BARCELONA, ESPAÑA. El FC Barcelona ha homenajeado este martes, en el centenario de su nacimiento, a la figura del fallecido Nicolau Casaus, carismático vicepresidente de la entidad entre 1978 y 2003, que ha sido recordado por ex directivos, ex futbolistas y personalidades ligadas al club azulgrana.
 
En un concurrido acto en la Sala París del Camp Nou, al que ha asistido, entre otros, el ex presidente Josep Lluís Nuñez, el Barcelona ha rendido así homenaje a uno de los personajes más relevantes de la historia del club y queridos por la afición culé, que fue nombrado vicepresidente vitalicio durante el mandato de Joan Gaspart.
 
"Es el vicepresidente en mayúsculas que ha tenido nuestro club. Una persona queridísima, el hombre del puro al que todos querían. Solo puedo decir cosas buenas", ha recordado el presidente Sandro Rosell en el arranque del acto.
 
Rosell ha explicado cómo Casaus (Mendoza, Argentina, 1913) es "el hombre que ha dejado la huella más clara de lo que es el barcelonismo, y la gente, cuando habla de él, aún llora".
 
"Este club no sólo se rige por patrimonios físicos. Fue la persona que más inversión hizo en patrimonio emocional, en crear más ilusión por ser del Barça", ha dicho Rosell, quien ha destacado la estela recogida por el nieto de Casaus, el actual vicepresidente del área social del club, Jordi Cardoner. "No estamos sólo para ganar títulos, sino para hacerlo con los valores que nos diferencian".
 
El presidente ha querido agradecer la presencia de Nuñez, quien "demuestra que sigue haciendo de presidente y desarrollando el trabajo que le corresponde a alguien que tuvo el honor de presidir esta entidad".
 
Muy emocionado en algunos momentos, en los que no ha podido evitar romper a llorar, Nuñez ha resaltado que Casaus "hizo de presidente institucional" en muchas ocasiones durante su mandato, un tiempo en el que nunca le vio "enfadado ni enfrentado a nadie".
 
"Fue inmaculado. Cuando se acabó su vida, el mejor recuerdo que puedo tener es que fue muy feliz en el Barcelona. Hizo lo que todos habían soñado, sin traumas, sin enfrentamientos, disfrutando de lo que era la institución y ayudando a crecer al Barça", ha reconocido.
 
El ex mandatario ha comentado sus recuerdos de las dos décadas en los que compartió mandato con Casaus, en una mesa redonda en la que también han participado el ex directivo Jaume Sobrequés, el periodista Enric Bañeres, el ex jugador azulgrana Francisco José Lobo Carrasco, o el presidente del Consejo Asesor del Frum Fundació del Barcelona, Jaume Llauradó.
 
"Fue el papa del barcelonismo, la referencia de todos los barcelonistas", ha comentado Carrasco, mientras que Llauradó lo ha definido como "un patriota del Barça, pues un patriota es esa persona que da todo por su país y él lo dio todo por el Barça".
 
Por su parte, Bañeres ha calificado a Casaus de "un líder de masas, un gran seductor, con una gran elocuencia y muy educado, que por encima de todo quería que ahí donde estuviera el Barça dejara siempre la imagen que todo el mundo reconoce a este club".
 
El homenaje ha finalizado con las palabras de su nieto, Jordi Cardoner: "Este debate nos hace creer que las personas buenas pueden ser recordadas con el tiempo. Tal como dijo él, el Barcelona le había dado fue mucho más de lo que él pudo dar al club".