VALENCIA, ESPAÑA. El Levante dio un paso de gigante hacia los octavos de final de la Liga Europa con una victoria contundente ante el Olympiacos que entrena el español Míchel, al que desbordó a base de juego e intensidad en un partido que el equipo griego disputó con diez desde la media hora del primer tiempo.

Todo transcurrió como quería el Levante, que marcó pronto, dispuso de dos penaltis en la primera parte de los que sólo aprovechó uno, vivió la expulsión de un rival y consiguió que el encuentro transcurriera por los derroteros que más le interesaban.

El Olympiacos, por su parte, tuvo muchas adversidades, pero también muy poca profundidad, hasta el punto de que su primer remate a gol llegó cuando el marcador ya era de 3-0.

La primera parte, que fue muy intensa con goles, penaltis y expulsiones, decantó el partido a favor del equipo español que encauzó pronto el partido con un magnífico gol de Pedro Ríos, tras un gran recorte dentro del área.

Se llevaban diez minutos de juego y hasta entonces había mandado el conjunto local, que tras el gol cedió algo de terreno, lo que permitió al Olympiacos hacerse con el centro del campo, aunque sin conseguir aproximarse a la meta del costarricense Keylor Navas, habitual en la meta levantinista en los partidos europeos.

El Levante encontraba los espacios para desbordar a la defensa del conjunto griego y en una de esas penetraciones, el lateral Pedro López fue derribado en el área por Abdoun, que fue expulsado con roja directa.

La jugada llegó cuando se cumplía la media hora de juego y ante la sorpresa de la afición local, Martins tiró el penalti y lo falló.

Esta circunstancia no desmoralizó al Levante, que mantuvo su línea de juego ante un rival con diez, que antes del descanso fue castigado con un nuevo penalti cometido también sobre Pedro López.

El Levante cambió el lanzador y Barkero, el habitual, no falló, lo que llevó el encuentro al descanso con 2-0 en el marcador, sin que el equipo local hubiera sufrido y con el Olimpiacos limitado al manejo de balón sin profundidad de Fejsa y Paulo Machado en el centro del campo.

El segundo tiempo empezó con la misma dinámica, ya que el conjunto entrenado por Míchel mantenía el balón ante un Levante que esperaba su oportunidad. La tuvo a la contra en un magnífico pase de Barkero a Martins que puso el 3-0 en el marcador (m.56). Sólo después de ese gol en una falta rematada por Fejsa y cabeceada al larguero por Manolas en el córner posterior, tuvo el Olympiacos su primera oportunidad de gol en todo el partido.

Con el 3-0 en el marcador, el Olympiacos jugó más cerca de la portería local, aunque sin crear situaciones claras de gol y con el riesgo de que el Levante le volviera a sorprender al contragolpe.

El Olympiakos tuvo su segunda oportunidad en el minuto 87, en un remate al poste de Djebbour cuando el Levante ya pensaba más en aguantar el 3-0 que en correr riesgos en pos del cuarto gol con el riesgo de poder recibir un gol que le habría hecho daño.

Ficha técnica:

3 - Levante: Keylor Navas, Pedro López, Héctor Rodas, David Navarro, Juanfran, Diop (Míchel, m.61), Iborra, Pedro Ríos (Valdo, m.67), Barkero, Rubén y Martins (Acquafresca, m.82).

0 - Olympiacos: Megyeri, Maniatis, Manolas, Contreras, Holebas, Modesto (Greco, m.46), Fejsa, Abdoun, Paulo Machado (Fetfatzidis, m.75), Viachodimos (Mitroglou, m.59) y Djebbour.

Goles: 1-0, m.10: Pedro Ríos. 2-0, m.40: Barkero, de penalti. 3-0, m.56: Martins.

Árbitro: Manuel Grfe (GER). Amonestó por el Levante a Pedro Ríos, Diop y Rubén y por el Olympiacos a Abdoun, Modesto, Manolas, Holebas y Djebbour. Expulsó con roja directa a Abdoun (m.29)

Incidencias: partido de ida de los dieciseisavos de final de la Liga Europa disputado en el estadio Ciutat de Valncia ante más de 14.000 espectadores, mil de ellos seguidores del equipo griego.