A poco menos de tres meses para estar en nuestra primera competencia sub 20 a nivel mundial, se le viene un reto grande al profesor Mauricio Alfaro y sus pupilos, ya que deben prepararse muy bien, hacer un buen papel y no tomarlo como una experiencia más.

Servirá como experiencia, pero ahora con tanta tecnología podemos saber de nuestros rivales y saber qué jugadores tienen, qué cualidades técnicas manejan mejor, sin son rápidos, si manejan bien el juego aéreo, tantas cosas que les pudiera seguir  mencionando, pero todo esto es responsabilidad de los dirigentes de nuestra federación para poder darle buenas armas al cuerpo técnico.

Les menciono esto porque los países desarrollados manejan todo esto y más, y para no ir tan lejos un día me encontré a Raúl Díaz Arce y le pregunté si estaba de vacaciones en el país, y la sorpresa que me llevé fue que me dijo que la Federación de Estados Unidos lo había mandado a analizar a nuestros jugadores cuando estaba una sub 17 en un premundial; me dije si ellos a nivel juvenil ya nos sacan gran ventaja porque toman en cuenta todas estas circunstancias y nosotros por qué no copiar las cosas buenas que ha hecho este país en poco tiempo.

Creo que el profesor Alfaro debería exigir las mejores armas para ir al Mundial y exigir que se le cumplan por que será el responsable de dar la cara por el país y seguir creciendo como técnico como hasta la fecha lo ha hecho.