo eran los ticos y sacamos un empate valioso en su campo. Después de muchas décadas que no se marcaban goles hicimos dos, sacamos un punto. Contra México fue un partido memorable, los muchachos les jugaron de igual a igual y una injusta equivocación del juez nos privó del empate. Lo que se deterioraba permanentemente y de forma constante era la relación FESFUT-INDES y yo estaba en medio de ese conflicto, hasta que opté por quitarme de ahí.  No quería aumentar las diferencias, sólo decidí salirme de un conflicto, que algún día el fútbol salvadoreño tendrá que afrontar.

¿Dejó algo positivo en usted haber dirigido a El Salvador?
Yo lo volvería a vivir mil veces, me dejó el encanto de dirigir una selección, de aprender mucho a ese nivel (Copa Oro, amistosos internacionales, eliminatorias mundialisas, etc.), formarme como profesional y persona, conocer un pueblo inolvidable por un amor por su selección, un grupo de jugadores donde sólo tengo elogios para ellos y el mejor de los recuerdos fue una experiencia de haber vivido. Tengo la tranquilidad de ver a un El Salvador, hoy en día con un gran cuerpo técnico, con un señor entrenador como lo es el profesor (Agustín) Castillo, al que tuve el gusto de conocer y conversar con él, hasta la posibilidad de trabajar juntos en algún momento, sé que él sabrá sacar provecho de los recursos que tiene el país para volverlo a ubicar en el sitial donde estaba. La selección ha dado muestras que ha iniciado un proceso serio y muy capaz. Estamos en paz y yo por eso me siento muy feliz.

¿Cuál es su valoración del futbolista salvadoreño?
Siempre insisto que el jugador salvadoreño tiene un potencial ilimitado, un amor profundo por su selección, yo sé como los hace vibrar esa camiseta, tienen toda la capacidad para jugar en cualquier parte del mundo, pero falta más formación en fuerzas básicas. La contención desde sus fuerzas básicas hasta que es profesional, referente a su sueldo, cuidados, procesos, etc. Tienen que ser atendidos para ser potencia en Centroamérica.

A su llegada a la selección se topó con acusaciones de amaños por parte de algunos jugadores de experiencia, tras eso no fueron convocados nuevamente a la azul y blanco.
Estando en el país nunca le dije a un jugador que estaba fuera porque tenía la sospecha de algún amaño. Los jugadores que entraron o salieron fue más que todo porque estábamos en un proceso de recambio generacional. Cuando salió algún jugador histórico fue para darle paso a un joven, que tenían otra cualidades. Yo apuntaba un proceso de cuatro años, al hacer cuentas esos jugadores iban a llegar muy veteranos, por eso refresqué al plantel en todos los ámbitos.

¿Pasó el interés de importar jugadores salvadoreños a Paraguay?
No. Sigo interesado en traer a jugadores salvadoreños, pero en el club Libertad el trabajo de fuerzas básicas es fabuloso, entonces es una cantera inagotable de jugadores. Lo que seguiré tratando es que alguno venga a jugar, sé que es abrir una puerta para el fútbol salvadoreño y creo que es un apoyo al jugador cuscatleco que tanto me dio.

¿Cómo digirió la eliminación salvadoreña en la eliminatoria?
No lo digerí… (breve silencio), no lo digerí… (respira de manera profunda), lamento mucho esa situación por el pueblo salvadoreño, pero mejor lo cortamos ahí. Gracias.

Más comentadas

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios

blog comments powered by Disqus