Foto por

1 de 2
SAN SALVADOR. La derrota por 0-1 del pasado sábado en el estadio Barraza ante  el Alianza ha calado hondo en la interna aguilucha, ya que se  ubica en el sótano de la tabla de posiciones del Clausura 2013 tras aceptar su segunda derrota al hilo,  emulando así lo sufrido en los torneos Apertura 1998, Clausura 2003 y Clausura 2012.

Pero más allá de esta crisis deportiva, lo que no logran aceptar sus propios jugadores es la manera en que se han encarado los últimos cuatro partidos en el Barraza,  donde el Águila ha sumado un solo empate y tres derrotas consecutivas.

“Es difícil como futbolista del Águila digerir esto. Estoy triste y me siento impotente por no poder cambiar nuestra suerte en los últimos cinco partidos donde hemos salido derrotados”, declaró el guardameta aguilucho, Benji Villalobos.

El portero oriental insistió: “Vamos a buscar   cortar esta mala racha ante el Isidro Metapán, el miércoles, en una cancha donde  nunca hemos ganado. Creo que ya es tiempo que ese mito se rompa, pero para ello debemos cambiar la manera en que llegamos. Me sentí mal al ver al estadio Barraza con mucha afición y pagarles de esa manera. Pido disculpas  a nuestra afición por la manera en que hemos jugado y por el mal partido que hicimos ante el Alianza”.

El Águila no disfruta de un triunfo en el estadio migueleño desde el miércoles 7 de noviembre del año pasado,  cuando derrotó 3-2 al Firpo por la jornada 11 del Apertura 2012.

Luego de esa victoria, los emplumados sumaron un empate a un gol en el clásico nacional ante el FAS por la fecha 16 y cosecharon dos derrotas más,  ambas ante el Isidro Metapán y por el mismo marcador, primero  por la fecha 18 y  luego en el duelo de ida de semifinales .

La derrota del sábado anterior ante los albos 0-1) ha sido la tercera de manera consecutiva jugando en el Barraza migueleño.

SIN BRÚJULA

El Águila no  gana su primer partido de local en el Juan Francisco Barraza desde hace varios torneos cortos de liga.

La última vez que el conjunto emplumado debutó con victoria ante su afición fue  en el Apertura 2010, cuando derrotó 2-1 al Vista Hermosa el sábado 7 de agosto de 2010,  con goles del salvadoreño  Ramón Sánchez y del colombiano Gabriel Antero.

Para el zaguero central emplumado Mardoqueo Henríquez las dos derrotas sufridas en el torneo actual ha desatado la alarma en el plantel.

“Un equipo como el Águila no se puede dar el lujo de perder dos partidos consecutivos. La derrota de ayer (sábado) ante el Alianza en casa ha encendido las luces de alarma. Creo que debemos platicar entre nosotros a fin de lograr cambiar este mal camino  con el que hemos iniciado en el torneo”, destacó.

En el Clausura 2011, el Águila inició la liga con una derrota (2-1) ante el Firpo en Usulután,  con gol de Isidro Gutiérrez,  y en la fecha dos empató en el Barraza ante el Atlético Marte (1-1), con anotación del argentino Patricio Gómez  Barroche.

Para el Apertura 2011 empató a dos goles con el Once Municipal de Ahuachapán con tantos de Osael Romero y Glauber da Silva,  para luego perder en Usulután ante el Firpo (2-0).

En el Clausura 2012, los emplumados sumaron su segunda derrota de la liga en el Juan Francisco  Barraza en contra del Universidad de El Salvador (1-3),  con gol de Nicolás Muñoz, luego de caer aparatosamente en Metapán ante los jaguares  con el saldo de 4-1, con solitaria anotación de Shawn Martin.

En el torneo anterior, gozando del cartel de campeones defensores,  los aguiluchos comenzaron la liga con una dolorosa derrota  como locales a manos del Alianza (0-3).

“El miércoles tenemos un difícil partido en una cancha que muchos dicen es maldita para el equipo. Creo que merecimos mejor suerte ante el Alianza, pero en el fútbol gana el que anota goles y no el que los fabrica”, aseguró  Henríquez, consciente de que la situación preocupa y que hay que sumar de a tres.