Foto por

1 de 2
SAN SALVADOR. El líder FAS intentará esta noche incrementar a 25 los partidos imbatidos en el escenario santaneco, con la finalidad de amarrar de una vez la mitad del boleto a las semifinales del Clausura 2013.

El registro de imbatibilidad en casa que ostenta en la actualidad el plantel asociado pulverizó su anterior marca que era de 20 partidos sin perder impuesta entre el Apertura 2002 al Apertura 2003 bajo la tutela del estratega peruano, Alberto “Chochera” Castillo.

La última vez que cayó en el estadio Quiteño fue la noche del sábado 10 de diciembre de 2011 en el juego de vuelta de su manga semifinalista ante el Once Municipal al caer 1-2. Esa triste noche tigrilla fue remarcada con los goles del volante mexicano, Pablo Hutt, de penal, y del delantero jamaicano Sean Roy Fraser.

Hasta el momento, los tigrillos han firmado 24 encuentros de liga sin perder en el estadio santaneco, sumando por ahora 16 victorias y ocho empates a lo largo de tres torneos cortos, marca que comenzó a fraguar en la fecha dos del Clausura 2012 cuando empató a un gol ante el Isidro Metapán el sábado 14 de enero de 2012.

“No nos afecta para nada (la racha) porque la mentalidad nuestra cada vez que entramos a la cancha es hacer bien nuestro trabajo”, aseguró el argentino Alejandro Bentos.

El atacante gaucho aseguró que “si bien es cierto se habla mucho de ese récord, hay que recordar que en lo personal he vivido muchas rachas positivas en casa, pero que eso pasa a segundo plano si al final no lográs alcanzar la corona como nos pasó en el 2003 cuando terminamos invicto las dos vueltas de clasificación y el Firpo nos ganó en semifinales”, recordó el atacante sureño en alusión a los 13 triunfos y cinco empates que alcanzaron en el Clausura 2003.

MENTALIZADOS
Esta noche será el turno del UES quien buscará terminar con esa racha positiva de los tigrillos. “Sabemos nuestra responsabilidad de buscar salir con un triunfo del Quiteño, pero no hay que olvidar que nos llega un rival herido”, dijo Williams Reyes.

Las palabras del goleador ceibeño tuvieron eco entre sus compañeros y el cuerpo técnico quienes coincidieron en que el UES será por naturaleza un rival duro de roer por la necesidad con que llega.

Al respecto, el técnico William Osorio dijo que “la marca que estamos imponiendo en casa te llena de orgullo, pero también de mucha responsabilidad. Se ha manejado ese tema de manera interna de una forma sutil”, recalcó el timonel.

Osorio destacó la importancia del juego y agrego: “ Creo que se han hecho bien las cosas porque luego de 10 fechas sólo hemos perdido un partido fuera del Quiteño y hemos sacado valiosos triunfos fuera de casa. Eso habla bien del trabajo que estamos haciendo. Ojalá mañana (hoy) tengamos un buen marco de aficionados para celebrar bien esta Semana Mayor.”