El Juventud Independiente ha hecho méritos para estar en los primeros puestos.
Eduardo de la O
Periodista de EL GRÁFICo
No por gusto escaló la fecha pasada hasta el subliderato y es para hoy rival duro de vencer para el emproblemado canario, Once Municipal. Se trata del Juventud Independiente, que más que una sorpresa para este Clausura 2013 es un fuerte candidato para dar la campanada.

En sus primeros tres partidos, complicó al Alianza al empatarle sobre lo último; luego goleó al Metapán actuando de local, y de visita fue contra  el Santa Tecla, ante quien empezó perdiendo, pero ganó.

Con esos resultados, el representante de Opico ha subido hasta los primeros puestos y aunque esto puede cambiar de un momento a otro, por ahora, es digno de reconocerse.

Tanto como lo es el subrayar el conocimiento técnico del profesor Ramón Sánchez respecto a los jugadores con los que cuenta y, por otra parte, la sensatez de la directiva a la hora de realizar las contrataciones y garantizar el pago del plantel de forma seria.

Tras ese primer equipo también están el envidiable proyecto de fuerzas básicas, equipo femenino y una reserva lo suficientemente comprometida para aportar jugadores al primer equipo que sienten la camiseta como propia.

El camino aún es joven para el cuadro rojo y el resto de contendientes, pero si la constante a pesar de los tropiezos es mantener la regularidad, lo mejor que pueda pasar es que al final de las 18 vueltas tengamos al “Juve” peleando su primera semifinal en primera; por antecedentes no debería de ser una sorpresa.